Crónica – IV Edición de Micros Abiertos en Mister Witt Café

El jueves 7 de abril en Cartagena se pudo disfrutar de una noche de música y poesía, ya que tuvo lugar la IV Edición de Micros Abiertos celebrada en Mister Witt Café en colaboración con La Cantera, laboratorio de producción artística. Era la primera vez que iba a presenciar una edición de micros abiertos así que estaba muy emocionada pensando en lo que iba a encontrarme. Me habían comentado que en anteriores ediciones hubo monólogos, trucos de magia, poesía y música. Sin embargo en esta IV edición solo pude disfrutar de la poesía y de la música.

Llego a Mister Witt con una amiga en torno a las nueve de la noche y nada más entrar percibo un ambiente cargado de emoción. Junto con una amiga me dirijo hasta el fondo del local donde veo un acogedor escenario cargado de instrumentos, cables y micrófonos y a su derecha un rincón repleto de guitarras, lo que me hace intuir que mayormente iba a ver actuar a músicos. Después de curiosear el entorno, busco un sitio para poder sentarme y disfrutar de lo que venía a continuación. Consigo ver una mesa a la izquierda del local entre tanta gente, lugar elegido para disfrutar de mi primera edición de micros abiertos.

Loles. Foto: Facebook Mister Witt

Se apagan por completo las luces y unas pequeñas velas posadas en cada una de las mesas alumbran el local. Entonces, se ilumina el escenario y la presentadora nos da la bienvenida y va dando paso a los diferentes concursantes. Un dueto argentino llamado Sol Nández es el primero en subirse al escenario, con mucho humor se presentan ante el público mediante una serie de carteles, interpretan temas propios y se despiden con un tango. Red Mosquito es el siguiente grupo, conformado por una voz, dos guitarras y una batería, interpretan versiones entre ellas de Pearl Jam. El primer solista en salir es Fran,  quien contó que ya había estado en la anterior edición de Micros Abiertos de Mister Witt, pero acompañado. Con su voz y guitarra en mano interpreta una canción compuesta por él, versiona a Bon Jovi y rinde un pequeño homenaje al recién fallecido Manolo Tena cantando con ayuda del público un trozo de ‘Sangre Española’. Antonio Madrid continúa y antes de empezar comentó que estuvo a punto de no venir. Entre los temas que nos presenta destaca su versión de ‘Tierra Firme’, que se la dedica a un familiar.

Gloria Sánchez, una joven a la que se le notan los nervios desde el primer momento en el que es presentada, deja paso a la poesía en medio de las actuaciones musicales. No es de extrañar que esté nerviosa ya que es la primera vez que se sube al escenario a recitar y además, a recitar poemas propios. Tras ella, vuelve la música, esta vez una joven llamada Nia viene acompañada por un guitarrista y afirma estar nerviosa, pero cuando comienza a cantar ese nerviosismo no se le nota en absoluto y además, deja a todos sorprendidos con su voz. Canta ‘Creep’ y mientras lo hace no estoy pensando en Radiohead sino más bien en la versión de Haley Reinhart. A continuación, The Factory interpreta canciones a las que presentan como ‘canciones sobre mujeres fatales’, tienen un ritmo pegadizo en el que llama especialmente la atención el sonido del bajo. En seguida, Elías acompañado de su guitarra nos enseña canciones suyas, es de esos cantantes a los que se les nota su pasión por la música nada más viéndole tocar la guitarra. De esos que parece que tocan la guitarra con rabia, pero que es pura pasión. Es el turno de Loles, ya vieja conocida de Mister Witt, que llama la atención por su acordeón, ya que hasta ahora los solistas iban acompañados por la guitarra. Tras ella, otro solista se presenta brevemente y comienza a tocar temas propios. Es Alex Tired y es la primera vez que toca en un micro abierto y en Cartagena, pero consigue que su música agrade notablemente al público. Yarea y su padre acompañándole con la guitarra son los siguientes. En ellos se puede ver la complicidad de llevar tiempo actuando juntos, en el que cada dos por tres se entrecruzan las miradas y sonríen. Interpretan ‘La vereda de la puerta de atrás’ de Extremoduro animando notablemente al público y tras la euforia momentánea al ritmo de Extremoduro, dos jóvenes comienzan su actuación, aunque uno está solo como acompañamiento de guitarra. Se trata de Miguel García, que viene de Campos del Río y se lanza a cantar sin micrófono la última canción, ‘Lucha de Gigantes’, rogando al público que guarde silencio. Por primera vez en Mister Witt, la siguiente en actuar es Marineta Fuentes, una almeriense cuya voz recuerda a la de la cantante Rosana, pero claro, una Rosana que cae bien. Confiesa que se le suelen olvidar las letras de las canciones aunque sean suyas, así que por eso las lleva consigo.  Marineta consigue meterse al público en el bolsillo.

La poesía vuelve a inundar el local de la mano de Rocío Calderón, quien cierra esta tanda de actuaciones de la IV Edición de Micros Abiertos. Sin embargo, antes de que empiece a vaciarse la sala, se realiza un concurso entre los participantes. El premio consiste en una entrada para cualquier concierto que se celebre en el establecimiento. Gloria Sánchez es la afortunada. Tras una amena noche llena de talento, me vuelvo a Murcia contenta de haber podido estar presente y esperando volver pronto.

 

CC BY-NC-ND 4.0
Crónica – IV Edición de Micros Abiertos en Mister Witt Café por María Belén Sumba Bravo está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas