Marina Costa: “En 2016 hemos superado la incidencia de cáncer prevista para 2020”

Marina Costa en su despacho de la AECC Murcia. Foto: Salvador Lorenzo

Marina Costa en su despacho de la AECC Murcia. Foto: Salvador Lorenzo

Desde el año 2000, cada 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, con el objetivo de informar, concienciar, normalizar y movilizar a la sociedad en la lucha contra esta enfermedad.

En la actualidad, el cáncer es la principal causa de muerte a nivel mundial. Según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2012 se registraron 14 millones de nuevos casos de cáncer y fue el causante de 8,2 millones de muertes, aproximadamente el 13 % del total de las defunciones. Además, se prevé que la cifra de nuevos casos alcance los 22 millones en las próximas dos décadas.

En España, según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), supone una de las principales causas de muerte. La entidad apunta que uno de cada tres hombres y una de cada cuatro mujeres serán diagnosticados de esta enfermedad a lo largo de su vida.

Es por ello que, con motivo de la celebración del Día Mundial contra el Cáncer, desde El Periodicum nos hemos puesto en contacto con la Junta Provincial de Murcia de la AECC para que su trabajadora social, Marina Costa, nos ayude a conocer un poco más esta enfermedad, además de informarnos acerca de los actos que tienen preparados en la capital y cuáles son los servicios que ofrecen a pacientes, familiares y a la sociedad en general.

El Periodicum: ¿Cree que la celebración del Día Mundial contra el Cáncer es útil para informar y concienciar tanto a la sociedad como a los gobiernos acerca de esta enfermedad?

Marina Costa: Cada vez que celebramos un acto, tiene más aceptación; la gente está más concienciada, pero es cierto que hasta que no te toca, no te implicas. En el caso de la Región de Murcia, sí que notamos una implicación a nivel económico, pero a la hora de asistir a un acto es difícil porque existe la creencia de que es algo ajeno a ti.

Con respecto al Día Mundial contra el Cáncer, sinceramente no creo que el acto conlleve un avance, porque nuestro trabajo no es un día: son los 365 días del año, ya que el cáncer no tiene vacaciones. Aprovechamos este día como un oportunidad porque la gente está un poco más receptiva para escuchar todo lo que hacemos.

E.P.: ¿Tienen preparado algún acto en la ciudad de Murcia?

M.C.: Sí. El jueves tuvo lugar una charla en el Real Casino de Murcia, donde asistieron médicos y oncólogos del Hospital de la Arrixaca. Este año hemos centrado nuestro mensaje en concienciar acerca de la importancia que tienen las escuelas en materia de prevención del cáncer y a la hora de enseñar hábitos de vida saludables a los niños y adolescentes.

E.P.: ¿El número de socios y voluntarios de la AECC en Murcia es similar al del resto de las Comunidades Autónomas?

M.C.: En la Región de Murcia tenemos muy buena acogida, el nivel de socios y de voluntarios es muy alto. Somos de las Comunidades Autónomas que más voluntarios tenemos. Además, disponemos de 82 juntas locales repartidas por toda la región, frente a las 2000 nacionales. Son muy buenos datos.

E.P.: ¿Qué importancia le daría usted a los voluntarios?

M.C.: Los voluntarios son el pulmón de la asociación porque ellos son quienes empezaron con esta labor y los que la hacen posible. El voluntario en un pueblo es quien llega al paciente; es quien lo cuida y el que le da una palabra de aliento. El voluntario es quien hace esa primera acogida; quien se mueve para organizar eventos, para que se oiga la voz de la asociación y la voz del cáncer, el que se encarga de recaudar fondos para seguir investigando… En definitiva, para nosotros lo son todo.

E.P.: ¿Cuál es el perfil de los voluntarios de la AECC?

M.C.: Dependiendo del tipo de voluntariado. Tenemos voluntarios a domicilio, a domicilio con paliativos, hospitalario, de obtención de recursos, de las juntas locales, etc. Por lo tanto, contamos con perfiles muy variados. En el caso de Murcia, se corresponde principalmente con personas mayores de 50 años, pero también cada vez estamos contando con personas más jóvenes, así que poco a poco se va equilibrando.

E.P.: ¿Los voluntarios reciben formación continua y especializada por su parte?

M.C.: Sí, es una condición sine qua non que aquí tenemos cuando seleccionamos voluntarios. Cualquier persona no puede ser voluntario, es por ello que contamos con criterios de selección. Nosotros pensamos que hay que profesionalizar al voluntario y, por lo tanto, sí que recibe una formación continua. Hacemos un curso inicial, y cada mes y medio mantenemos reuniones con ellos para analizar y profundizar en su formación. En definitiva, no dejamos nunca de formarnos.

E.P.: Además de apoyar en la financiación de proyectos de investigación, ¿qué servicios ofrecen a aquellas personas que padecen cáncer? ¿Y a sus familiares?

M.C.: Todos nuestros servicios son gratuitos tanto para los pacientes como para los familiares. Nadie tiene que hacerse socio para llegar a nosotros. Bajo ningún concepto les permitimos que durante nuestra intervención se hagan socios, porque no queremos que la gente sienta que tiene algo que devolvernos.

En los últimos cuatro años, nuestros servicios han crecido de manera muy significativa debido también al aumento de la demanda. Disponemos del servicio de atención psicológica, presente en los hospitales de referencia como la Arrixaca y el Morales Meseguer, en Murcia, o Santa Lucía en Cartagena, pero también llegamos a los pueblos de la región gracias a los desplazamientos que realiza nuestro equipo de psicólogos. El año pasado, nuestras cuatro psicólogas atendieron a 839 personas.

Respecto a la atención social, disponemos de ayudas económicas propias para aquellas personas que, debido a la enfermedad, hayan perdido una parte importante de sus ingresos o no puedan cubrir sus necesidades básicas, siempre y cuando se encuentren en tratamiento activo. No podemos permitir que estas personas estén más preocupadas por pagar sus facturas que por curarse. El cáncer provoca una disminución de ingresos y un aumento de gastos, como por ejemplo en pañuelos, pelucas, cremas, transportes a los hospitales, etc. Este año, desde la AECC llevamos destinados 40 000 euros a ayudas económicas a pacientes, y tenemos el propósito de seguir ampliando este servicio.

También trabajamos directamente con el Instituto de la Seguridad Social para que nos agilicen las pensiones; llevamos el seguimiento de las solicitudes de discapacidad, provocada por la propia enfermedad, y trabajamos por la reinserción laboral. No queremos victimizar al paciente: muchos quieren trabajar, pero no pueden hacerlo como lo hacían en su trabajo anterior; es por ello que colaboramos con empresas que nos ayudan a reinsertarles en el mercado laboral ofreciendo puestos de trabajo adaptados a su nueva situación.

No obstante, tenemos que seguir trabajando para conseguir una mayor protección social para los pacientes oncológicos, ya que, a día de hoy, no la tenemos.

E.P.: Muchos ciudadanos pensarán “yo no tengo medios económicos, pero quiero ayudar”, ¿cómo podrían hacerlo? ¿Hay espacio para ellos en la AECC?

M.C.: Por supuesto que sí, y además es lo que más nos gusta, porque esas personas que no colaboran económicamente son las que más se implican con nosotros. Esa persona siempre busca una manera de hacer llegar nuestra labor; cuando tú quieres algo y lo quieres de corazón dispones de muchas vías para lograrlo.

E.P.: ¿Consideran la detección precoz uno de los factores clave que han propiciado la reducción de la tasa de mortalidad?

M.C.: Sí. Por ejemplo, en el caso del cáncer de mama, desde los años 90 hemos podido observar que las tasas de mortalidad han descendido y esto ha sido, en parte, gracias a la detección precoz y a los programas de cribado.

E.P.: Según el último informe de la AECC, el 40 % de los tumores se podrían evitar. ¿Cuáles son los principales factores de riesgo?

M.C.: Nosotros, desde la asociación, recomendamos mantener una dieta saludable y equilibrada y hacer ejercicio físico. Además, aconsejamos dejar el tabaco y ser moderados en la ingesta de bebidas alcohólicas. Siguiendo estas pautas podrían verse reducidos los principales factores de riesgo.

Fachada de la AECC Murcia. Foto: Salvador Lorenzo

Fachada de la AECC Murcia. Foto: Salvador Lorenzo

E.P.: ¿A qué cree que se debe que cada vez nos encontremos con personas más jóvenes que padecen cáncer?

M.C.: No creo que haya un aumento solo en personas jóvenes, realmente este aumento está siendo generalizado en todos los rangos de edad. Igualmente, en la actualidad, la incidencia sigue siendo mayor en personas mayores de 50 años.

Este año hemos superado la incidencia que se preveía para 2020 y esto nos debe preocupar. No estamos haciendo todo lo posible en la prevención, ya no tanto a nivel institucional, que también, sino a nivel personal, ya que la gente lo ve como algo muy lejano y desgraciadamente no lo es.

E.P.: ¿Continúa siendo el cáncer un tema tabú en nuestra sociedad? 

M.C.: Dependiendo de la zona: si te vas a zonas más aisladas, sí que es algo más tabú, pero, en general, desde el servicio de atención psicosocial no lo detectamos.

E.P.: Desgraciadamente en muchos casos la enfermedad inicial acaba desarrollando metástasis. ¿Cuál es su papel en los cuidados paliativos? ¿Se halla la sanidad pública preparada para ofrecer una atención integral a los pacientes oncológicos que se encuentran en la etapa final de su enfermedad?

M.C.: A nivel nacional llevamos años denunciando que no se cubre una atención integral ni al paciente paliativo ni al familiar. Actualmente, los equipos de cuidados paliativos están compuestos por una enfermera, un auxiliar y un médico, y hacen una labor excelente. No obstante, la realidad es que no hay una atención integral con presencia en el domicilio de trabajadores sociales y psicólogos. Para nosotros, mantener la calidad de vida de los pacientes es básico, pero recibir atención en el final de la vida es un derecho inalienable de la persona y se tiene que garantizar. En este ámbito tenemos mucho trabajo por delante, y si desde las instituciones no se dota a la sanidad pública de servicios integrales, nosotros sí estamos dispuestos a hacerlo.

E.P.: ¿Cree que las redes sociales son una herramienta útil en la lucha contra el cáncer?

M.C.: Sí, son fundamentales. Cuando llegué a la asociación, fui una firme defensora en la creación de cuentas y perfiles en Facebook y otras redes, porque consideraba que había una parte importante de la sociedad a la que no llegábamos y que no conocía lo que hacíamos, y eso no lo podíamos permitir. Debemos ir a la par de la sociedad.

E.P.: ¿Qué podría decirle a nuestros lectores y a la sociedad en general para que se animen a colaborar con la AECC en la lucha contra el cáncer? 

M.C.: Pienso que cada persona tiene que hacer lo que le salga del corazón. Aquí siempre hace falta gente. Deberíamos preguntarnos cuánto tiempo de nuestra semana dedicamos a los demás y quitarnos el egoísmo que llevamos encima; seguro que así conseguiríamos un mundo mucho mejor.

Imagen de perfil de Salvador Lorenzo Martínez

Salvador Lorenzo Martínez

Estudiante de periodismo, músico, amante del teatro y la literatura, en mi tiempo libre poeta, y sobre todo un romántico empedernido

CC BY-NC-ND 4.0
Marina Costa: “En 2016 hemos superado la incidencia de cáncer prevista para 2020” por Salvador Lorenzo Martínez está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas