Pol: “Esto de la música independiente, además de una moda y una herramienta de marketing, ya no sé muy bien lo que es”

  • El cantautor Pol, conocido anteriormente como Pol 3.14, nos cuenta su experiencia en el mundo de la música independiente tras dejar definitivamente su etapa comercial

Foto de cartel de Pol en su gira por España de 2016. Foto: Twitter @polesmusica

El Periodicum: ¿Qué ha cambiado en ti desde que empezaste en el mundo de la música?

Pol: Me tomo todo de otra manera, me he hecho más fuerte. Aprecio lo que tengo de verdad; sé con quién quiero estar y dónde. Hay personas muy absorbentes que solo hablan de sí mismas constantemente. Antes por educación las escuchaba, ahora huyo de ellos. No tengo miedo. Elijo mejor, no me vale cualquiera. Ya he perdido mucho el tiempo por compromiso, eso ya no pasa.

E.P.: ¿Qué consideras que tiene de especial Solo que no tengan tus anteriores discos?

Pol: Tiene alma, es el principio de otra etapa, hecho desde la libertad. “La Resistencia” o “Desde aquí en mi cabeza” están llenos de rebeldía y, por qué no decirlo, de rabia, y eso queda registrado. Me ha dado peso y de comer, así que no me quejo.

E.P.: ¿Cómo reaccionaron tu familia y tus amigos cuando les contaste que querías dejar de ser Pol 3.14?

Pol: Con alegría por lo que significaba. Simbolizaba que por fin me había liberado de mi discográfica, fue un proceso largo y escabroso. Había que empezar por algún sitio… sin ‘numeritos’.

E.P.: ¿Te fue muy difícil sacar el disco de Solo adelante sin discográfica?

Pol: Sí, de hecho ha tenido poca repercusión, las cosas como son. A pesar de eso he vendido todos las copias que saqué. He sido feliz y he aprendido muchísimo con este disco.

E.P.: ¿Cómo ha repercutido en tu carrera y en tu vida en general el abandono de la música comercial y el haberte definido en una música más independiente?

Pol: Antes me llevaba un conductor a tocar a sitios grandes y ahora conduzco yo a sitios pequeños… Ahora en serio, esto de la música independiente, además de una moda y una herramienta de marketing, ya no sé muy bien lo que es. Pero sí, mi último trabajo lo saqué sin apoyo si es a eso a lo que te refieres. Tampoco es nada heroico hoy en día, hay miles de grupos que lo hacen. Se me van abriendo ciertas puertas lentamente, estoy más en sintonía con lo que hago. Antes me dirigían el fracaso y encima se llevaban la mayoría del dinero, ahora la deriva es mía.

E.P.: ¿Vas a repetir la experiencia de cantar en el Arenal Sound?

Pol: Ya son 4 ediciones, por supuesto que voy a repetir. Fue mi primer festival y ahí estaré siempre que me llamen.

E.P.: ¿Cuándo te diste cuenta de que lo tuyo no era el periodismo sino cantar?

Pol: Hace mucho tiempo pero me decidí tarde, la verdad. El periodismo fue una excusa para alargar mi indecisión vital e inmadurez, pero la música siempre estuvo ahí. De alguna manera u otra siempre ha sido mi motor.

E.P.: ¿Te arrepientes de alguna de estas decisiones?

Pol: No puedo arrepentirme, además de que no sirve de nada, el dejar mi discográfica es lo mejor que he podido hacer. No estaba a gusto con el equipo y el tiempo me ha dado la razón. Me consta que quedan pocos ahí. Es más, a mi exdirector también lo han echado. Igual el Karma existe. Soy una persona afortunada, las cosas que nos apasionan no suelen ser fáciles aunque cueste entenderlo.

Pol con su tabla de surf. Foto: http://www.imgrum.org/

E.P.: ¿Dónde te ves dentro de unos años?

Pol: Viviendo en el mar, dando cera a mis tablas de surf, bebiendo vino y componiendo. Cerca de las personas que quiero, por supuesto. Soñar es gratis…

E.P.: ¿Hay alguna canción a la que le guardes especial cariño?

Pol: “Bipolar” no estaba mal, aunque no me siento demasiado identificado, pero con ella arranqué mi carrera; y “En shock”, porque creo que se vislumbraba a dónde me dirigía, por la producción y la composición.

E.P.: ¿Qué propósitos tienes para este año? ¿Algún proyecto en mente aparte de esta gira por España?

Pol: Si todo va bien en septiembre saldrá mi nuevo disco. Lo que es seguro es que ya no estoy Solo. Nunca he tenido manager, pero he caído por fin en manos de gente muy buena en su trabajo, especial, altruista y proactiva. Vamos a hacer el mejor trabajo posible en todos los aspectos.

E.P.: ¿Has pensado alguna vez en retirarte del mundo de la música?

Pol: Dejarlo no, pero en algún momento sí que dejé de creer mientras estuve atado a un contrato. Veía cómo se diluía mi oportunidad y tenía claro que tenía que irme a otro sitio de la industria; otro equipo, otra filosofía. No entendía que si no podían, no querían o no sabían sacar adelante mi proyecto no me pusieran fácil irme. Fue una etapa complicada pero sé que vienen buenos tiempos.

E.P.: ¿Consideras que tu sueño a cumplir es vivir siempre de tu música?

Pol: Mi sueño es ser feliz a ratos. La vida es esto, ser feliz entre problema y problema… Y si la música me sigue dando alegrías a veces, continuaré. Pero tengo más maneras de estar lleno. Así tiene que ser. La música es una, y muy importante, pero hay que estar preparado y estar abierto a los nuevos planes que van llegando. De momento lo único que tengo que hacer es tocar la guitarra… Como diría Antonio Vega, “Por hoy es suficiente y mañana es demasiado”.

E.P.: La mayoría de tus canciones son de desamor. ¿Van dirigidas a una misma persona o eres como Pablo Neruda y tienes diferentes musas?

Pol: Una musa… ¡No por Dios! Nadie me ha soportado tanto. Eso está cambiando. En Solo ya no hay casi temas de amor ni desamor. Uno va recibiendo otros estímulos a medida que va avanzando en la vida, te vas fijando en otras cosas, otras inquietudes. Mi cuarto disco será distinto en todo o por lo menos así lo estoy viviendo. La nostalgia está en mi ADN, de eso hay bastante en mi nuevo trabajo.

E.P.: ¿Cómo compones? ¿Tienes algún método especial para inspirarte?

Pol: Me gusta mucho coger la guitarra y dejarme llevar. No tengo método. Sueño con melodías, letras; me vienen a la cabeza constantemente.

E.P.: ¿Qué consideras que va mal en este mundo?

Pol: La gente se vende por dinero, aunque no lo necesite. Por lo general, todos quieren ganar mucho y salvar su puesto sea como sea, da igual que el de al lado se muera de hambre o sufra. Se ve en los bancos, en los políticos, en los grandes empresarios… Por otro lado, está el fenómeno de la red. La gente vende ser auténtica y luego compran seguidores, se graban meditando… Adoramos a gente que no hace absolutamente nada. ¿El por qué? Porque todo el mundo lo hace. Es como el cuento de Andersen, “El traje nuevo del Emperador”

E.P.: Tu canción ‘No eres igual que ellos’, ¿es una metáfora de tu carrera musical?

Pol: Sí, aunque pueda parecer una canción dedicada a una persona, no lo es. Las personas van y vienen; al final solo quedan las canciones. Es complicado entender a los que nos dedicamos a esto, supongo. Demasiados altibajos y no es fácil caminar a nuestro lado, lo fácil es desaparecer. Todo el mundo te quiere cuando te va bien.

E.P.: ¿Cuál es el momento más especial que has vivido en un escenario?

Pol: Hace poco, en un festival, dediqué ‘Jóvenes eternamente’ a mi amigo Charlie, recientemete fallecido, y cantándola me emocioné bastante.

Imagen de perfil de Gema Moreno Andreu

Gema Moreno Andreu

Estudiante de Periodismo. Amante del arte. 'La insatisfacción como la esencia y naturaleza más íntima del talento'.

CC BY-NC-ND 4.0
Pol: “Esto de la música independiente, además de una moda y una herramienta de marketing, ya no sé muy bien lo que es” por Gema Moreno Andreu está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas