Jordi Adell: “O haces pedagogía o te la harán”

  • El director del Centro de Educación y Nuevas Tecnologías aplicadas a la educación, Jordi Adell, ofreció en su conferencia la necesidad de una reflexión crítica sobre el papel de las tecnologías en la educación del siglo XXI. Profesores y docentes acudieron a la Facultad de Derecho para escuchar al también profesor de Educación de la Universidad Jaume I de Castellón

La charla se dividió en dos partes diferenciadas: primero, Adell habló sobre la integración de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en la labor educativa y en segundo lugar, analizó “el lado oscuro” del uso de las tecnologías en las aulas. A lo largo de su discurso se fue apoyando en ejemplos y prácticas que ya se aprecian en colegios, institutos y universidades.

Conferencia del profesor de educación Jordi Adell

Conferencia “Luces y Sombras de las tecnologías en educación”.
Foto: Iván Sevilla

Según Adell, existe una relación complicada entre la tecnología y la educación porque su uso no es siempre positivo para el aprendizaje. Incluso reconoce que si analizamos algunas de las innovaciones tecnológicas que se están aplicando para la enseñanza, realmente no supone un progreso o una mejora, sino un retroceso. Lo que él denomina la “anti-innovación tecno-didáctica“.

“Somos poco críticos con la tecnología porque nos la venden muy bien, apoyados en ese ideal del progreso automático”, afirma el docente.

Pero la visión crítica es también necesaria con la propia educación porque “con la educación nos están vendiendo un futuro sobre el que hay que reflexionar”. El profesor catalán reconoce que el modelo didáctico sigue siendo el mismo, aunque se hayan introducido nuevas tecnologías como fueron los ordenadores, en su momento. Adell habla de un cambio de metodología porque “no hay que preparar a los niños para el siglo XXI, sino educarlos para que ellos creen el futuro”. En este punto cita algunos ejemplos que ya se están dando en nuestros días por parte de maestros que están viendo las potencialidades de las TIC  y están apostando por una nueva educación, como el profesor español César Bona.

Se trata de unas pedagogías emergentes que son totalmente innovadoras. “Creo que nunca se había hablado tanto de innovación, porque educar significa capacitar, socializar e individualizar… más que saber cosas”, matiza Jordi Adell. El docente cree que “aprender debería ser algo apasionante” y los profesores tienen que trabajar para que a los alumnos les guste ir al colegio.

“O haces pedagogía o te la harán”, concluye de forma contundente.

Con esa afirmación, el docente catalán se refiere a las consecuencias del uso de tecnologías en las aulas porque “son mucho más que una simple herramienta, nos cambian la vida”. Adell habla de los siguientes “imaginarios socio-técnicos“:

  • La sociedad de la información en la que vivimos conlleva que las TIC estén presentes en toda la educación (creación del currículum, herramienta didáctica y de gestión del aprendizaje, oportunidad de negocio, etc).
  • Los grandes intereses empresariales. “Las empresas están entrando en la educación porque el Estado ya no invierte tanto”, aclara Adell.
  • El juego como actividad de aprendizaje y los nuevos espacios físicos y virtuales.
  • Las competencias frente a los saberes disciplinares.

“Nos dicen que tenemos que formar trabajadores para el conocimiento, para un mundo globalizado y muy competitivo”, señala el catalán críticamente.

Además de ese retroceso ya comentado, el ponente considera otros aspectos negativos de la tecnología en la educación: el gran negocio  y el marketing educativo que supone la utilización de materiales tecnológicos en las aulas (como las tabletas o los libros digitales de texto producidos por las grandes empresas), la mentalidad errónea de que cualquier problema se puede resolver con un invento tecnológico (como ocurre con las aplicaciones de móviles) y el olvido de la historia con el excesivo valor que se le da al presente.

Niños en clase utilizando tabletas

Uso de tabletas en aulas de Castellón.
Foto: elperiodicomediterraneo.com

El marco P21 -que establece una serie de habilidades y actitudes que deben adquirir los estudiantes del siglo XXI- y lo que han planteado desde el Foro de Sevilla para una nueva política educativa, son algunas de las innovaciones enfocadas a una enseñanza prometedora.

Respecto a los informes PISA -que evalúan el rendimiento de los estudiantes- critica de manera razonada que los resultados de esos exámenes difícilmente comunican la realidad educativa de un país: “He visto a muchos alumnos que no dicen la verdad en esas pruebas porque no cuenta para la nota”. Jordi Adell piensa que lo ideal para un mejor aprendizaje consiste en enseñar más y no evaluar tanto.

“Hay que pesar menos al pollo y darle más de comer”, manifiesta el docente con una comparación muy clara.

Adell quiso concluir su discurso dando ánimos a los profesores para que fomenten una educación moderna, aprovechando lo que nos ofrecen las TIC pero siempre con sabiduría crítica y sin renunciar al lado más natural de la enseñanza.

CC BY-NC-ND 4.0
Jordi Adell: “O haces pedagogía o te la harán” por Iván Sevilla Fernández está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas