Cobeta: “Me considero un trabajador”

  • Hablamos con Miguel Ángel Cobeta, ex-jugador profesional de fútbol sala tras su retiro hace cuatro años de manera activa como jugador, que actualmente establece estrechos vínculos con el fútbol sala a través de su trabajo en Olimpic Club de Murcia

Entrevista a Miguel Ángel Cobeta. Foto: Miguel Martínez Hernández

Miguel Ángel Cobeta es un ex-jugador profesional de fútbol sala madrileño actualmente retirado. Se considera como un referente de deportividad, constancia y trabajo intenso para conseguir alcanzar las metas deseadas. Con tan solo 16 años de edad, su carrera profesional se inició con su fichaje por Boomerang Interviú, actualmente considerado como Movistar Inter, el cual permaneció durante once temporadas subordinado a las órdenes de Jesús Candelas. En la temporada 2002/2003 marchó cedido al entonces poderoso Caja Segovia, aspirante a la conquista del título de campeón de la Liga Nacional de Fútbol Sala.

Por otra parte, adquirió protagonismo en el ámbito internacional con la selección española, gracias a la conquista de dos campeonatos de Europa y un torneo FIFA disputado en Singapur en 2001.

La incertidumbre de su nuevo club llegaría a su fin tras su fichaje por ElPozo Murcia la temporada siguiente, equipo que gozó de dominio absoluto por encima de Interviú y Polaris World, actualmente conocido como Plásticos Romero Cartagena. Tras cuatro temporadas y media perteneciendo a la época de mayor esplendor en la entidad murciana, su cesión a DKV Seguros Zaragoza y su posterior fichaje por Cartagena marcó el final de su etapa activa de jugador profesional. Sin embargo, su pasión por el fútbol sala continuó viva como entrenador de las categorías inferiores del C.D. Murcia F.S, y posteriormente en el primer equipo del Elche C.F. en la primera división de la Liga Nacional de Fútbol Sala.

Su palmarés deportivo está compuesto por 48 internacionalidades con la selección española, 4 Ligas, 2 Copas de España, 2 Supercopas de España,  una Recopa de Europa, 2 Eurocopas, y un Torneo FIFA Singapur.

Cobeta nos habla sobre su trayectoria deportiva y su método de trabajo que realizaba no solo como jugador profesional, sino también como entrenador.

Etapa en Cartagena. Foto: ceroacero.es

El Periodicum: ¿Por qué eligió el fútbol sala y no otro deporte a desarrollar?

Miguel Ángel Cobeta: Hombre, pues yo creo que como cualquier niño. Empezamos en el colegio con los amigos, con una pelota, y realmente al final va un poquito todo vinculado a eso.

E.P.: Si no practicase el fútbol sala, ¿qué otro deporte le gustaría practicar?

M.A.C.: La verdad es que me gustaría practicar casi todo. Al final me considero un tío deportista, y  considero que me gustan varios deportes. Yo como anécdota, aparte de hacer fútbol sala, yo cuando entrenaba con mis amigos también hacía judo, entonces pues mira, es un deporte que a lo mejor está poco visto, pero que me engancha.

“Al final me considero un tío deportista, y  considero que me gustan varios deportes”

E.P.: Ahora vamos a hablar un poco sobre su carrera deportiva, hemos dicho antes que empezó su andadura profesional en Interviú Lloyd´s pero queremos saber un poco dónde desarrolló su fútbol sala antes de llegar al mítico equipo.

M.A.C.: Como te decía antes, yo empecé con los amigos. Empezamos con un “equipito” pues en el colegio, después del colegio firmamos todos, o casi todos, por un equipo de Coslada que se llamaba TDM Coslada, y luego ya desde ahí ya pasé a las categorías inferiores de Interviú.

Cobeta posando en la foto oficial con Interviú, abajo a la derecha de la imagen con un balón. Foto: LNFS

E.P.: ¿Cuál era la rutina de entrenamiento que tenía tanto en las categorías inferiores como en Interviú?

M.A.C.: Hombre, son diferentes. Está claro que cuando estás con los amigos eres más joven, estás estudiando, y como bien te decía antes, también hacía otro deporte que era judo. Entonces, la rutina cuando eres joven más o menos a lo mejor puedes entrenar una vez, dos veces a la semana con los estudios, luego ya en las categorías de Interviú ya sí entrenabas casi todos los días por la tarde.

E.P.: ¿Se considera una de las piezas más importantes para Jesús Candelas? ¿Puede hacernos alguna valoración sobre el entrenador, sobre la plantilla, o el club durante su estancia esas once temporadas en Interviú?

M.A.C.: Hombre, importante yo creo que a todo jugador le gusta sentirse importante. Es verdad que no hay nadie imprescindible, pero éramos un equipo en los que yo creo que todos éramos importantes, y ya de ahí Jesús nos daba esa confianza para tenernos, o mantenernos a todos enchufados, tanto en el equipo, como en el club, como en cada partido. Eso era parte lo que nos daba al final el éxito.

“Éramos un equipo en los que yo creo que todos éramos importantes”

E.P.: ¿Cuáles fueron los motivos que le llevaron a su cesión a Caja Segovia en 2002, estando en la cumbre de su carrera futbolística?

M.A.C.: Bueno, yo creo que no había motivos, o no hubo motivos. Yo creo que Segovia en ese momento, o Interviú tenían un acuerdo para fichar a Daniel, que estaba en Segovia y se venía a Interviú, y conmigo se puso en contacto Segovia pues para intentar mantener o suplir esa plaza de Daniel. Hablamos tanto los dos equipos, tanto la directiva de Interviú conmigo y fue una decisión que tomé porque creía que era el momento adecuado, además de otro pasito, otro reto que asumir.

E.P.: ¿Alguna valoración sobre la temporada que realizó en Caja Segovia?

M.A.C.: Yo creo que fue muy buena, estuve media temporada. Me fui en diciembre y luego ya acabé en junio, que fue cuando ese verano luego firmé por ElPozo, pero yo hago una valoración muy positiva. Fueron seis meses muy intensos, con grandes jugadores allí, y yo creo que teníamos muy buen equipo. De hecho está que luego vinimos aquí a jugar contra ElPozo, y no le eliminamos pues por un gol que nos metieron en el tercer partido a falta de, creo, cinco o diez segundos antes de finalizarlo.

E.P.: En cuanto al ámbito internacional con la selección española, ¿en qué consistía el Torneo FIFA de 2001?

M.A.C.: Bueno, era un torneo que jugamos en Singapur. Es un torneo que se hace allí, se había hecho en dos o tres ocasiones tres años, e íbamos. Además estaba Brasil, estaba Holanda, estábamos nosotros. Era pues competir, y digamos las mejores selecciones. Fue un torneo muy bonito, un viaje muy largo, pero bueno, logramos traernos la victoria, que era lo importante.

E.P.: Siendo Bicampeón de Europa con la selección, ¿cuáles fueron los motivos que le apartaron de la selección tanto en los mundiales, como de manera definitiva?

M.A.C.: Yo no creo que haya habido motivos, no significaba que te apartasen. Al final en  la selección son muchísimos jugadores en España, muchísimos equipos en España, en cada equipo hay doce, trece o quince jugadores, y al final es el seleccionador el que tiene que tomar la decisión del torneo que vaya a jugar, pues en medida de eso los jugadores que en mejor forma estén o que él crea que pueda ser de más utilidad en esos torneos. Ya te digo, no creo que haya sido un retiro o ningún motivo, sino que igual que cuando vas, no pides explicaciones, pues cuando no vas, solo te queda trabajar más en tus equipos para volver a ir.

E.P.: ¿Qué se siente al pertenecer a la época dorada de ElPozo Murcia? ¿Alguna valoración, sobre Duda, sobre la plantilla, sobre el club durante su estancia en Murcia?

M.A.C.: Hombre, sentirte te sientes bien, está claro, que estés así trabajando en un equipo alto, un equipo de primer nivel siempre es bueno. Una valoración, yo creo que nuestra principal arma era el equipo. Yo creo que formar un equipo, formar una piña como la que formamos, tanto dentro como fuera de la pista, creo que eso al final te hacía notar en cada partido. De ahí que ganáramos títulos doblegando al todopoderoso Polaris.

“Nuestra principal arma era el equipo”

Cobeta disputa un balón dividido durante su etapa en ElPozo Murcia. Foto: EFE/Domenech Castello

E.P.: ¿Es posible que su relación con Duda cuando estaba en ElPozo Murcia llevaron a su cesión a Zaragoza en 2008?

M.A.C.: No creo, porque como relación yo creo que todos tenemos roces, pero tanto con el entrenador como con jugadores. Convivimos mucho tiempo al día, muchas horas al día, casi más que con la familia. Pero te digo que no creo porque dos meses antes me habían renovado dos años, y él era el entrenador. Es lo que te decía antes, al final fue un cúmulo de cosas, querían traer a otros jugadores y tenía que dejar gente de la plantilla. Entonces me pasó a mí, y le pasó a Joel, que tuvimos el mismo caso.

E.P.: Después de Zaragoza llegó a Cartagena. Desde su punto de vista, ¿cómo cree que desarrolló las temporadas Cartagena durante su estancia en la ciudad portuaria?

M.A.C.: Bueno, yo creo que estuvo bien, volví otra vez a casa desde Zaragoza, como tú bien dices, tenía mi casa y volvía aquí. Yo creo que estas temporadas estuvieron bien. Hubo altibajos ahí con el tema de los patrocinadores, que fue al final que veníamos con trece o catorce jugadores de primer nivel. Se tuvo que dar de baja a dos o tres de ellos, pero aun así plantamos cara y de hecho nos metimos en la Copa de España. Hicimos una buena temporada.

E.P.: Comienza su etapa como entrenador. ¿Se sentía querido por los equipos de las categorías inferiores del C.D.Murcia F.S.?

M.A.C.: Hombre, yo creo que sí, por lo menos eso me han hecho sentir, o eso he intentado hacerme sentir. Yo creo que es muy bonito el sentirte querido, sobre todo con gente joven que no te conoce como entrenador, porque eso a cualquier persona le llena. Yo creo que apreciaba a todos los equipos, al final cuando trabajas está claro que tienes que mantener una línea entre entrenador/jugador, pero que es una línea que al final tarde o temprano se traspasa si tienes aprecio, o ellos te aprecian, ven que trabajando como se trabajaba en esa época nos daba resultados.

Cobeta como entrenador de categorías inferiores del C.D.Murcia F.S. Foto: cdmurciafs.com

E.P.: ¿Cuál es el secreto del juego de Miguel Ángel Cobeta?

M.A.C.: Yo creo que la constancia, el trabajo, el no decaer nunca, el ser compañero, y sobre todo, el ser persona. Yo creo que tienes que ser persona ante todo, eso te va a dar luego en la vida, o te tiene que valer en la vida para subir, mantenerte, el aprecio, el que te aprecien, el que pueda seguir manteniendo contactos y amistad con todos los compañeros y ex-compañeros con los que jugabas. Ya te digo, me definiría como trabajador.

“La constancia, el trabajo, el no decaer nunca, el ser compañero, y sobre todo, el ser persona”

E.P.: Desde su punto de vista del fútbol sala, ¿considera que el fútbol sala ha experimentado una evolución o simplemente un deterioro?

M.A.C.: Hay un cambio, no sé si llegar hasta ese extremo de las dos cosas. Desde que se empezó y se sacaban las bandas y los córneres con las manos, ahora que se sacan ambas con los pies, yo creo que ahí se ha perdido un poco de espectáculo, sobre todo para el espectador. Es verdad que ahora mismo el fútbol sala es mucho más rápido, más duro, ya no es tan táctico, son otros aspectos de juego. Sigue siendo fútbol sala pero un poquito diferente, pero ya te digo que sí que creo que se ha perdido un poquito de espectacularidad en las jugadas a balón parado.

Imagen de perfil de Miguel Martínez Hernández

Miguel Martínez Hernández

Estudiante de Periodismo, apasionado del fútbol sala y del deporte en general

CC BY-NC-ND 4.0
Cobeta: “Me considero un trabajador” por Miguel Martínez Hernández está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas