Dando el cante en la universidad

  • Más de medio centenar de alumnos de la Universidad de Murcia asisten cada lunes a los ensayos de la sección moderna de la Coral Universitaria. Su director, Pepe Alacidnos abre las puertas del Paraninfo de la Merced para sumergirnos en la rutina de este coro que está llenando los auditorios murcianos con el espectáculo ¡De los 90 hasta hoy!

Dos son las condiciones necesarias para formar parte de la sección moderna de la Coral Universitaria: ganas y energía. “No hay requisitos para entrar —explica el director, Pepe Alacid. Mucha gente viene sin saber leer ni una partitura y va aprendiendo poco a poco con la ayuda de todos”. Sin embargo, la falta de conocimiento musical se suple con el entusiasmo. Para pasarlo bien no hace falta gran cosa, una batería eléctrica y un bonito piano de cola es más que suficiente para evadirte de cualquier preocupación. Aun así, la calidad se desprende en cada nota que los alumnos acompañan con coreografías o palmas. Por esto, la coral es más que una clase de canto, “lo que la mayoría busca es enriquecer su vida universitaria”, comenta Pepe.

Grease, Cabaret, El Mago de Oz, West Side History, Los Miserables, Moulin Rouge… muchos son los musicales que vienen a la mente de los amantes de este género que aúna la música y la interpretación. El encargado de llevar la batuta, Pepe Alacid, es actor y cantante en El Libro de la Selva, actuación que le ha valido colarse entre los nominados a Mejor Actor Principal en los premios del público BroadwayWorld Spain. Y eso se nota. Los gestos, la expresión facial y transmitir también con el cuerpo son algunaa de las pocas exigencias que Pepe pide a los jóvenes cantantes. Acompañan I gotta feeling, de The Black Eyed Peas, con aplausos y movimientos oscilantes, todos a una. El más vergonzoso se conforma con mover ligeramente los pies o mirar con entusiasmo a Alacid, mientras él bota como un resorte encima de un amplificador a la vez que dirige al grupo.

¡De los 90 hasta hoy! es el espectáculo que la coral prepara desde los inicios de este nuevo curso. “En el primer cuatrimestre nos hemos centrado más en música internacional, pero a partir del segundo comenzaremos con música de nuestro país”, indica el director. Beniaján, Puerto Lumbreras o algunas facultades del Campus de Espinardo son los principales escenarios en los que se pudo ver la representación a lo largo de todo el mes de diciembre. Además, la coral siempre está presente en actividades solidarias y colaboraciones con otras agrupaciones, como la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia. Por supuesto, todas las funciones cuelgan el cartel de aforo completo.

Pepe define su creación como “un espectáculo para todo el mundo”. Livin’ on a prayer, Killing me softly with his songSweet child O’ mine o Titanium lo corroboran. Además de todo tipo de público, el coro es tan heterogéneo en su composición como homogéneo en el conjunto. Alumnos internacionales y locales, desde Albacete hasta Honduras, componen un grupo bastante numeroso al que todos aportan su granito de arena.

Experiencias

Christopher James, auxiliar de conversación, Texas:

Me enteré de la coral a través de un micro abierto que organizaron en el Malecón. En Austin (Texas) soy guitarrista en un grupo, subí al escenario y canté una canción. Quería mejorar mi voz y la coral me sirve para eso. Aquí he conocido personas muy interesantes, me gusta el rollo nerd  que tienen. Hasta junio que estoy aquí seguiré, porque también hace que me esfuerce para hablar más español.

Jorge Tobarra, estudiante de Filología Inglesa, Albacete:

Antes vivía en la residencia universitaria Azarbe y allí ensayaba la coral. Los vi, me interesó y así entré. Fue una casualidad. Cuando yo empecé (hace tres años) éramos mucha menos gente que ahora, pero aun así las canciones salen bastante rápido y yo estoy contento. Cuando acabe la carrera, si sigo viviendo en Murcia, me apuntaré a antiguos alumnos y seguiré viniendo hasta que me dejen.

Carolina Pinett, estudiante de Marketing, Honduras:

La música siempre me ha gustado, pero cuando fuimos a la bienvenida de los alumnos internacionales, estuvo la coral en la presentación. Pepe al final dijo que todos los que quisieran ir, podían. Inmediatamente sentí un “click” y vine. Es como tener una segunda familia, porque me hacen sentir cerca de casa y facilitan el proceso de conocer personas. Me ha ayudado mucho en ese proceso de adaptación.

Jorge Antonio Fructuoso, estudiante de Química, Murcia:

Al principio, cuando entré en la universidad, sabía que había un coro, pero no me atrevía a apuntarme. Yo ya llevaba tiempo cantando en coros clásicos, y en el tercer año de carrera decidí probar. Dio la casualidad de que aquí me encontré con gente bastante agradable y comencé a engancharme. Después, me enteré de la sección clásica: ya fue una bola de nieve. Al que tenga dudas lo animaría sin dudarlo, que no se lo piense dos veces. Por lo menos para mí, esto es un desahogo y una manera de conocer gente nueva.

Si está interesado en formar parte de la coral, los plazos de selección se abren al principio de cada curso académico, aunque puede encontrar a estos jóvenes talentos los miércoles, a partir de las 21:00 horas, en el Paraninfo de la Merced con sus ensayos habituales. El éxito está asegurado.

Pepe Alacid dirige la sección moderna de la Coral Universitaria. Foto: Revista Digital Campus

Pepe Alacid dirige la sección moderna de la Coral Universitaria. Foto: Revista Digital Campus

Imagen de perfil de Pilar Lorente

Pilar Lorente

Coordino Cultura. Además, escribo para Actualidad y opinión, pero sobre todo, soy Radio.

CC BY-NC-ND 4.0
Dando el cante en la universidad por Pilar Lorente está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas