La sensibilización con la salud mental, un reto para los medios

  • En la I Jornada de Salud Mental y Medios de Comunicación, celebrada el pasado lunes en el Centro Social del Campus de Espinardo de la UM, se trató un asunto que genera controversia entre los profesionales de varios ámbitos y que sigue pendiente de mejorar por parte del periodismo
  • Los estudiosos piden una mejor redacción de noticias, uso de imágenes adecuadas y testimonios en primera persona. La mayoría de noticias que se publican pueden llevar a estigmatizar, al igual que inciden en los aspectos negativos de enfermedades como la depresión, la esquizofrenia o el Alzheimer
Cartel publicitario de la jornada sobre salud mental y periodismo celebrada en la Universidad de Murcia

I Jornada de Salud Mental y Medios de Comunicación. Foto: Iván Sevilla

La Universidad de Murcia abrió este curso académico con un evento novedoso al que asistieron personas reconocidas de nuestra comunidad, como Manuel Villegas García, consejero de salud, o la presidenta de la Federación Salud Mental Región de Murcia, Delia Topham Reguera. El acto se prolongó durante toda la mañana y en las ponencias participaron docentes universitarios y periodistas especializados. 

Esta jornada tenía como principal objetivo explicar el tratamiento informativo que todo tipo de medios desarrollan sobre casos relacionados con la salud mental. El problema con estas noticias reside en que afecta negativamente a los pacientes, quienes se sienten diferentes y tratados como “personas peligrosas” ante el público lector. Los propios perjudicados dejan clara su postura:

“Somos gente buena, que se siente mala“, piensan.

Al respecto de cómo se difunde información sobre el tema se elaboró un estudio llamado Informe Quiral 2016. La directora del Centro de Estudios de Ciencia, Comunicación y Sociedad de la Universidad Pompeu Fabra, Gema Revuelta de la Poza, expuso las claves de dicha investigación. “Analizamos temas concretos en medios impresos y audiovisuales, pero también en redes sociales y Google”, explicó.

Con la llegada de la crisis a España, “han aumentado las personas que sufren estas enfermedades”. Además, siempre han recibido un “peor trato humano”. De la Poza incidió en la necesidad que existe de que “todos los actores sociales” se involucren para mejorar la percepción social negativa que se tiene de los enfermos mentales. No solamente desde el periodismo, sino también por parte de médicos, farmacéuticos y asociaciones. “A los sanitarios también se les recomienda explorar un mejor lenguaje de consulta con las personas inexpertas”, afirmó la directora.

En los medios, la publicación de informaciones -sea en el formato que sea- “debe hacerse con más reflexión sobre el impacto que puede tener en el colectivo”. Aspectos importantes como el uso de otras imágenes “más adecuadas”, la sustitución de ciertas expresiones o el cuidado que debe tenerse con el empleo de influencers o celebrities “por la doble cara en su utilización”.

“La palabra confiesa se usa a menudo de forma inadecuada, pues estas personas no son delincuentes ni están siendo juzgadas”, critica De la Poza.

“Se deben evitar formas del lenguaje que estigmaticen o discriminen“, especificó. El contexto, la información con regularidad o dar visibilidad a más casos de éxito y no tanto de problemas son algunas de las reivindicaciones que piden las asociaciones sobre estas enfermedades.

La directora de Comunicación de la Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA, Laura Bolaños Muñoz, en el centro de la mesa acompañada por el periodista Jordi Relaños Guillén, a la izquierda y otros participantes.

Mesa Redonda en la que habló Laura Bolaños junto al periodista Jordi Relaño Guillén y el Catedrático de Historia de la Medicina de la UM Pedro Marset Campos. Foto: Iván Sevilla

La directora de Comunicación de la Confederación Salud Mental España, Laura Bolaños Muñoz, destacó durante su charla que “se vincula la peligrosidad e imprevisibilidad con un trastorno mental”. Eso supone una “etiqueta para toda la vida” de estas personas.

“Hacemos mucho daño con ciertas palabras; los periodistas deben utilizar más testimonios en primera persona, intentar mejorar esa imagen social que se tiene y apelar a titulares menos sensacionalistas y más sensibilizados“, recomienda Bolaños.

Los propios periodistas reconocen que es una asignatura pendiente. El escaso tiempo para indagar y profundizar en ciertos casos, unido a otras necesidades del medio, influye enormemente. Sin embargo, los docentes universitarios inciden en formar mejor a los futuros periodistas para que se desenvuelvan bien con estas informaciones “delicadas”.

CC BY-NC-ND 4.0
La sensibilización con la salud mental, un reto para los medios por Iván Sevilla Fernández está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas