Rotundo éxito de Rulo y la Contrabanda en Murcia

Rulo y La contrabanda, concierto en Sala REM por el Big Up. Foto: Laura Salas

  • El grupazo de Rulo y la Contrabanda agota entradas y su público abarrota la Sala REM en el concierto que coronó el Big Up! 

No fueron suficientes las sillas para la cantidad de asistentes que decidieron disfrutar de la mejor música en acústico. El repertorio musical que regaló fue de lo más variado. Y sin alejarnos mucho de la realidad le dedicó una canción y un ratito a la situación actual a la que España y el mundo entero se está enfrentando con su “A contrarreloj” , rechazando las banderas y dejando claro que “la violencia es para los necios y la palabra para los sabios“.

Rulo se desnudó ante su público murciano y, entre whisky y whisky, reconoció de la forma más humana y personal posible que los comienzos en la música nunca son fáciles, pero que, como todo en la vida, nunca se deja de empezar de cero. “En la música no todo es bonito, todo tiene su cara b, pero le entregas tu vida igualmente”.

Otra de las canciones que emocionaron a los asistentes fue La reina del barrio”, sin lugar a dudas el momento más fuerte de la noche. Se trata de una canción dedicada a su abuela, la cual falleció por culpa del Alzheimer, una enfermedad que arrasa con todo y que este grupazo consigue convertir en arte para erizarte el corazón.

Rulo y La contrabanda, concierto en Sala REM por el Big Up. Foto: Laura Salas.

El amor es algo que adjudicamos a la mayoría de canciones de Rulo, tal vez por la facilidad con la que transmite o por la calidad de sus letras. Rulo contó cómo en Santander compuso “Buscando el mar” como metáfora de vivir en busca de la felicidad; esta canción fue otra con las que logró empatizar muchísimo con el público y arrancar el canto de todos.

También tocó alguna de las canciones que compuso con su anterior grupo, La fuga, como por ejemplo “La Flor”, y nos contó que componiéndola en Buenos Aires se dio cuenta de que la gran ciudad tenía una cara fría enorme y que esta canción no solamente trata del desencanto urbanita, sino también de lo que ocurre cuando la gente se vuelve tan fría que no quiere ni tocarse. Y por petición de su público cantó una de las canciones más míticas de La Fuga, habiendo confesado antes que los artistas no se ganan la vida en el escenario, “nos la jugamos aquí arriba ‘Por verte sonreír'”.

Rulo no solo se atrevió con la guitarra, sino que nos amenizó con la armónica y también creó un ambiente mucho más especial para su acústico con el piano.  Afirma que en un disco mucha gente considera que las últimas canciones son de relleno, y no debería ser así. Él siempre fue de la nueve, diez, once…, esas canciones no están porque sí, “son pepinazos”.

Rulo y La Contrabanda, concierto en Sala REM por el Big Up. Foto: Laura Salas.

Tras más de casi dos horas, y la mayoría de los asistentes de pie, nadie perdió las ganas por tararear y gritar las letras de Rulo y de seguir a grito de “Fito” cada una de las canciones. El concierto se acababa y Rulo prometía dos canciones más a cambio de un whisky; de hecho, una de las asistentes no se lo pensó dos veces y, antes de que el camarero de la sala le regalase uno, ella ya le estaba dando otro. Nadie quería que acabase.

El cariño del público fue increíble. Decenas de personas llevaban puestas camisetas con sus letras. La variedad fue la clave del éxito: había espectadores de todas las edades, gustos y colores para un concierto de todos los gustos donde tuvieron cabida todos los temamos de su historia. Murcia les despidió a gritos, emocionándose y recordando una noche de la que sin duda se podrá hablar durante meses.

Deseándole una “larga vida al Big Up”, Rulo y la Contrabanda dijo adiós entre aplausos y ovaciones.

CC BY-NC-ND 4.0
Rotundo éxito de Rulo y la Contrabanda en Murcia por Laura Salas está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas