De electro-reggae con Years & Years

Son jóvenes, desgarbados y además, Sonido del 2015 por parte de la BBC. El que fuera actor de God Help the Girl, película de corte independiente que rinde homenaje a la banda de los ochenta Belle & Sebastian, ahora forma parte de uno de los grupos ingleses más rompedores de 2015. Olly Alexander y los suyos sorprendieron más bien poco cuando su nombre se asomaba último en el cartel del SOS 4.8 de este año (no penséis mal, va por orden alfabético), pero gracias a la consolidación de uno de sus mayores éxitos como lo es “King” en España, gran parte de la estratosfera murciana festivalera se dejó caer en el escenario Radio 3.

El tinglado está montado y algunos coros embriagados por la emoción del momento gritan diferentes estrofas de su repertorio. La estética de la mayoría es pintoresca, una amalgama de dejadez monocromática y tops arriesgados pero sugerentes. Quiero llegar a la primera fila pero me lo ponen difícil algunos chavales que, faltos de lucidez, se descoordinan a base de pasos de gigante hacia delante y hacia detrás. Y de repente, las luces se posan frente a cinco jóvenes de apariencia variopinta que de primeras aparentan llevar lo que viene siendo el equipo técnico del escenario, pero no, son ellos. Los gritos avivan la escena y Olly Alexander, con su atípico corte de pelo revuelto y camisa de tirantes ancha, se dispone a tocar la primera canción de su lista. Nadie conoce “Foundation“, pero por lo visto formará parte de su disco debut que lanzarán el 29 de junio. Resulta un buen comienzo para el conjunto británico.

Olly Alexander, vocalista de Years & Years. FOTO: Rosana Fornieles, en http://www.rosanafornieles.exposure.co

Olly Alexander, vocalista de Years & Years en el SOS 4.8. FOTO: Rosana Fornieles. http://www.rosanafornieles.exposure.co

Claro que después de ese momento de incertidumbre, marcado por un contagioso no parar de sintetizadores, llega el momento de “Take Shelter”, la canción con la que se dieron a conocer hará justo un año. De ritmo claramente reggae y melodías sobreagudas proporcionadas por Alexander, el público comienza a contonearse como si se tratara de un after-hours. “¡Buenas tardes SOS!”, y yo pienso: “serán para ti majo, aquí es la una de la mañana”, pero aun así no pierde el encanto especial que le hace tan carismático. Y de “Communion”, su próximo trabajo, recitan con gusto “Shine”, un tema nuevo que sin duda hará bailar a más de uno este verano, y qué menos que su sucesora sea “Worship”, actual nuevo single de la banda. Nuevamente combinan sonidos acuosos y electrónicos, envueltos en la voz de Olly, que esta vez suena muy al estilo R&B.

Un espectáculo de luces envuelve el escenario mientras tanto, y el público sigue gritando de la emoción. Years & Years continúan con su repertorio, esta vez recurren a un seguimiento de baladas atmosféricas acertadas para corazones blandos, pero desconcertantes para un público que desea saltar hasta romper alguna que otra crisma. La primera de ellas es “Memo”, que conserva el registro vocal sobreagudo del grupo. “Muchas gracias, you guys are so nice”, murmura tras la buena acogida. “Ties” se cuela como otra presentación a “Communion” y nuevamente hace menear a sus fans más underground, cual títeres sin autocontrol.

Alexander va al piano seguidas veces para interpretar temas como “Eyes Shut” y “Without” que sonaron de seguido, sin sorprender mucho a los espectadores. Estos, impacientes, esperan que suenen las canciones “postureo” de Years & Years. Aún sumido en el estupor y la sorpresa debido a la energía y las ganas del momento, el de los rizos no quiso alargarse más, y dio comienzo a “Desire”, otro de los cortes con influencia reggae que al segundo, levanta pasiones. “Real”, el que fuera su primer single, le sucede, y Olly no para de saltar a ritmo de la muy lograda percusión. El resto del grupo pasa un poco desapercibido, cada uno en su debido lugar, no sin antes agradecerles la atmósfera que han creado bajo el espectáculo lumínico. Y para finalizar, “King”, el esperadísimo momento llegó y la pista suena al unísono para hacer de coro al cantante.

Se despiden con la misma energía con la que subieron al escenario. Sin duda, uno de los espectáculos más originales y electrónicos de este viernes de SOS 4.8. Ahora a ver quién tiene narices de acoplarse a The Vaccines, porque si os soy sincero, no cabe ni un alfiler.

CC BY-NC-ND 4.0
De electro-reggae con Years & Years por Javier Sánchez está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas