El reto de un debate a cinco

Un debate electoral con los número uno de cada partido por Murcia al Congreso. Ese ha sido el reto lanzado por el foro liberal Ciudadanos para el Progreso para la tarde del 1 de diciembre, y aceptado por los candidatos que, puntuales, se han presentado en el salón de actos del Casino. Los candidatos: Teodoro García, del Partido Popular; Pedro Saura, número dos del PSOE; Miguel Garaulet, de Ciudadanos; José Antonio Sotomayor, de UPyD y Magdalena Martínez, de Unidad Popular-IU. El moderador, Ángel Montiel; y la única ausencia, la de Podemos que, tras aceptar la invitación, ha cancelado su asistencia por la visita a Murcia de un miembro importante del partido.

El reto de un debate a cinco

Los cinco candidatos, con Ángel Montiel como moderador. Foto: Carmen García

Las reglas del debate son flexibles, aunque claras: se abrirán cuatro bloques temáticos con una intervención para cada candidato, que, al término de cada bloque, se completará con un turno de réplicas más abierto.

El primer bloque se ha dedicado al modelo de Estado. Los candidatos coinciden en eliminar las desigualdades entre comunidades autónomas, y también en una reforma de la Constitución donde UPyD plantea un modelo de estado federal y Unidad Popular, una república federal, que se sometería a referéndum. Ciudadanos apuesta por reforzar el estado autonómico y velar por la transparencia en las instituciones, y el PSOE se declara orgulloso de la Constitución del 78, aunque defiende la necesidad de una actualización. El PP, tras recordar las herramientas dadas al Tribunal Constitucional, dice respaldar el modelo federal propuesto por el PSOE siempre y cuando favorezca a Murcia; aunque el candidato popular, como haría a lo largo del debate, ha hecho énfasis en los pactos que puedan generarse después de las elecciones, para afirmar que “no puede ser que las elecciones de un delegado de clase sean más democráticas que las del gobierno” porque, al contrario que en algunos Ayuntamientos, el segundo y el tercero no ocupan el puesto del primero.

En el segundo bloque, dedicado a la política económica y fiscal, las exposiciones han sido muy dispares. Teodoro García ha mostrado la nómina de un funcionario público como prueba de que el gobierno de Rajoy ha bajado los impuestos; a lo que Pedro Saura contestaría que la bajada de impuestos del PP favorece a las rentas más altas, con un modelo low-cost que avanza hacia la privatización. Garaulet, como empresario, ha puesto el acento en los autónomos y la despolitización de la contratación pública. Magdalena Martínez ha expuesto medidas concretas, como la reforma fiscal sobre impuestos directos o la creación de una banca pública; y lo mismo José Antonio Sotomayor, que defiende la persecución del fraude fiscal, la creación del contrato único y la apuesta por las energías alternativas, sobre todo por la fotovoltaica que en Murcia podría ser “una industria tan potente como la agroalimentaria”.

El tercer bloque, el de política social, ha llevado a exposiciones más ordenadas, donde los candidatos hacían un recorrido por las pensiones, los desahucios, la educación, la violencia de género o el desempleo desde el programa de cada partido. Unidad Popular ha hecho especial énfasis en el plan de emergencia social que despliega en su programa; el PSOE, en la educación y en las cifras que acompañan al gobierno actual; Ciudadanos, en las medidas para conciliar vida laboral y familiar; y el PP, en que el gobierno ya ha hecho una ley que evita desahucios, y en que “la mejor política social es crear empleo”.

El cuarto bloque, reservado en un inicio a la Región de Murcia, no ha contado con su propio espacio, sino que ha quedado repartido en los otros tres. Los candidatos, tanto en las exposiciones como en los turnos de réplica, han propuesto datos referidos a la Región y a las particularidades de su tejido empresarial; han sacado a relucir temas de actualidad, como el acuerdo que finaliza la variante de Camarillas, o el omnipresente tema del agua en la Región, con el trasvase Tajo-Segura y las incoherencias y fallos en su defensa señalados por los distintos candidatos.

Una última ronda, donde los candidatos resumen su posición, pone fin al debate. Sotomayor remite al programa de UPyD, que lucha por no quedar fuera del tablero político, y defiende una economía liberal con las personas como centro. Martínez reitera que Unidad Popular es un proyecto de izquierdas con medidas para atender la emergencia social, siempre bajo el mandato de la ciudadanía. Garaulet resalta que Ciudadanos representa un cambio sensato para renovar el país con responsabilidad política. Saura apuesta desde el PSOE por luchar contra la desigualdad y por el estado de bienestar, y García señala que, si se está hablando de recuperación y no de crisis, es gracias a la labor del PP. Y aunque los candidatos han lanzado datos y observaciones que atacaban la posición de los otros partidos a lo largo del debate, todos han coincidido en algún momento en que los 10 candidatos que salgan al Congreso tienen que ir, por la Región, a una.

CC BY-NC-ND 4.0
El reto de un debate a cinco por Carmen García está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas