Kidd Keo deja huella en la sala Maná

  • El artista alicantino tomó las riendas de la noche en un concierto como pocos se han visto en la zona. Pura esencia trap de la mano de Kidd Keo y Kefno para los fans murcianos

El viernes 17 de noviembre tuvimos la oportunidad de asistir al concierto de Kidd Keo, el que en su momento fuera nombrado por muchos “rookie del año“.  Ha llovido desde entonces, y podemos afirmar que tuvimos la suerte de ver cómo se las gasta uno de los artistas más consolidados, si no el que más, del trap nacional.  A base de los temas con más renombre y de sus últimas producciones, disfrutamos de un concierto que podría resumirse en una palabra: fuerza.

Kidd Keo. Foto: @mikijouft

La llegada de Kidd Keo a la capital murciana podría suponer la consolidación de un movimiento, el de las fiestas de trap, que comenzó sus andadas gracias a las fiestas Travieso Club, organizada en Moss desde hace meses, y que recientemente anunciaba su cambio de sede a esta misma sala, Maná. ¿Podría simbolizar este evento al que asistimos que se cerraba una época y que este género musical había subido un peldaño en cuanto a relevancia cultural en la zona? Estoy seguro de que sí.  Y no es el único aspecto en el que este estilo de música ha hecho mella, pero eso ya es tema para otro artículo.

Impacientes ya por la salida del artista, que se anunció para las 03:00 a ya pasada la medianoche, encontrábamos una sala dividida en lo que parecían dos mundos diferentes. Esto se pudo comprobar a lo largo de la actuación, puesto que teníamos, por un lado, los reservados llenos de gente que parecía ir vestida para un compromiso familiar que para un concierto de trap, y por otra parte, lo poco que se había dejado de espacio en la pista de baile, lleno de gente que sabía a lo que venía: darlo todo (¡el trap usa bases electrónicas por algo!)

Kidd Keo. Foto: @mikijouft

Sobre las 03:30 aparecía el encargado de poner el ritmo al artista alicantino: el joven DJ Kefno, con el cual había colaborado recientemente. A base de ritmos propios del género empezaba a caldear la pista para dar a entender que lo que todo el mundo estaba esperando estaba a segundos de hacer acto de presencia. Y entonces apareció: con las trenzas tan propias del mundillo y un chándal puma que le duró segundos puesto, pues los saltos, los gritos y los focos no tardaron mucho en provocar que se tirara todo el concierto sin camiseta. Y con tracks nuevos decidió arrancar un concierto que no llegaría a durar una hora, pero que tampoco hubiera debido prolongarse más. Ya que mantenerse en pie, saltando entre el público, animando a la pista a poner la sala patas arriba, y subiéndose a la tarima para cantar a centímetros de sus fans no es algo fácil de aguantar. Todo esto acompañado de Neelo, uno de los integrantes del colectivo DBT, donde no falto el último tema de este, Codeine and Cannabinol.

Kidd Keo. Foto: @mikijouft

El punto culmen del concierto lo alcanzó cuando decidió emplear la artillería pesada: los temás más virales, entre ellos uno de los hits de este verano, One Million, del que hasta el menos fanático se sabía la letra, además del más demandado por el público, “Me la Suda”, y utilizando “Stress” para poner el broche de oro a un concierto que, sin darnos cuenta, y sin desearlo, ya había terminado. Una píldora de música, locura y energía a partes iguales. Hasta el momento no he encontrado un género que mejore más de escucharlo en el móvil a la sala que este.

Uno de los puntos fuertes de Kidd Keo es su sinceridad y capacidad de expresarse sin pelos en la lengua, de la que hace frecuentes demostraciones en las redes sociales, y el paso por Murcia tan solo fue un reflejo de esa realidad: trap nacional, de calidad y sin tapujos.

Imagen de perfil de Raúl Izquierdo Pujante

Raúl Izquierdo Pujante

Estudiante de 2º de Periodismo en la Universidad de Murcia.

CC BY-NC-ND 4.0
Kidd Keo deja huella en la sala Maná por Raúl Izquierdo Pujante está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas