“A favor” del Club de Debate de la Universidad de Murcia

  • Manuel García Durán es el presidente de la Asociación Club de Debate Universitario de la Universidad de Murcia
  • La asociación surge en 2010 y entre sus objetivos principales encontramos fomentar el manejo correcto de la información y la defensa de la diversidad ideológica
Manuel García Durán. Foto: Facebook Club de Debate UM.

Manuel García Durán. Foto: Facebook Club de Debate UM.

El Debate Académico es el modelo de debate estrella de los hispanohablantes y del ámbito universitario. La cuestión a debatir se conoce con antelación y los equipos que compiten deben realizar previamente una exhaustiva búsqueda de información para defender la postura que les toque. Y es que, en estos debates, un equipo tendrá que argumentar a favor y el otro en contra. En ocasiones, es complicado defender ciertos puntos de vista porque pueden chocar con el pensamiento personal: “Se hace difícil, pero yo creo que ponerte en la situación que no compartes es lo que te da riqueza, e incluso te ayuda a comprender tu propia posición”, reconoce García.

La Asociación Club de Debate Universitario de la Universidad de Murcia surge en el año 2010. Manuel Paredes, antiguo integrante del club, se entera del alza del Debate Académico en las universidades de Madrid, reúne a un grupo de alumnos y deciden probar suerte: “Cuentan la anécdota de que se apuntaron a un torneo que hacen en el CEU, en Madrid. Llegan y no se saben el reglamento del Debate Académico. Empiezan a debatir, como lo podemos hacer cualquiera, pero fuera del reglamento. Los penalizan en todos los debates, pero les dan un premio como el equipo revelación porque, a pesar de no estar metidos en el tema del reglamento, ganan bastantes debates”, relata García.

Un presidente integrado en la Universidad de Murcia

Manuel García está cursando actualmente el último año del Grado en Derecho de la Universidad de Murcia. Además de su activa participación en el Club de Debate, García ha estado ligado a su delegación de alumnos, por lo que conoce los entresijos de la institución. Reconozco que empiezo la entrevista de forma muy directa cuando le pregunto su opinión sobre nuestra universidad. No puede evitar reírse: “Empezamos fuerte, pero está muy bien, es fantástico”, comenta. “En general, tengo una buena opinión de la Universidad de Murcia. […] Lo que pasa es que, siendo de la delegación, soy muy crítico”, admite. Considera que la burocracia y la lentitud administrativa afean la vida universitaria: “La universidad muchas veces es muy rígida administrativamente”, asevera.

En la Universidad de Murcia existen numerosos colectivos y asociaciones que trabajan cada día para hacer de la institución un lugar mejor y enriquecedor. García, que también destaca la entrega de las delegaciones de alumnos, lo tiene claro: “La universidad, para ser de una región que en teoría es pequeña, está creciendo; y más que nada es por el capital humano, que es muy bueno”, apunta. Si bien, esta labor diaria no termina de llegar correctamente al alumnado, en parte porque la universidad “no le da suficiente importancia a lo que hacemos en las asociaciones o en las delegaciones de alumnos, y eso es básico”, lamenta.

García Durán entra al club en 2012, en su primer año de universidad. Lo descubrió en el inicio del curso y decidió indagar un poco más: “En las jornadas de iniciación comentaron algo de un club de debate; me dije: ‘puede ser interesante’. Y de esa frase a la pasión que hay ahora…”, recuerda. Manuel Paredes dejó de ser universitario y él cogió el mando. Es presidente desde el año pasado por la inercia de la pasión y la constancia dentro de la asociación, porque como él mismo reconoce “no había nadie más [que pudiera hacerse cargo], por lo que no hubo un proceso como tal”.

Un método de aprendizaje

Es fácil pensar que en estos debates gana el equipo que maneje mejor la palabra. Sin más. Pero lo cierto es que no es así. El jurado, además de valorar lo que se dice y cómo se dice, se fija también en los gestos, en la seguridad al hablar o en cómo se explican los gráficos: “En el reglamento de los torneos de debate hay como un 60 % de fondo y un 40 % de forma. La forma se cuida muchísimo en el sentido de cómo se usan las manos, de que no te tiemble el cuerpo, que no des paseillos por la sala innecesarios, las enumeraciones…”, apunta.

Logo del Club de Debate de la Universidad de Murcia. Foto: Twitter Club de Debate UM.

Logo del Club de Debate de la Universidad de Murcia. Foto: Twitter Club de Debate UM.

El Club de Debate actúa también como ente formador de oradores. Cualquier alumno puede inscribirse y participar en estos cursos que ofrece la asociación. Hoy en día vemos cómo vencen los discursos populistas y vacíos. Recuerdo ahora a Platón y su rechazo tajante a los sofistas, a los que consideraba personas que solo buscaban persuadir con palabrería barata. “Últimamente hay muchos vendedores de humo, en todos los bandos, sin hablar de nadie en concreto; dicen lo que la gente quiere oír”, indica. Es importante la labor que hace en este aspecto el club, buscando recuperar las buenas prácticas discursivas. Manuel García niega categóricamente que una imagen valga más que mil palabras: “Siempre decimos que hay muchas ocasiones en las que hay que decir mil y una palabras para que esa imagen cobre sentido”, enfatiza.

Entre los fines de la asociación destacamos dos: enseñar el correcto manejo de la información y defender la diversidad ideológica. Manuel García admite que “cuesta bastante” buscar, filtrar y seleccionar la información y que “el copia-pega sencillo de Wikipedia ha hecho mucho daño”. Si entramos en la defensa de toda ideología, la duda asalta rápidamente: bajo el amparo de la libertad de expresión, ¿vale todo? García cree que no y marca la línea: “Sí, tiene que haber un límite en cosas que son racistas, machistas, homófobas y todo lo que la propia Constitución Española sanciona”, matiza. Deja claro que ha visto de todo en su trayectoria y no tiene problema en admitir también que hay una gran parte de actuación en los debates.

No hay debate ni discusión posible: me posiciono “a favor” de este tipo de asociaciones estudiantiles, que hacen de nuestra universidad un lugar mejor, con valores añadidos creados por sus alumnos, por su gente, por su capital humano, ese que, como Manuel García comentaba, es muy bueno.

Imagen de perfil de José Miguel Rodríguez Ros

José Miguel Rodríguez Ros

Director General de El Periodicum y Coordinador de Actualidad, Opinión y Radio. Soy amante de la música, de las series, de los videojuegos, del deporte, de la poesía... Pero sobre todo soy un enamorado confeso de la radio. El periodismo nos da la vida a quienes lo sentimos.

CC BY-NC-ND 4.0
“A favor” del Club de Debate de la Universidad de Murcia por José Miguel Rodríguez Ros está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas