Juan Antonio De Heras y Tudela: “La comunicación siempre va a ser un valor imprescindible”

  • Juan Antonio De Heras y Tudela, periodista y abogado, es el Decano del Colegio de Periodistas de la Región de Murcia

Juan Antonio De Heras y Tudela en el Colegio de Periodistas de la Región de Murcia. Foto: José Miguel Rodríguez Ros

Las nubes cubren la ciudad de Murcia. Es un día gris, frío y lluvioso, de esos que se disfrutan estando en casa. Tras aparcar mi coche cerca del Ayuntamiento, me dirijo a Gran Vía número 5, edificio donde se encuentra el Colegio de Periodistas de la Región de Murcia. Me recibe Juan Antonio: “Bienvenido a tu casa”.

El piso, ubicado en el entresuelo, es un espacio amplio y de techo alto. Posee una sala principal donde hay un par de mesas y la recepción. Separando esta habitación y la contigua, donde están las mesas de los trabajadores, podemos ver puertas de madera acristaladas. Desde las ventanas se observa el bullicio de Gran Vía. En general, es un espacio rústico, decorado con numerosos premios y condecoraciones. Además, hay que destacar la cantidad de obras de arte y de fotografías que posee. Personalmente me quedo con una instantánea de Hemingway en La Condomina.

El Colegio agrupa a los titulados en periodismo y en comunicación audiovisual, con el objetivo de representar y defender sus intereses generales en relación a su trabajo. Procura que se cumplan las normas deontológicas que deben imperar en el ejercicio de la profesión y del derecho a la información de los ciudadanos. Actualmente cuenta con más de 300 colegiados. Fue creado a partir de la Ley 5/2007, del 16 de marzo, aprobada por unanimidad de las fuerzas parlamentarias en la Asamblea Regional de Murcia, a instancias de la Asociación de la Prensa, presidida en ese momento por nuestro entrevistado. “Esta es la casa de los periodistas y de los comunicadores audiovisuales. Somos una institución compuesta por la profesión, que pelea por generar nuevas oportunidades para ellos. Los grandes desafíos no los podemos solucionar yendo cada uno por nuestra cuenta”, apunta.

Página de una “Hoja del Lunes”. Foto: José Miguel Rodríguez Ros

Entre la Asociación de la Prensa de Murcia y el Colegio suman más de 110 años de historia. Durante 46 años (de 1943 a 1989) se editó la “Hoja del Lunes”, una publicación que salía dicho día, porque en España no se trabajaba los domingos por ser un estado católico, y no había diarios el primer día de la semana. Incluía información local, regional, nacional e internacional, pero destacaba por la deportiva. Con los años, los diarios comenzaron a editarse en lunes y esta publicación desapareció. El Colegio sigue realizando publicaciones, como libros o un anuario que llevan elaborando desde 1992, en el que se repasan los acontecimientos más importantes del año anterior.

Una profesión en horas bajas

La crisis destruyó unos 12 000 puestos de trabajo en el mundo del periodismo. La precariedad laboral, sumada a la pérdida de credibilidad de nuestra profesión en los últimos años, auguran un panorama difícil. “La comunicación siempre va a ser un valor imprescindible. El periodismo siempre va a ser necesario y el periodista siempre va a ser necesario”, afirma con rotundidad De Heras y Tudela. Reivindica que los periodistas deben estar más protegidos y reconocidos por la sociedad, que tengan el lugar que merecen: “Nuestra capacidad para hacernos valer profesionalmente es lo que nos va a salvar”, sentencia.

Este clima actual ha provocado que la competitividad profesional llegue a ser contraproducente, ya incluso en el ámbito universitario. Hay personas que ven rivales, en vez de compañeros: “Estamos en una profesión un tanto singular, porque somos, por regla general, muy poco dados a colaborar entre nosotros, somos muy individualistas”, lamenta Juan Antonio. Este ambiente hostil y de crítica constante no puede ayudar a que la situación mejore. Es necesario que entendamos que la unión hace la fuerza y que remando en la misma dirección podremos volver a poner el periodismo en el lugar que merece. “Las grandes batallas se ganan como todo en la vida: desde la unidad profesional. Tenemos que darnos la mano”, reclama.

El Periodicum: ¿Hasta qué punto, como sociedad, podemos perdonar a un periodista que comete un error muy grave? Me viene a la mente el Caso Nadia y Pedro Simón, que ha tenido mucha repercusión.

Juan Antonio.: Es una pregunta complicada. Si un periodista mete la pata, pierde credibilidad y lo tiene más complicado para seguir adelante con su profesión. En el del espectáculo no. Un periodista se juega el tipo en lo bien o mal que hace las cosas. No lo sé, supongo que como todo en la vida. Un médico puede cometer un fallo pero seguir perfectamente habilitado para continuar. Un periodista es una persona, puede equivocarse. Me preocupa, más que el que reconozca sus errores y quiera corregirlos, el que camufla sus oscuros intereses para hacer otras cosas.

El periodismo lo hacen los periodistas

La llegada de internet ha democratizado el acceso a la información. Hoy en día tenemos una oferta amplísima de medios de comunicación, tanto tradicionales como nativos digitales. La tecnología ha hecho posible que podamos consultarlos a cualquier hora y desde cualquier parte, y que se actualicen al segundo. Pero esto ha abierto otros frentes. ¿Un post que hace un bloguero que no es periodista es periodismo? ¿Cómo diferenciamos el trabajo de un profesional de otro que no lo es, pero que puede tener mucha más audiencia?

El problema fundamentalmente es que hay confusión entre lo que es medio de comunicación y lo que no es medio de comunicación. Antes lo teníamos muy claro”, reconoce De Heras y Tudela. Las posibilidades tan brutales de creación de contenido que nos ha brindado la red pueden difuminar la línea entre un trabajo periodístico y un post elaborado de otra forma: “Creo que ha llegado la hora de que el título sea habilitante. No puede ser que cualquiera sea periodista, primero se pasa por unas aulas”, reclama sin vacilar.

E.P.: ¿Cómo convencemos a la gente de que nuestro trabajo vale más que el de una persona que a veces consigue más audiencia que los periodistas o los medios de comunicación?

J.A.: Porque lo nuestro no es producto, lo nuestro es servicio. Tenemos a gente que se gana muy bien la vida influyendo en redes sociales, pero si nosotros quisiéramos ser influyentes desde esa perspectiva, probablemente tendríamos que apostar por el espectáculo, más que por la información. Eso es algo que a veces cuesta trabajo entender por parte de los medios de comunicación. Si los dirigen personas que están muy preocupadas por la cuenta de explotación, al final convierten el periodismo en un producto en vez de un servicio. Cuando eso pasa, le estás quitando la razón de ser, por lo tanto ya vale casi todo. Pasamos fronteras por encima del profesional.

E.P.: ¿Que Beyoncé se haya roto una uña es noticia?

J.A.: Pues será para los fans de Beyoncé y tendrá su espacio en determinados formatos informativos. Desde luego no es para abrir el noticiario de medio día.

E.P.: Una de las maldades de Internet, en mi opinión, es que conviven noticias serias con otras banales en el mismo espacio. ¿Cree que eso desvirtúa nuestro trabajo?

J.A.: Las reglas están muy claras, desde el punto de vista del derecho a la información. La información tiene que ser veraz, que no significa que sea verdad, sino que el periodista haya hecho todo lo posible para acercarse al acontecimiento, y tiene que ser un hecho relevante. Hecho, algo que ha sucedido. No es una opinión. Y que sea relevante para la sociedad. La uña de Beyoncé puede ser relevante para los fans de Beyoncé. A lo mejor condiciona su próximo concierto, no lo sé, pero desde luego no es un acontecimiento relevante para la sociedad en general. Si hay una sección de sociedad, el espacio que le toque ahí. Ocurre sin embargo que, cuando las decisiones no se toman estrictamente desde la información periodística, esto se aproxima al espectáculo. Pero no es nada nuevo.

El ente público

Los trabajadores de Televisión Española se han quejado en los últimos tiempos, en repetidas ocasiones, de las presiones que reciben para hablar o no de ciertos temas. Esto ha provocado que una de las críticas del público sea la falta de pluralidad de la cadena. “Las presiones son algo a erradicar en cualquier circunstancia. En el caso de RTVE es probablemente el medio que tiene mayores herramientas internas para actuar. Consejos de informativos, parlamento, legislación… muchos medios privados carecen de eso. Me preocupa más lo que no se denuncia en lo privado, que lo que se denuncia en lo público. En España tenemos unos medios públicos con mucha capacidad de defenderse”, explica.

E.P.: ¿Pero cree que TVE es una televisión plural?

J.A.: (Silencio largo) Yo creo que en TVE se está haciendo buen periodismo. A día de hoy creo que los medios públicos son menos controlables que algunos privados. Nos preocupan las denuncias en los medios públicos, mucho. Cualquier tentación del gobierno de presionar a un medio público tiene que ser investigada, perseguida, combatida. Que alguien se atreva en Reino Unido a presionar a la BBC; al político que lo haga, se le ha acabado la carrera. Eso debería estar pasando en España. Pero es más vulnerable el sector privado que el público, diría yo.

En la Región existen dos medios de comunicación públicos: Onda Regional y La 7. La radio acaba de cumplir 25 años y goza de una buena salud, mientras que la televisión está en plena reconstrucción, tras una época muy difícil.

E.P.: ¿Cómo ve usted a Onda Regional y a La 7?

J.A.: Onda Regional es una radio muy consolidada. Creo que tiene mucha autonomía para hacer las cosas. Creo que la plantilla funciona muy bien. Se organiza bastante bien. Es un medio de referencia en la Región, incluso para otros medios. Cuando te quieres enterar de algo, ya sabes que son 24 horas de información regional y la sintonizas para saber qué ha pasado. Cuando ha habido momentos especialmente delicados en la Región, un suceso, inundaciones, el terremoto de Lorca… es estar enganchado constantemente. La 7 está funcionando ahora mismo con un modelo de gestión indirecta. Lleva ya unos meses y hemos sacado algunas conclusiones. Se está trabajando ahora en una ley de radiotelevisión. Estamos en el tiempo de construir una nueva ley reformada, con las aportaciones de todos. Tenemos cosas que aportar para que sea una televisión cada vez más independiente, más plural, más alejada del poder político… Estamos trabajando en ello.

Un futuro con demasiada incertidumbre

El Colegio denunció hace unos meses las injusticias y la explotación que sufrimos los alumnos de periodismo cuando realizamos nuestras prácticas. Estamos cubriendo puestos de trabajo y, por supuesto, sin remunerar: “Se supone que el medio tiene que colaborar a formarte. Si están colaborando en mi formación, bueno. El problema es que muchas veces esto no funciona así. Están sustituyendo puestos de trabajo por alumnos en prácticas. Eso es lo que hay que denunciar. Usted no se puede estar ahorrando parte de la plantilla poniendo a alumnos en prácticas, uno detrás de otro”, denuncia.

Y en este mundo de la comunicación tan cambiante y desgastado, ¿qué nos espera? Pues luchar y pelear: “El futuro siempre está negro para el que lo quiere ver negro. A veces, no queriéndolo verlo negro, hay nubarrones. Pero sí te digo, bajo mi experiencia, que los que veías en la facultad que estaban allí porque eso les gustaba… no conozco a nadie de esas personas que no se hayan ganado la vida con esto”, indica.

La innovación, la creatividad y saber encontrar los nichos de mercado por cubrir serán la clave en el futuro: “Vuestra idea es cojonuda. Vosotros lo habéis hecho, habéis visto un hueco, os habéis liado la manta a la cabeza, habéis luchado contra los obstáculos y ahí está”.

Imagen de perfil de José Miguel Rodríguez Ros

José Miguel Rodríguez Ros

Director General de El Periodicum y Coordinador de Actualidad, Opinión y Radio. Soy amante de la música, de las series, de los videojuegos, del deporte, de la poesía... Pero sobre todo soy un enamorado confeso de la radio. El periodismo nos da la vida a quienes lo sentimos.

CC BY-NC-ND 4.0
Juan Antonio De Heras y Tudela: “La comunicación siempre va a ser un valor imprescindible” por José Miguel Rodríguez Ros está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas