La batalla contra la ciberdelincuencia

El Paraninfo durante la conferencia

El Paraninfo durante la conferencia. Foto: Isidoro Munar

“Los ordenadores han logrado estar presentes en nuestro día a día, y en el delito también”. Así introducía José Ramón Hoyos Barceló, profesor titular del Departamento de Informática de la Universidad de Murcia, la conferencia “Ciberdelincuencia: amenazas y respuestas” que ofrece la Guardia Civil como parte del abanico de actividades organizadas con motivo del primer centenario de la Universidad de Murcia. La conferencia, impartida por José Luis Caramé Soto, Jefe del Equipo de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa de Policía Judicial,  ha convertido el Paraninfo de la Merced, en la tarde del 29 de abril, en una ventana a los delitos cometidos en la red.

José Luis Caramé Soto en su presentación

José Luis Caramé Soto en su presentación. Foto: Isidoro Munar

En el ciberespacio, definir la identidad y localización de los participantes no es siempre fácil, lo cual es una ventaja para quienes lo utilizan para delinquir. Por ello, La Guardia Civil cuenta con un organismo especializado, el Grupo de Delitos Telemáticos, que se dedica a investigar estos casos de ciberdelincuencia. Para ello, explicaba Caramé Soto, se siguen tres líneas de investigación: la tecnológica, que conduce a una dirección IP; la clásica, que lleva hasta la persona oculta tres esa dirección, y la económica, por el movimiento de dinero que suele seguir a estos delitos, cometidos por lo general con fines lucrativos. La mayor parte del cibercrimen, abordado en la conferencia desde su situación actual, se mueve en el llamado Internet profundo, que se comparaba con esa parte del iceberg que queda hundida; sin embargo, el uso cotidiano de la red, situado en la punta del iceberg, no está exento de ciberataques. Aplicaciones, redes wifi desconocidas y enlaces engañosos pueden convertirse en llaves para entrar en ordenadores y dispositivos móviles; aunque cuando se trata de fraudes la parte técnica suele apoyarse en lo que Caramé Soto definía como “ingeniería social” y que pretende, a base de engaños, obtener datos personales del objetivo. Para evitar caer en este tipo de ataques, Caramé Soto lanzaba tres claves: la concienciación, para conocer las amenazas presentes en los usos diarios de la red; la prevención, para evitar situaciones de riesgo; y la educación, porque aunque ningún perfil está a salvo de posibles ataques informáticos, quienes están menos familiarizados con la red siempre serán más vulnerables a ellos.

Concluida la ronda de preguntas, la conferencia se ha cerrado con la certeza de que, al salir de la sala, los presentes verían Internet de una forma distinta.

CC BY-NC-ND 4.0
La batalla contra la ciberdelincuencia por Carmen García está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas