Reseña: “Pequeños incidentes”, de Karmelo C. Iribarren

  • Jesús “Chus” García Sánchez (editor de Visor Libros), el poeta Luis García Montero y Karmelo C. Iribarren seleccionan poemas de este último para la antología Pequeños incidentes, una inmejorable muestra del estilo y la poemática del donostiarra

Portada. Foto: www.visor-libros.com

La editorial Visor Libros edita con maestría una antología con varios de los poemas del poeta Karmelo C. Iribarren, un libro que compila textos de sus obras La condición urbanaSerie BDesde el fondo de la barraLa frontera y otros poemasOla de fríoAtravesando la nocheOtra ciudad, otra vidaLas luces interioresLa piel de la vida Haciendo planes.

En poesía es muy conocida la labor que realiza Visor, y es, en ocasiones, la creación de antologías su mayor acierto. Esta compilación, por ejemplo, es un gran libro que todo el mundo debería leer, y así conocer al autor tras los versos. Debo agradecer a la editorial el ejemplar para su reseña.

Karmelo C. Iribarren. Foto: Iñaki Andrés para www.elmundo.es

Se hace complicado hablar de una antología del donostiarra Karmelo C. Iribarren por lo mucho que engloba esta acción, porque se trata, en mi opinión, de uno de los más grandes poetas vivos. De alguien que marcó el final del pasado siglo y aún escribe con la fuerza y el ímpetu del primer día.

Pocos autores pueden decir, al igual que él, que tienen un estilo propio, cultivado en, aproximadamente, veinte años y seguir con él. A Karmelo le caracteriza el gusto por el viento del norte, el “chirimiri” de sus tierras, esa lluvia sosegada y tranquila, los bares y el poeta que lo observa todo, como un “paseante con paraguas” (parafraseando a Luis García Montero, a quien le debemos el fascinante prólogo que abre el libro).

El de San Sebastián es el mayor ejemplo de autor que puede, en un solo y breve poema, tratar multitud de temas: el amor, por ejemplo, como esa fuerza que todo lo mueve y que arrasa todo a su paso, incluido el corazón del poeta. Otros temas navegan entre las páginas del libro, como la amistad, la vejez, la pobreza o la observación por parte del que muy pocas veces se inmiscuye en la acción, ya que prefiere no interferir, dejando la vida pasar y retratándola como mejor sabe: escribiéndola.

Los “pequeños incidentes” son tan del autor como nuestros, son comunes a nosotros y ahí radica el gran acierto de Karmelo Iribarren: habla al lector de tú a tú y le muestra lo que ambos sienten, y en paisajes tan normales como una ciudad costera del norte.

Pequeños incidentes es, en conjunto, una antología vital para conocer al hombre que se esconde tras los versos. Para conocer al, posiblemente, mejor poeta español vivo.

Recomendadísima.

 

Es lo que tiene,

el amor:

empiezas siendo

el galán 

protagonista

de una maravillosa 

comedia.

Y acabas

convirtiéndote

en un actor

sobrio,

serio,

de carácter.

Sólo que de tu

propia tragedia.

Imagen de perfil de Christian Nieto Tavira

Christian Nieto Tavira

Estudiante de Periodismo en la UM, blogger y poeta. Amante de las series, el cine, los libros y la música.

CC BY-NC-ND 4.0
Reseña: “Pequeños incidentes”, de Karmelo C. Iribarren por Christian Nieto Tavira está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas