Así es Atrezo, “un homenaje constante y un gracias continuo”

  • En una cafetería de Murcia de cuyo nombre no quiero acordarme, sentados en un confortable sofá rojo, El Periodicum desayuna con el grupo murciano Atrezo, formado por David Pina y José Fructuoso, dos jóvenes de El Palmar que se toman “la música muy en serio”
  • Tras su gira “Mírame”, entre tostadas de mermelada y donuts con sabor a ferrero, Atrezo nos cuenta sus comienzos y hasta dónde están dispuestos a llegar en el mundo de la música
Atrezo: David Pina y José Fructuoso. Foto: María García Moreno.

Atrezo: David Pina y José Fructuoso. Foto: María García Moreno.

El Periodicum: ¿Cómo surge la idea de formar un grupo?

José: El grupo Atrezo se creó hace dos o tres años, en el 2012, ante una necesidad de plasmar una música con la que sentirnos cómodos, una música que nos identificara y una música que pudiésemos defender a nivel nacional, es decir, hacer un proyecto serio. Atrezo nace de una intención de profesionalizarnos dentro de la música, de tomarnos la música muy en serio.

E.P.: ¿Por qué elegisteis llamaros Atrezo?

David: El nombre surge… es que esto tiene varias historias (risas). Nosotros siempre hemos hecho muchos proyectos juntos y llegó un día en el que decidimos hacer un proyecto el cual nos identifique, que podamos trabajar y nosotros nos sintamos orgullosos durante mucho tiempo… y llegó el momento de decidir el nombre. Propusimos nombres muy interesantes, de muchos estilos, nombres muy disparatados.

E.P.: ¿Como cuáles?

José:  Estuvimos pensando en nombres como Neón.

David: Aura también dijimos en su momento.

José: Neón, Aura… eh…

David: Muchos, muchos nombres (risas).

E.P.: Pero esos nombres, ¿se os ocurrieron de la nada o tenían algún significado?

José: No nos paramos a pensar, lo que hicimos es una brainstorming, una lluvia de ideas, y entonces empezamos a decir nombres. Luego nos paramos a pensar detenidamente y se nos ocurrió que el nombre fuera Atrezo porque Atrezo… díselo David.

David: Sí, bueno, al final en la brainstorming intentamos enlazar conceptos, pero Atrezo surge de enlazar un concepto que nos parece fundamental y que siempre lo hemos pensado que es la clave central del grupo y Atrezo es como un homenaje a todo, es decir, el atrezo en el teatro es lo que le da sentido a simple vista a la obra.

José: Son elementos necesarios para llevar a cabo esa obra.

David:  Y eso es toda la gente que ha estado con nosotros como amigos ayudándonos, toda la gente que nos hace un hueco en un medio para entrevistarnos, la gente que le da a un “me gusta”… Todo ese tipo de gente que sin eso no tiene nada sentido; eso es Atrezo: un homenaje constante y un gracias continuo.

José: Con esto dejamos constancia de que un grupo no son dos chicos que se suben al escenario a tocar música. Un grupo de música es mucho más. Hace falta un equipo de profesionales trabajando contigo y apostando por el proyecto.

E.P.: ¿Cómo definiríais vuestra música? 

José: Nuestro estilo es pop.

E.P.: ¿Y no pensáis tirar por otros géneros, como por ejemplo, el rock?

José: El pop tiene muchos matices. Habrá canciones que tendrá tintes más de rock, habrá canciones en las que una parte de la canción…

David: Están “latinizadas” (risas).

José: No, a tanto no.

David: Esto que conste que es una broma de Joaquín Reyes.

José: Siempre que podemos en las entrevistas lanzamos algún chiste (risas).

 E.P.: ¿Quién escribe las canciones?

José: Yo compongo las canciones.

E.P.: ¿Sólo tú? ¿Él (David) no colabora en la creación de las canciones?

José: No, el puede tener alguna opinión como amigo o algún consejo.

David: Yo me encargo de la ortografía (risas).

José: Yo me dedico a la parte creativa de las canciones y él se encarga de la parte más técnica y de otros muchos temas dentro del grupo. De hecho, creo que nos llevamos tan bien por eso. Los temas los compongo yo, pero en esta última etapa sí que cuento con la ayuda de nuestro productor, Antonio Araez, debido a su experiencia y bagaje musical. Con él sí que retocamos o le damos algunos matices para que la canción quede más redonda. Pero todo nace de una idea compositiva mía.

E.P.: ¿Cómo contactó con vosotros Antonio Araez?

José: A Antonio Araez lo conocimos hace ocho años más o menos en un Creajoven de Murcia en el que me presenté con un amigo. No. Creo que estaba David ya. Bueno, dio la casualidad de que este productor vive en El Palmar al igual que nosotros y por motivos musicales empezamos a tener contacto y amistad. A día de hoy trabajamos con él y es una pieza fundamental para nosotros. Siempre ofrece un punto de vista más profesional, porque lleva diez años más que nosotros en la música. De hecho, ha trabajado con Diego Cantero de Funambulista.

E.P.:¿Qué os aporta la música?

David: Quizá la música sea lo que nos hace sentirnos que no estamos incompletos. Nosotros lo hablamos muchas veces que a la hora de hacer las cosas somos muy diferentes a muchas personas que nos rodean, a nuestro círculo de amigos de toda la vida porque, a fin de cuentas, nuestra forma de vivir no requiere de un horario fijo, tiene una disponibilidad plena porque siempre estás dispuesto a subir a un escenario, pero cuando no hay música, no estás bien, no eres tú. Es ese ingrediente extraño que hace que la combinación sea perfecta.

José: Sí, la música forma parte de nuestra vida, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Todos los días siempre tenemos alguna movida musical en la cabeza, ya sea algún tema que haya que tratar, algo que haya que terminar, alguna red social que tengamos que publicar algo. Digamos que es un trabajo que dura 24 horas, que nos aporta la mayor satisfacción de nuestras vidas.

E.P.: ¿Cómo es vuestra relación con los fans?

José: Cercana, cercanísima.

David: No nos gusta considerarlos fans. Es un concepto que entendemos, que existe, que es real, pero nosotros siempre hemos intentado que cualquier persona que se haya interesado por lo que nosotros hacemos, dentro de nuestras posibilidades, intentamos tener un acercamiento más personal. Una cosa que creo que nunca hemos hablado, pero que ambos pensamos lo mismo en ese sentido, es que nos gusta más el contacto humano. Para nosotros, el fan es un amigo que nos quiere mucho.

José: A nosotros nos gusta terminar los conciertos y todo aquel que quiera hablar con nosotros o que quiera echarse una foto o cualquier cosa, nosotros estamos encantados. De hecho, hasta que no haya nadie que quiera hacerse una foto, nosotros estamos a la entera disposición de esa gente que ha ido a vernos.

E.P.: De alguna forma queréis agradecer a esa gente que ha querido ir a vuestro concierto.

José: ¡Claro! Y es de agradecer. Hoy en día hay mucha competencia musical, mucha información en las redes, mil planes por hacer… Ya si una persona es capaz de dejar lo que esté haciendo para ir a un concierto nuestro es porque le gusta realmente lo que hacemos y eso es de agradecer.

David: ¿Cómo no vas a querer a una persona que te admira por lo que más te gusta hacer en la vida? No lo entendemos de otra manera.

E.P.: De todas las canciones que has compuesto, ¿cuál es tu favorita?

José: Normalmente, las últimas que vas escribiendo, como son las que menos has cantado, son las que más te llaman la atención en ese momento, pero considero que todas las canciones que cantamos en directo a día de hoy tienen algo especial y todas me gustan, lógicamente. Luego, por sensaciones o momentos, por ejemplo, “Mírame” me encanta. ¿Por qué? Porque es un momento del concierto muy bonito donde la gente canta con nosotros y está dándolo todo. Entonces esa energía te la transmiten a ti; es un momento muy bonito. “Quiero que sea el final” también me encanta porque es un tema lento, el cual lo disfruto mucho cantándolo.

E.P.: “Mírame” es una de vuestras canciones más populares. ¿En qué te inspiraste para componerla?

José: Pues para componer “Mírame”…

David: Fue un día en el que estábamos enfadados… ¡Mírame, mírame! Todo lo que tengo es tuyo (risas).

José: Con esa canción simplemente quería abordar el tema de que a veces tenemos que pararnos a pensar un poco en los demás; darnos cuenta de lo que tenemos a nuestro lado y meter dentro de nuestra vida a la gente que nos quiere y nos cuida.

E.P.: ¿Cómo os sentís cuando compartís el mismo escenario que grandes artistas como Despistaos, Maldita Nerea, Vanesa Martín…?

Así es Atrezo, "un homenaje constante y un gracias continuo"

Concierto de Atrezo en la Sala REM 18/11/16. Foto: María García Moreno.

David: Nos sentimos como niños chicos. El otro día estuvimos con Despistaos en la Sala REM y recuerdo que Timi, que es un amigo nuestro que nos ayuda en muchas cosas, de esta gente que forma Atrezo, nos decía: “Quién te iba a decir a ti hace diez años que ibas a estar compartiendo cartel con Despistaos, que es un grupo que escuchábamos desde pequeños” o “quién te iba decir hace diez años, cuando Chenoa salía por la tele, que ibas a cantar con Chenoa”. O sea, si te lo dicen, no te lo crees. La verdad es que si te pones en perspectiva, es así. Cada vez que te llaman para actuar es como si cumplieras un micro-sueño y sientes que estás cada vez más cerca de donde quieres estar, que es siempre ahí. Es un momento que te hace muy feliz. Yo me acuerdo de un momento clave que recuerdo muy bien de un día que vino José con otro compañero a buscarme; íbamos a presentar el disco de “Mírame”. Todavía no habíamos anunciado la primera fecha y estaba todo vendido ya. Íbamos a anunciar la segunda fecha enseguida y viene y me dice: “Tengo una noticia pero te la tengo que dar en persona”; y digo: “¡Venga! ¡Vente, vente!”. Yo estaba en Espinardo y vino y me dice: “¿Adivina con quién vamos a tocar?”; y le digo: “No lo sé”, y me contesta: “¡Con Maldita Nerea!”, y mi reacción fue “SIIII”. Nos pusimos como locos gritando “sí”. Maldita Nerea en nuestro segundo concierto como Atrezo, o sea, un concierto brutal con 3500 personas en el había gente que nos conocía y todavía nos sigue y nos quiere. En ese punto es cuando lo llamo y le digo: “¡José, José! ¿A que no sabes qué? ¡Nos han llamado para tocar con Ruth Lorenzo y con Chenoa!”, y  él: “¿De verdad? ¿Dónde? ¿Dónde?”. “2000 entradas más vendidas”; “dioos”. Somos muy flipados.

E.P.: ¿Qué es lo más raro que os ha pasado al finalizar un concierto?

Jose:  Tuvimos un concierto este verano en Águilas, con Cadena Dial, y compartíamos escenario con Huecco y a David no sé por qué lo confundieron con Huecco. Después del concierto estaba haciéndome fotos con algunas chicas y estaba a mi lado David. En vez de llamarle David, le llamaban Huecco. Le decían “Huecco, fírmanos un autógrafo”. Él como sacó su lado vergonzoso…

David: Hombre, tampoco eso. Pensaba que me lo estaban diciendo a mí. Tenía sentido.

José: Casi, casi estaban tocándole y David no les hacía ni caso. Entonces las chicas le decían: “¡Qué antipático que eres, Huecco! ¡Vete a la mierda, Huecco!

David: Al final terminé echándome fotos con la gente para no dejar mal a Huecco.

José: Tú en Google pones “Huecco” y sale David en el concierto de Águilas.

E.P.: ¿Cuál es el concierto que recordáis con especial cariño?

David: Yo tengo dos. Son bastante parecidos y, fíjate, se llevan diez años de diferencia. Yo recuerdo muy bien la primera vez que subí a un escenario -en realidad no era un escenario, era una cafetería de un pueblo- e iba acompañado por este señor (José). Él ya había subido a muchos escenarios y yo era como el amigo novato. Él fue quien me convenció para que yo me hiciera músico.

José: Yo lo lié.

David: Lo recuerdo perfectamente porque en aquella época nosotros hacíamos estrategias de mercado con Emule. En ese momento no existía Facebook, como mucho existía MySpace. Bueno, llegamos a esa cafetería y nos llevamos la sorpresa de que la gente nos conocía y se sabía las letras de nuestras canciones. Era la primera vez que tocábamos esas canciones que solamente estaban publicadas en Emule. Vale, pues esto ha vuelto a suceder diez años después con “Mírame”.

El año pasado con “Mírame” hay un momento brutal que no se me puede borrar de la memoria y fue el primer día, en la presentación. Estuvimos dos años sin subirnos a los escenarios para prepararlo y para redefinir lo que queríamos ser y lo que queríamos llevar a cabo. Habíamos acordado empezar el concierto con el videoclip y después salir nosotros al final del videoclip y empezar a tocar. Pues antes de empezar el videoclip, la gente comenzó a cantar “Mírame” a viva voz. Se oía súper fuerte. En ese momento, José, Juan Emilio y Francesco, que tocaban con nosotros ese día, estábamos en unas escaleras escondidos y yo recuerdo que me di la vuelta y les dije: “¡Qué puta locura!”. Me puse súper nervioso porque eso nunca nos había pasado. No había ningún estímulo para que la gente empezara a cantar “Mírame”. Luego empezó el videoclip y  volvieron a cantar toda la canción entera y justo cuando salimos la gente se volvió loca. Para otros artistas será lo normal, pero para nosotros, que íbamos a tocar esa canción por primera vez en directo, fue brutal.

José: Son sensaciones que solo se pueden entender cuando estás en el escenario. Tú piensa que estás preparando el proyecto durante un año y cuando vas a presentarlo ya tienes a la gente dándotelo todo.

David: Es lo más cercano a la felicidad.

José: Eso y montarte en el Dragón Khan (risas).

E.P.: ¿Qué proyectos profesionales lleváis entre manos ahora mismo?

José: Nosotros siempre estamos en continuo proceso de crear cosas nuevas y de darle sentido a todo aquello que hacemos. Sí puedo admitir que, lógicamente, estamos preparando cosas para el 2017. Para empezar el año con ganas, con fuerza y trabajando mucho para difundir todo lo posible Atrezo. Tenemos varias cosas en mente…

David: Que la vamos a liar.

José: Solo adelantamos que va a ser un buen año para nosotros. El 2016 ha sido un buen año también, ya te digo: Funambulista, Maldita Nerea, Chenoa, Ruth Lorenzo… Y el 2017 esperamos estar como estamos o incluso por encima.

E.P.: ¿Cuál es el mejor consejo que os han dado cuando decidisteis adentraros en el mundo de la música?

José: El mejor consejo que nos dieron, sin duda, es seguir apostando por la música. Hay momentos difíciles, duros; momentos en los que tienes que invertir y no tienes dinero para invertir, ocasiones en las que me tiré seis meses sin componer canciones porque no me llegaba la inspiración… A pesar de todos esos obstáculos, él y yo quedábamos para componer canciones e intentamos dar lo mejor de cada uno para que todo salga bien. Lo que siempre nos han dicho es que si somos felices haciendo música, sigamos hacia adelante y no nos rindamos.

CC BY-NC-ND 4.0
Así es Atrezo, “un homenaje constante y un gracias continuo” por María García Moreno está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas