¿Qué es la homeopatía?

  • Un colectivo de farmacéuticos crea una campaña en contra de los productos homeopáticos y hace una petición formal al Ministerio de Sanidad para retirar su venta en farmacias
Flores de Bach y homeopatía

Flores de Bach y homeopatía. Fuente: homeopatia10

Durante el pasado 25 de septiembre, Día del Farmacéutico, FarmaCiencia, un grupo de reputados especialistas españoles, comenzó una recogida de firmas en las redes sociales y publicó de manera oficial su petición de retirar de las farmacias los productos homeopáticos.

¿Qué es la homeopatía? ¿Por qué se exige su retirada? ¿Tiene algún efecto en la salud?

Según el diccionario de la Real Academia Española, podemos definir la homeopatía así:

Sistema curativo que aplica a las enfermedades, en dosis mínimas, las mismas sustancias que, en mayores cantidades, producirían al hombre sano síntomas iguales o parecidos a los que se trata de combatir.

Pero de las definiciones que podemos encontrar en internet, también podría valernos esta:

Aquella afirmación, creencia o práctica que es presentada incorrectamente como científica, pero que no sigue un método científico válido, no puede ser comprobada de forma fiable, o carece de estatus científico.

Samuel Hahnemann

Samuel Hahnemann. Fuente: Wikipedia

O lo que es lo mismo, pseudociencia. Como pasa con el reiki, el feng shui o las flores de Bach, nunca han podido probarse unos resultados válidos.

Los orígenes de la homeopatía se pueden remontar hasta la antigua Grecia, donde ya se experimentó con la alopatía, el tratamiento de las enfermedades con una sustancia que causara esos mismos síntomas, pero en una dosis minúscula, lo que se denomina como Ley de los semejantes. No fue hasta el s. XVIII, en los inicios de la farmacología química que hoy conocemos, cuando el alemán Samuel Hahnemann asentó las bases de la homeopatía.

Pongamos el caso del uso homeopático del arsénico como lucha contra los dolores de cabeza. Dar arsénico a un paciente es matarlo directamente, así que, siguiendo los principios de la teoría de la memoria del agua, se disolverá una parte del compuesto en nueve partes de agua o alcohol, en un proceso llamado dilución. Del resultado se coge una muestra, dejándola en una décima parte, y se agita numerosas veces verticalmente durante el proceso de dinamización para activar el compuesto.

Pero el resultado aún contiene una gran parte de arsénico, que sigue siendo mortal. Este proceso se repetirá numerosas veces. Las creencias homeopáticas afirman que cuanto más diluido está un componente más potente es su efecto. Hay fármacos de hasta 1500 diluciones.

Afortunadamente, la ciencia es algo maravilloso y no nos quedamos con simples supercherías espirituales. Avogadro postuló una constante que recibió su nombre, el Número de Avogadro. Sin entrar demasiado en materia, esto quiere decir que, por cada mol -unidad de medida- hay un total de moléculas absolutamente enorme, trillones. Un número imposible de manejar para el ser humano con facilidad, por lo que se simplificaba en una potencia de 10. Un mol entonces serán 6,02 x 1023 moléculas.

Qué divertida es la ciencia. No, no me he vuelto loco hablando aquí de números, esperad un momento más. Volvemos con la homeopatía.

Vamos a hacer un ejemplo práctico. Cogemos un mol de paracetamol, alrededor de 150 gramos, y lo diluimos en un litro de agua. De esta dilución cogemos un mililitro y lo diluimos homeopáticamente 30 veces, o lo que es lo mismo, por 1030. ¿Cuántas moléculas de paracetamol quedan en el medicamento homeopático final? En el mililitro inicial teníamos 6,02 x 1023 moléculas. Tras 30 diluciones nos quedan nada más y nada menos que 0,000000000602 moléculas, es decir, ninguna.

¿Comprendéis ahora el enfado de las farmacéuticas? Se venden píldoras recubiertas de azúcar -para que pase mejor, como diría Mary Poppins- que no tienen ningún principio activo ni base científica, que son simplemente agua.

Hay varios estados psicológicos que explican entonces los beneficios saludables que sienten los pacientes al tomar estos productos. El efecto placebo es de sobra conocido. Este afecta a la percepción de la enfermedad por sentirse irrealmente tratado beneficiosamente. Otros efectos que modifican la percepción psíquica de la enfermedad es el hecho de sentirse tratado por un especialista, o simplemente lo que se conoce como “regresión a la media”, porque los síntomas de una enfermedad pueden tener un carácter cíclico y no manifestarse durante un tiempo.

Por eso los homeópatas recomiendan un consumo constante para “prevenir” cualquier enfermedad, aunque los medicamentos sean bastante caros. Si no enfermas es que la homeopatía funciona, ¿verdad?. Eso piensan ellos, pero lo único cierto es que es una pseudociencia que no ha logrado probar ningún resultado en su método científico.

CC BY-NC-ND 4.0
¿Qué es la homeopatía? por Luis Avilés está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas