“¿Trabajar en investigación en España? Para nada, Cambridge es la ciudad perfecta para mí”

  • El Periodicum entrevista a una de las pocas estudiantes de la Universidad de Murcia que se encuentra realizando prácticas de investigación en la Universidad de Cambridge

Salvadora Agüera en el laboratorio. Foto: Salvadora Agüera

Salvadora Agüera de Haro, graduada en Bioquímica en la Universidad de Murcia, cuenta cómo está siendo su experiencia como investigadora en el Departamento de Hematología de la Universidad de Cambridge. En esta universidad, la cuarta más valiosa según el ranking de The Times, continúa trabajando el astrofísico y divulgador Stephen Hawking.

El Periodicum: Se graduó hace más de cinco meses, ¿se siente una científica más?

Salvadora Agüera: Me hace mucha ilusión poder decir que soy bioquímica. Por primera vez puedo afirmar que lo que he estudiado me sirve de algo. Me siento realizada y útil. Además, estoy en una ciudad súper científica. Muchos investigadores han pasado por aquí y han obtenido diferentes logros, como James Watson y Francis Crick, que descubrieron la estructura molecular del ADN y obtuvieron el Nobel de Medicina en 1962.

E.P.: ¿Cómo consiguió una beca de prácticas en la Universidad de Cambridge?

S.A.: No me lo esperaba para nada. Fue a través de una beca ERASMUS. Mientras redactaba mi TFG, en mayo, recibí un mail donde anunciaban una vacante en el Departamento de Hematología de la Universidad de Cambridge. No perdía nada y presenté la solicitud. Después me olvidé de ello y no me hice ilusiones. Al tiempo me llegó otro correo del departamento preguntándome si estaba interesada y si les podía conceder una entrevista por Skype.

E.P.: ¿Quién le entrevistó?

S.A.: Me entrevistó José Guerrero, un bioquímico que casualmente era de Murcia y había estudiado en la UMU. Primero me habló sobre el estudio que ellos estaban llevando a cabo. Después me hizo algunas preguntas sobre mi TFG para comprobar si dominaba y entendía lo que había investigado. Al terminar la entrevista me dijo: “¿Qué? ¿Te vienes?”. Estaba muy sorprendida y no podía contestarle sin antes consultarlo con mi familia.

Investigar en la Universidad de Cambridge era algo que no podía desaprovechar

E.P.: ¿Imaginaba que acabaría realizando experimentos en una de las mejores universidades del mundo?

S.A.: En absoluto. Al principio la investigación no la veía como una rama clara. No entraba en mis planes. Pero apareció esta oportunidad y no podía desaprovecharla.

E.P.: Está investigando en el Departamento de Hematología la disciplina que analiza las enfermedades de la sangre y los órganos, pero, ¿qué tipo de actividades está llevando a cabo en el laboratorio?

S.A.: El departamento tiene un tamaño muy grande, hay muchos investigadores, por lo que está dividido en varios grupos. Mi equipo, dirigido por Guerrero, está intentando averiguar el papel que tiene la proteína Nbeal2 en el síndrome de las plaquetas grises. Willem H Ouwehand, el investigador principal, descubrió junto a otros investigadores en 2011 que la mutación que causa este síndrome se encontraba en este gen.

E.P.: ¿Qué es el síndrome de las plaquetas grises?

S.A.: Se trata de un trastorno hereditario raro que afecta a la coagulación. Está caracterizado por un menor recuento del número de plaquetas en sangre, entre otros síntomas. Al estar el gen mutado, los gránulos alfas [‘vesículas que forman las plaquetas’] pierden su contenido provocando, así, la enfermedad. Además, los gránulos, al quedar desprovistos de ese contenido, adquieren una apariencia gris observable mediante microscopio.

E.P.: ¿Qué objetivo tiene este estudio?

S.A.: Una vez que conozcamos cuál es el papel a nivel molecular de la proteína Nbeal2, se usará con fines clínicos.

E.P.: ¿Cómo es el ambiente de trabajo?

S.A.: Desde el primer día me sentí muy cómoda con todos. Existe una gran concentración, pero, a su vez, se oyen conversaciones sobre resultados y demás. Estoy expuesta a la ciencia continuamente. Se nota que todos disfrutan con lo que hacen. Hay un ambiente placentero.

E.P.: ¿Le ha costado adaptarse al ritmo del resto de investigadores?

S.A.: Sí. Me costó al principio. La primera semana me dediqué sobre todo a leer papers [‘artículos científicos’] y a adaptarme al entorno. El laboratorio era enorme y no sabía dónde encontrar nada.

E.P.: ¿Trabaja con algún científico importante?

S.A.: Yo soy como la asistenta de José Guerrero, pero él es research associatted, es decir, investigador asociado. El investigador principal, Willen H Ouwehand dirige The NHS Blood and Transplant Research Group [‘el grupo de investigación, dentro del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, responsable de la sangre y los trasplantes’]. Es muy complicado contactar con él, incluso a Guerrero le ha denegado varias reuniones porque está preparando un paper para ‘Nature’ con otros investigadores. Él no está nunca en el laboratorio. Solo tuve la ocasión de verle el primer día.

Cambridge parecía una ciudad de otro planeta

E.P.: Lleva cerca de dos meses en Cambridge, ¿cuál fue su primera impresión?

S.A.: Parecía que había llegado a un planeta distinto. Los coches circulaban por la izquierda y no sabía por dónde cruzar. Había muchos parques y edificios muy antiguos. Es una preciosa ciudad atrapada en el tiempo.

E.P.: ¿Se ha adaptado rápido al idioma?

S.A.: Cuando llegué lo comprendía bastante bien porque llevaba una buena base. En el último cuatrimestre de la carrera me dediqué a perfeccionarlo. Aunque sigo notando que aún me faltan meses aquí para hablar más fluido. Pero realmente el idioma no fue uno de mis mayores inconvenientes.

E.P.: ¿Cómo ha sido el cambio de Murcia a Cambridge?

S.A.: Fue un cambio radical. De ir a clase sin ninguna responsabilidad a ir a trabajar. Me chocó un poco. Antes con cualquier cosa llamaba a mi madre y la tenía ahí; ahora debo ser más independiente, tengo que resolver yo sola mis problemas. En estas situaciones te das cuenta de que no necesitas tantas cosas en tu día a día.

E.P.: ¿Qué le parecen las costumbres inglesas?

S.A.: Es todo muy diferente. Con la moneda no consigo aclararme del todo, su proporción no equivale con su valor. Los domingos está todo abierto, a diferencia de lo normal en España. Hay un gran ambiente. En cuanto a la calidad de vida, la gente está feliz donde está y con lo que hace. En su educación, a la hora de tratar a los demás, queda reflejado.

E.P.: ¿Le resultó difícil encontrar residencia en Cambridge?

S.A.: Empecé a mirar habitaciones en julio por Spareroom. Algunas eran muy caras y pedían una visita previa, lo que era imposible para mí. Otras se encontraban muy lejos del laboratorio o no se adaptaban a mis necesidades. En septiembre me puse en serio y una mujer me mandó un mensaje interesándose por mí. Iris, una amiga que tenía allí, la visitó en mi lugar y, aunque a ella no le convencía, decidí cogerla.

WhatsApp Image 2016-12-05 at 14.48.23

Kings College de Cambridge. Foto: Salvadora Agüera

E.P.: Cuando no está en el laboratorio, ¿qué hace para evadirse?

S.A.: Los fines de semana me voy con un grupo de españoles a otras ciudades. Hasta el momento hemos visitado Londres, Brighton y Bath. Cuando no tenemos excursiones planeadas, cojo mi bici y me voy al centro. También tengo tiempo para irme de fiesta o para bailar bachata los miércoles. La cuestión es aprovechar al máximo las pocas horas de luz que tenemos.

E.P.: Su familia se encuentra en Vera, ¿qué es lo que más echa de menos?

S.A.: Echo de menos el sol y pasear por la playa. La paella de los domingos, los desayunos… Los fines de semana de desconexión total.

E.P.: Teniendo en cuenta que en España no existen los suficientes fondos económicos para sustentar nuevas investigaciones o la creación de empresas start up, ¿entra en sus planes regresar?

S.A.: Mi plan es volver para hacer un máster, ganar en currículum e irme. Aquí veo que, como graduada, me hace falta un nivel más. Hay demasiada competencia. Mi rango actual es como de técnica y yo no quiero eso. Quiero especializarme y tener un papel más importante. Para ello, necesito una mayor preparación. Pero, ¿trabajar en investigación en España? Para nada, Cambridge es la ciudad perfecta para mí.

Imagen de perfil de Ricardo Hernández Cardeñas

Ricardo Hernández Cardeñas

Periodista en proceso. Música, deporte y ciencia son mis pasiones.

CC BY-NC-ND 4.0
“¿Trabajar en investigación en España? Para nada, Cambridge es la ciudad perfecta para mí” por Ricardo Hernández Cardeñas está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas