100 años después se sigue haciendo historia

Lunes de apertura de actos en la Universidad de Murcia

La Facultad de Letras de la Universidad de Murcia, nombra a Enrique Boned como padrino de las fiestas 2015

Fotógrafo: Adrián Ortuño

Fotógrafo: Adrián Ortuño

El pasado lunes 20 de abril del 2015, la Facultad de Letras de la Universidad de Murcia celebró la apertura de sus fiestas, acto que coincidió con la entrega del premio San Isidoro 2015 y el pregón de las fiestas patronales de la misma facultad. La ceremonia estuvo dirigida por Don Pascual Cantos, Decano de la Facultad de Letras, Antonia Martínez, Técnica del Centro de Orientación e Información de Empleo de la Universidad de Murcia, Enrique Boned, ex-jugador del Pozo Futsal y Miguel Zamorano Sánchez, delegado de alumnos de la facultad.

La ceremonia se realizó en el salón de actos de la Merced y estuvo compuesta por miembros del profesorado de la facultad, alumnos, dirigentes y miembros de la delegación de la facultad de letras. La ausencia más destacada fue la del rector de la Universidad, José Orihuela, debido a una reunión con el consejero de la comunidad autónoma.

Miguel Zamorano inició el acto rememorando los 100 años que cumple la Universidad de Murcia. Finalmente, hizo entrega de las pulseras distintivas de la facultad a los miembros de la mesa.

Don Pascual Cantos, tras la intervención de Miguel Zamorano, inició su turno con agradecimientos tanto a aquellos que le acompañaban en la mesa como al público, prometiendo una charla amena y tranquila. Culminó su discurso haciendo referencia al invitado, Kike Boned, del que nombró un amplio repertorio de títulos y méritos logrados por el jugador.

Hay valores innegociables” – Enrique Boned

Antonia Martínez realizó un discurso breve finalizado entre aplausos; seguidamente, llegó el turno de Kike Boned, padrino del acto.

Kike Boned empezó su discurso agradeciendo la invitación, dejando constancia de que para él era todo un honor desempeñar este papel en

Fotógrafo: Adrián Ortuño

Fotógrafo: Adrián Ortuño

las fiestas de la Facultad. “Yo pregonero de la facultad de letras, no soy más que un jugador de fútbol sala retirado”, afirmaba sorprendido el ex-jugador. La intervención de Boned se caracterizó por el enfoque personal que le otorgó, compartiendo experiencias personales, -haciendo especial hincapié en su trayectoria como jugador de fútbol sala-. Según él, los universitarios deben guiarse por los valores de superación, ya que tanto en el deporte como en los estudios es fundamental marcarse objetivos que sólo lograrás alcanzar a través del esfuerzo, la pasión y la entrega.

El fútbol sala es un juego de oportunidades“, aseguraba, haciendo referencia a que estas oportunidades también deben generarse en los estudios, aún más en los tiempos que corren, -los cuales han puesto a prueba a más de uno- . Añade que para él no hay mayor fracaso que el de decepcionarse a sí mismo, haciendo alusión a que “el deporte como la facultad, son duros. Todos tenemos miedo, los del novato, el debutante, ante los exámenes o los partidos. A lo desconocido, al fin y al cabo“.

Una vez concluida la intervención de Enrique se procedió a la correspondiente entrega de la placa distintiva, donde quedaba constancia de su nombramiento como pregonero y padrino de las fiestas. El acto puso fin con estruendosos aplausos y la pertinente sesión de fotos de los participantes.

CC BY-NC-ND 4.0
100 años después se sigue haciendo historia por Roger Daniel García está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas