Crisis en Nueva Condomina

  • Nuevo tropiezo del Real Murcia (1-1) ante el Mérida en otro partido triste de los granas, que deja al técnico, Manolo Sanlúcar, con pie y medio en la calle

Sanlúcar en rueda de prensa
Foto: Real Murcia

Tras una semana de diversas sensaciones, empezando con el debate sobre el futuro del entrenador y terminando con la alegría de haberle tocado uno de los gordos en el sorteo de la Copa del Rey, el Real Murcia se presentaba ante un nuevo encuentro liguero donde, sí o sí, estaba obligado a ganar.

El partido comenzó sin brillo ni emoción, pero el Murcia tenía más control en el centro del campo. Elady probó a Felipe Ramos desde lejos sin fortuna. Al final, el Real Murcia, sin demasiado dominio arriba, consiguió abrir el marcador en una jugada afortunada. Jordan buscó a Chamorro en el área pequeña, pero Javi Chino se metió el balón en su propia portería. Así se llegó al descanso. Con un Murcia cuyas sensaciones no terminaban de saber a dulce pero que mandaba en el marcador.

Tras el descanso, el Mérida no reaccionaba, situación que aprovecharon los granas para seguir dominando el juego. El Murcia pudo ampliar la diferencia con un centro de Elady que Chamorro remató fuera. Según fueron pasando los minutos, el partido fue cogiendo un color que no le gustaba nada a Sanlúcar, lo que le llevó a introducir en el campo a David Sánchez y a Víctor Curto. El técnico del Mérida, Nafti, quiso aprovechar que el conjunto pimentonero poco a poco se iba relajando para echar toda la carne en el asador metiendo a Javi Gómez junto a Hugo Díaz. Los cambios sentaron bien al conjunto extremeño, que empezó a acechar la portería grana.

En la recta final, el Murcia perdió el dominio del partido. Los jugadores fueron bajando la intensidad y se empezó a ver a un equipo con demasiada pasividad. Así, Javi Gómez, en una falta lateral, cazó el balón y de un cabezazo batió a Biel Ribas. La sangre pudo llegar al río pero, de nuevo, al igual que en la jornada anterior, Biel Ribas se vistió de héroe con una brillante intervención salvando el 1-2. El Murcia se mostró cada vez más nervioso e incapaz de hacer frente al gol encajado.

La afición pimentonera empezará una nueva semana molesta por el juego y por los resultados de los suyos. Al finalizar el encuentro, la grada se volcó contra el palco pidiendo respuestas y en especial la cabeza de Sanlúcar, en el que parece que ha sido su último partido al frente del conjunto murciano. Tras siete jornadas de Liga, el Real Murcia, un equipo hecho por y para el ascenso con una gran plantilla, suma tan solo 7 puntos de 21 y con unas sensaciones que no llevan al optimismo. El Real Murcia no juega a nada y es incapaz de hacer frente a cualquier obstáculo. La paciencia parece que se ha acabado. Au revoir Sanlúcar (?). 

Ficha técnica:

Real Murcia: Biel Ribas, Fede Vega, Pedro Orfila, David Mateos, Xiscu (Juanra, min. 27), Juanma, Fran Carnicer (David Sánchez, min. 58), Elady, Santi Jara, Jordan y Salva Chamorro (Víctor Curto, min. 64).

UD Mérida: Felipe Ramos, Iván Pérez, Santi Villa, Paco Aguza, Javi Chino, Chema (Javi Gómez, 62), Mustapha (Kiu, min. 27), Álex Bernal, Hugo Díaz, Julio de Dios y Jokim Esparza (Kike Pina, min. 73).

Goles: 1-0, Javi Chino en propia puerta (min. 37) y 1-1, Javi Gómez (min. 83).

Árbitro: Bosch Domenech (Comité valenciano). Mostró tarjeta amarilla a Chema, Iván Pérez y Santi Villa, por parte del Mérida, y a Fede Vega por parte del Real Murcia.

Imagen de perfil de Alberto Cárceles García

Alberto Cárceles García

Estudiante de periodismo y documentación en la Universidad de Murcia. El deporte como pasión. Fiel aficionado del Real Murcia.

CC BY-NC-ND 4.0
Crisis en Nueva Condomina por Alberto Cárceles García está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas