Reseña: “El cuchillo”, de Patricia Highsmith

  • Suspense, pasiones, deseos secretos e inquietud son los elementos sobresalientes de El cuchillo

Patricia Highsmith. Foto: anagrama-ed.es

Patricia Highsmith vuelve a Anagrama con su obra El cuchillo, reeditada por la misma editorial que ya la publicó en 2006. La especialidad de esta autora estadounidense, nacida en Tejas y fallecida en Suiza, es el género de suspense, y así lo demuestra en obras como El talento de Mr. Ripley (premiada en distintas ocasiones), Extraños en un tren o la que aquí se presenta.

Highsmith despliega su maestría en un relato con dos personajes principales, aunque solo uno de ellos marca el ritmo de la historia. Como es habitual en esta autora, un asesinato se convierte en el pistoletazo que marca el punto de partida de la novela, aunque este acontecimiento queda relegado durante algunas páginas, mientras Highsmith presenta a su personaje más importante: Walter Stackhouse.

Portada. Foto: anagrama-ed.es

La vida de Stackhouse junto a su esposa es el escenario que se muestra en los primeros capítulos, una vida aparentemente típica, pero en la que laten oscuros deseos. El lector no puede dejar de comparar la simulada normalidad con el asesinato inicial, que, aunque en un segundo plano, no se olvida. Esta comparación provoca la reflexión sobre los hechos que van produciéndose a lo largo de la novela y sobre las causas que los motivan.

Más que una novela de suspense, Highsmith refleja en estas líneas las pasiones humanas, los deseos y los odios más profundos; en definitiva, el bien y el mal que rige los pensamientos de los seres humanos y el enfrentamiento entre ambos hemisferios.

El cómplice lector será consciente desde el comienzo de quién es el responsable del asesinato y de lo que ocurre en su vida: sus razones, su estado de ánimo, sus temores. Es precisamente este conocimiento lo que le provoca una sensación de desasosiego y le consume, al tiempo que se esfuerza, vanamente, por que la verdad sea descubierta, igual que lo intenta el protagonista, sin saber si esto será finalmente posible.

El cuchillo es una obra que se convierte en testigo de la lucha que se puede producir en la mente del hombre ante situaciones desesperadas.

Tal vez, el término que mejor describa a este libro es inquietud: la inquietud del protagonista, que es transmitida de manera brillante al lector en cada palabra, sin necesidad de recurrir a trucos fáciles que hagan avanzar el relato. Una novela propia del género negro que hará disfrutar a aquellos que abran sus hojas y se adentren en la vida de Walter Stackhouse de la mano de Patricia Highsmith.

Imagen de perfil de Mónica Pelluz

Mónica Pelluz

Directora general de El Periodicum y coordinadora de cultura y corrección. "Una palabra puede cambiar el mundo".

CC BY-NC-ND 4.0
Reseña: “El cuchillo”, de Patricia Highsmith por Mónica Pelluz está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas