Jornada de puertas abiertas en la Facultad de Biología

Llegan a la Sala de Grados de la Facultad de Biología. Con la mochila puesta en la espalda y una pañoleta de la Semana de la Biología anudada a la muñeca pasan por la puerta en hilera y ocupan las butacas, dejando libre una primera fila de cortesía.

La Sala de Grados de la Facultad durante la visita. Foto: Carmen García

La Sala de Grados de la Facultad durante la visita. Foto: Carmen García

Son los alumnos de bachillerato del I.E.S. Francisco Salzillo de Alcantarilla, uno de los más de 20 institutos de la Región que pasarán por la Facultad de Biología de la Universidad de Murcia en las jornadas de puertas abiertas previstas para los días 5, 6 y 7 de abril. La actividad forma parte de la XXIX Semana de la Biología, y busca que alumnos de ciencias, futuros universitarios, puedan acercarse a las aulas de la Facultad y catar sus laboratorios.

La visita comienza con la presentación de la Vicedecana de Estudiantes y Relaciones Internacionales, Francisca Pérez Llamas; una breve introducción a los aspectos más generales de la Facultad: equipo directivo, áreas de investigación y, por supuesto, titulaciones impartidas, con los grados de Biología, Biotecnología y Ciencias Ambientales.

Presentada la Facultad, y algo justos de tiempo, los alumnos del Francisco Salzillo dejan la Sala de Grados para hacer una práctica de laboratorio. En ella tienen oportunidad de separar los pigmentos de una hoja, y también de observar el oxígeno que libera la Elodea, una planta acuática, por las burbujas que aparecen en el agua. Esta práctica, como las que vendrían, estaba dirigida por profesores de la Facultad, que han contado con la ayuda de estudiantes voluntarios que servían de apoyo en las actividades, o que acompañaban a los grupos de aula en aula.

La siguiente parada para los alumnos del Francisco Salzillo es el Museo Loustau. Allí, el profesor Manuel Ramón García-Garre les ha llevado hasta los inicios de la Universidad, en 1915, y les ha presentado a José Loustau, el catedrático de Biología que, como rector, llevó a la Universidad a multiplicar sus ramas de estudio y a mudarse al edificio de la Merced.

Con ese poco de historia, y alguna pista para Selectividad -hay temas, como la molécula de glucosa, que deben saber como el padrenuestro-, los estudiantes han cambiado de aula para averiguar por qué el pez cebra se utiliza para investigar enfermedades humanas. Además, han podido ver dos de los peces -macho y hembra-, y observar algunas muestras en el microscopio.

Los alumnos, en una de las prácticas de laboratorio. Foto: Carmen García

Los alumnos, en una de las prácticas de laboratorio. Foto: Carmen García

La siguiente actividad también olía a laboratorio. Con una solución salina, un poco de detergente y alcohol, los alumnos han aislado su propio ADN a partir de saliva; y en otra práctica distinta, han descubierto cómo el mosquito tigre, especie invasora, ha llegado hasta la Región de Murcia. Ahora saben que las que pican son las hembras, y que hay que llevar cuidado con el agua estancada, un imán para estos mosquitos.

La actividad que les aguarda tras la breve pausa del almuerzo les cautiva. Se llama, simplemente, TIC, y en ella han podido ver una impresora 3D que permite crear, por ejemplo, piezas de microscopio. De hecho, había allí un microscopio alternativo, fabricado con esta máquina, que muestra la imagen con solo la cámara del móvil.

Por último, después de una visita al Museo del Suelo, donde han repasado desde la composición de los suelos hasta sus utilidades, el grupo de alumnos se ha dirigido a la salida, donde ha recibido como recuerdo una pequeña planta lista para crecer.

No es la primera vez que el I.E.S. Francisco Salzillo vive esta experiencia. La profesora Josefa María Balsalobre, después de años acompañando en la visita, ve que las jornadas acercan a los alumnos a un mundo para ellos desconocido, donde pueden ver que la investigación está muy viva. Además, añade la profesora, la actividad “ha mejorado muchísimo; antes era mucho más teórica y ahora las prácticas en los laboratorios ofrecen un abanico de lo que aquí se hace realmente”.

También los alumnos han valorado el enfoque práctico de la visita. Esperaban que les enseñaran la Facultad, les dieran charlas… y se han encontrado con unas prácticas que han visto “muy dinámicas”. También destacan las explicaciones recibidas, muy distintas a su día a día en clase: “los profesores de instituto están muy centrados en avanzar temario, porque es lo que necesitamos”, explica una alumna, en referencia a las exigencias de la Selectividad; “y aquí los profesores han tenido más tiempo para dejarnos disfrutar de la Biología”.

La próxima cita para el instituto Francisco Salzillo será dentro de dos años, porque organizan sus visitas con los dos cursos de bachillerato. En cualquier caso, los alumnos que lleguen en las próximas jornadas tendrán la oportunidad de abrir la puerta a un mundo y, ¿quién sabe?, encontrar en él un futuro profesional.

CC BY-NC-ND 4.0
Jornada de puertas abiertas en la Facultad de Biología por Carmen García está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas