Los encuentros musicales del Big Up! traen la inspiración a Murcia

  • Los Molinos del Río acogieron a artistas de España para hablar del panorama musical actual

Raúl Gutiérrez (Rulo), Guille Galván (Vetusta Morla) y Jorge Ilegal charlaron, el pasado viernes 6 de octubre, con amantes de la música en Los Molinos del Río por el Big Up! 2017.

Rulo y Andrés Torres. Foto: Mónica Pelluz

El primer encuentro lo protagonizó el integrante del grupo Rulo y la Contrabanda, cuyo concierto se celebró ayer, sábado 7, para clausurar esta semana de actuaciones en Murcia. Raúl, que estuvo acompañado por Andrés Torres (guitarrista murciano), habló de sus inicios en el mundo musical: “Éramos cuatro chavales de 10 años y no teníamos ni idea de esto, pero teníamos claro que queríamos dedicarnos a la música. Éramos unos inconscientes —añadió—, porque si hubiéramos pensado lo que nos jugábamos, no lo habríamos hecho”. De padre músico, aunque no profesional, en su casa se escuchaba todo tipo de música, y quizás sea por eso por lo que odia la diferencia de estilos: “son canciones”, simplifica con contundencia.

Rulo, que se define como tímido y dice que le cuesta hablar de sí mismo si no es en una canción, afirma que a pesar de esa timidez, nunca le costó subirse a un escenario: “No ganábamos un duro, pero éramos más felices que el copón”. Además, también comentó su cambio de grupo, de La Fuga a Rulo y la Contrabanda, y comparó la relación entre los miembros de una banda con una relación amorosa, en la que al principio todo es maravilloso, pero después del primer año, tanto tiempo juntos pasa factura: “Las relaciones en una banda son muy intensas”. Por último, hubo tiempo para hablar de la industria musical y de la profesión en España: “La industria no ha apostado por bandas nuevas o, si lo han hecho, no han cuajado. Ser músico en este país es ir contracorriente. Nunca es buena época para dedicarte a la música”. Pero aconseja a los jóvenes que empiecen su camino en este mundo que perseveren, porque “la inmediatez en la música no es nada bueno”, haciendo alusión a los grupos que buscan el éxito nada más comenzar. “La perseverancia te puede llevar a cualquier sitio”.

Guille Galván y Carlos Madrid. Foto: Mónica Pelluz

Carlos Madrid (compositor y músico de Cartagena) fue el encargado de presentar a Guille Galván, segundo conferenciante de la tarde. Por su parte, el integrante de Vetusta Morla hizo hincapié en la creación de sus canciones: primero elaboran la melodía y después la letra. “El castellano requería de unas melodías propias, y el sistema que nos ha funcionado es este”, explicó. Relató parte de sus comienzos y su intento de diferenciarse del resto de bandas que existían en ese momento. Además, habló sobre su nuevo trabajo, que verá la luz en un mes y cuya salida vive con mucha incertidumbre, como todos los anteriores temas: “Por muy buen disco que hayas hecho, pueden pasar mil cosas. Las canciones dejan de ser tuyas y pasan a ser zarandeadas por todo el mundo. Ahora toca la etapa de compartirlo y hacerlo crecer”.

Al final, ante la pregunta de qué es para él una buena canción, afirmó que a él le “gusta pensar que una gran canción y un hit no están reñidos; una canción te llega o no te llega, y si cumple con eso, ya es buena”. Aun así, reconoce que existe una diferencia entre lo que el público acoge con los brazos abiertos y lo que la crítica considera aceptable. Y, añadió, refiriéndose a las letras de sus anteriores discos, como La Deriva, que “un artista tiene que ser testigo y dejar un poso del momento en el que vive”.

Jorge Ilegal y Verónica. Foto: Mónica Pelluz

Por último, fue el turno de Jorge Martínez, conocido por su trabajo en el grupo de rock Ilegales. El cantante habló sobre Mi vida entre las hormigas, el documental de Ilegales que se proyectó el jueves 5 en la Filmoteca Regional: “Es muy descarnado. Es una fotografía del rock”. Jorge centró su exposición en la composición y en la inspiración de los músicos: “Si ustedes son capaces de levantarse y escribir las canciones que han oído en sueños, están en el buen camino”. Fue el toque de humor de la velada con momentos distendidos que el público agradeció con aplausos y muchas risas. La movida madrileña tuvo su mención, aunque el compositor afirmó que se le llamó de esta forma por “la total miopía que tenían los críticos del momento, que creían que todo se estaba formando en Madrid”; sin embargo, él cuenta que en sus viajes a lo largo de España comprobó que no solo en la capital se producía un cambio.

Jorge Ilegal también puso el contrapunto a las anteriores conferencias al afirmar que tenía esperanzas en el futuro, en las bandas que le sucederán. A ellas les recomendó que tuvieran contacto con gente que tiene ideas totalmente opuestas a las suyas, que hay que saber escuchar esas opiniones. Además, les dijo que no se olvidaran del pasado: “Encontrarse con los fantasmas es necesario. Recordar cosas es muy bueno. Todo ese pasado condiciona el punto de partida para llegar a donde quieres ir. Yo los tengo muy en cuenta y hago muchas canciones a esos fantasmas antiguos”. Sobre sus próximas canciones nos adelantó que había mucho material grabado ya, pero que quería mucho más. Su objetivo es conseguir armonías más sorprendentes. “Estamos en ello; estamos experimentando”, concluyó.

En definitiva, unos encuentros que permitieron ver de cerca el panorama musical, de la mano de grandes artistas que visitaron Murcia gracias a la celebración del Big Up! 2017.

Imagen de perfil de Mónica Pelluz

Mónica Pelluz

Directora general de El Periodicum y coordinadora de cultura y corrección. "Una palabra puede cambiar el mundo".

CC BY-NC-ND 4.0
Los encuentros musicales del Big Up! traen la inspiración a Murcia por Mónica Pelluz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas