Carlos Sadness estrena la madrugada con “La idea salvaje”

Cuando pensamos en una unión musical entre el rap y el más puro estilo indie español muchos expresarían su desconcierto y, posteriormente, su opinión de que nada bueno puede salir de esa fusión. Sin embargo, ahí está Carlos Sadness para demostrar lo equivocados que estábamos.

El pasado sábado 30 de mayo a las 00:00h., Sadness presentaba en la sala GarajeBeatClub su nuevo trabajo titulado “La idea salvaje”.

Durante la noche pudimos escuchar todas las canciones de su nuevo disco con excepción de “En mis retinas” y “Santamaría”, esta última perteneciente a la edición especial para Spotify.

Fotografía: Amor Martínez

Fotografía: Amor Martínez

El escenario queda oculto tras un telón blanco cuando empiezan a sonar las primeras notas de “La idea salvaje”, canción que da nombre al disco; aunque para salvaje (en el buen sentido) el público que ya gritaba, saltaba y cantaba al ritmo de la música.

El concierto siguió su curso marcado por la gran capacidad que tiene Carlos Sadness de conectar con el público, a veces bromeando sobre la cantidad de horas de trayecto en coche que separan Murcia de su ciudad de origen, o bien relatando las historias -cómicas y muy personales- que inspiraron cada una de sus letras.

Cuando llegó el turno de los sentimentales comenzó a sonar “Días impares” una canción, como él mismo expresó, dedicada a esos días en los que esperas un mensaje que no acaba de llegar y te “empiezas a rayar”. El público respondió muy bien al cambio de ánimo musical y coreó la letra con el artista.

También tuvimos el honor de poder disfrutar de “Feria de botánica”, que no está incluida en ningún disco pero recientemente ha alcanzado el millón de reproducciones en la red. “Emotiva”, “dulce” y “esperanzadoramente amarga” son algunos de los adjetivos que los fans de Sadness han dado para esta sencilla y tierna canción.

Fotografía: Amor Martínez

Fotografía: Amor Martínez

El concierto ya estaba concluyendo cuando presentó una de las más esperadas: “No vuelvas a Japón” que junto con “Miss Honolulu” conforman las dos piezas más populares del nuevo trabajo. Si el público había estado animado antes de que sonara esa canción, ahora, el término “animado” cobraba un nuevo significado. Antes de que Sadness empezara a cantar ya se podía escuchar la letra en toda la sala, pero fue hacia el final de la canción cuando llegó el momento subidón y toda la sala comenzó a saltar en perfecta sincronización con los brazos en alto.

Carlos Sadness se despidió de Murcia con el tema “Monteperdido”, que dividió la sala en dos mitades. Unos cantaban la letra, y otros hacían los coros. Creó, en un segundo, un juego muy entretenido en el que todos, además de participar, ganaron la gran experiencia de haber compartido lo que supone que un artista convierta una sala de conciertos bulliciosa, en un momento íntimo como si de un acústico se tratase.

Imagen de perfil de Alba Morales Madrid

Alba Morales Madrid

Amante de la literatura, música, cine y teatro. "Cultureta" por excelencia.

CC BY-NC-ND 4.0
Carlos Sadness estrena la madrugada con “La idea salvaje” por Alba Morales Madrid está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas