Reseña: “El arrecife de las sirenas”, de Luna Miguel

  • Luna Miguel escribe en El arrecife de las sirenas toda una oda a la vida y su creación, también a la muerte como elemento indispensable y catalizador de los sentimientos de la poeta. Indudablemente, el mejor poemario de la autora

La escritora Luna Miguel. Foto: www.gonzoo.com

La primera reseña de un servidor este año es a una de las grandes voces poéticas de la actualidad. Se habló anteriormente aquí de su libro Poetry is not dead y hoy lo haremos de su última obra hasta el momento: El arrecife de las sirenas, toda una evolución a mejor de Luna Miguel y su característica lírica, con una mejora clara tanto en forma como contenido. Nos encontramos con una poeta con los pies en el suelo, que sabe bien de lo que habla y que trata temas como el proceso de la maternidad, la vida, la muerte, la alegría de ser madre o la rutina con la pareja, con una facilidad pasmosa, siendo dueña de un estilo que sabe mostrar una cierta crudeza cuando es necesaria y un amor puro como el que solo sale junto a un bebé.

Portada. Foto: www.daregirl.es

Luna Miguel es una excelente lectora y en su libro se ve influenciada por autores como Allen Ginsberg, entre otros, asentando ya en la obra su voz propia y demostrando que es, posiblemente, una de las mejores poetas españolas de la actualidad.

La autora relata toda una odisea por la muerte y la vida, y cómo ambas deben coexistir (Morimos para vivir, vivimos para morir), que se convierte aquí en todo un mantra. La importancia de ser mujer y sentirse como tal es en su obra de gran magnitud. Si los demás títulos de Luna Miguel eran como túneles en los que se vislumbraba una luz al final, es en este donde la luminosidad se hace patente, sin llegar en ningún momento a cegar al lector, quedando así un libro donde ya hay paz en los versos de la escritora.

La Bella Varsovia es una editorial conocida por editar títulos de una gran belleza, en ediciones muy vistosas para una biblioteca personal. En la que nos ocupa, es muy llamativo (una vez leído el poemario) el simbolismo que contiene su portada, con esa polilla siendo tocada por una mano y al fondo el sol, como si se tratara de un nuevo amanecer para la autora y también para los lectores, que lloran cuando lo hace Luna, sonríen cuando lo hace Luna y se alegran cuando lo hace Luna; siendo, al fin y al cabo, eso lo mágico de la poesía (de la de verdad): sentir lo que la poeta ha sentido.

Todo un golpe (literario) en la mesa por parte de Luna Miguel y otro título imprescindible para cualquier colección.

Me pides un poema feliz. Qué quieres que diga. Que creo en el amor. Que lo que más me emociona en esta vida es comer pizza los domingos. Que adoro retener el esperma entre mis piernas, hasta que cae líquido, gota a gota, al frío suelo de mi sueño. Me pides un poema feliz y eso es algo casi imposible, porque cuando soy feliz no sé decirlo. O porque cuando soy feliz deseo la euforia. O porque cuando soy feliz estoy haciendo cosas más importantes como llorar. Leo un libro en el que la protagonista mata a su gato y no siente nada. Escucho una canción en la que dos amantes se separan y no sienten nada. Miro los mensajes de Whatsapp y aprendo que un amigo quiere cortarse las venas para dejar de sentir. Qué quieres que te diga yo entonces. A quién quieres que salve yo ahora. Me pides un poema feliz y esto es todo lo que puedo decirte: No.  

Imagen de perfil de Christian Nieto Tavira

Christian Nieto Tavira

Estudiante de Periodismo en la UM, blogger y poeta. Amante de las series, el cine, los libros y la música.

CC BY-NC-ND 4.0
Reseña: “El arrecife de las sirenas”, de Luna Miguel por Christian Nieto Tavira está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas