Derrota pero con cabeza alta

  • Derrota (0-3) del Real Murcia ante el Barcelona en la ida de la eliminatoria copera en un gran partido de los pimentoneros que dominaron en el primer tiempo

Elady disputando un balón con Semedo.
Foto: La Verdad

En mitad de la tormenta, el Real Murcia recibía un caramelo. La visita del Fútbol Club Barcelona, que hace un mes se presentaba como una fiesta, llegaba en el peor momento para el conjunto murcianista debido a su mala dinámica en Liga.

Ambos técnicos plantearon unos onces con muchas rotaciones. Salmerón alineó un esquema con 5 medios y Elady como delantero, donde Nadjib, Jordan, Molinero y el canterano Escribano fueron las principales novedades. En el bando culé, y como era de esperar, Valverde sacó sus guerreros de la segunda fila alineando a Vermaelen, Alcácer, André Gomes y los canteranos Aleñá y Arnáiz.

Lo mejor del encuentro se vio en la primera parte. El Real Murcia, que realizó uno de los mejores partidos de lo que llevamos de temporada, esperaba atrás para sorprender a la contra con las galopadas de Nadjib y Elady. Contra todo pronóstico, las primeras ocasiones fueron para el Real Murcia. Primero Orfila y luego Llorente desaprovecharon las mejores oportunidades para los suyos. Sin duda alguna este Murcia no tenía nada que ver con el visto en Liga. Un equipo cargado de ilusión e intensidad que le plantaba cara a un todopoderoso Barça.

Cuando parecía que el encuentro se iría al descanso con el empate a cero, llegó el zarpazo culé. Paco Alcácer remataba un centro de Deulofeu para batir a Santomé y adelantar a los suyos a falta de un minuto para llegar al descanso. El gol dejó tocados a los jugadores del Murcia que, para colmo, encajarían el segundo a los pocos minutos de la reanudación. Deulofeu, en una gran jugada individual de extremo puro, colocaba el 0-2 en los marcadores de Nueva Condomina. La goleada la cerró Arnáiz con un fuerte disparo desde la frontal. Con el 0-3 el encuentro perdió emoción y se dejaron de ver ocasiones de gol, excepto alguna que otra llegada del conjunto murciano con Chamorro ya en el ataque.

Durante la semana, la afición pimentonera debatía si en este partido era justo o injusto que participasen estos jugadores, los cuales llevan dos meses arrastrando el escudo por la Segunda B. Finalmente, los más de 20 000 aficionados que se desplazaron al feudo grana se fueron orgullosos de los suyos por la imagen mostrada, la cual esperan que ahora trasladen a la Liga para salir del pozo en el que se encuentran y empezar a cosechar victorias que les hagan pasar de los puestos bajos de la tabla a liderar el grupo.

Derrota, sí, pero ante un Fútbol Club Barcelona que sufrió durante la primera parte para asaltar Nueva Condomina. Un resultado injusto para un Real Murcia que mereció algo más a su favor. Aun así, el centenario equipo de la capital del Segura volvió a codearse con los grandes, demostrando que su llama, delicada estos últimos años, todavía no se ha apagado y está dispuesta a seguir brillando en la élite del fútbol español.

Ficha técnica:

Real Murcia: Santomé, Escribano, Pedro Orfila, Álex Ortiz, David Mateos (Armando, min. 75), Juanra, Fernando Llorente (David Sánchez, min. 60), Jordan Domínguez, Abel Molinero (Salva Chamorro, 60), Nadjib y Elady.

FC Barcelona: Cillessen, Semedo, Mascherano, Vermaelen, Digne (Cucurella, min. 82), André Gomes, Aleñá (Sergi Roberto, min. 76), Denis Suárez, Deulofeu (Rakitic, min. 76) y Arnáiz.

Goles: 0-1, Alcácer (min. 43); 0-2, Deulofeu (min. 51), y 0-3, Arnáiz (min. 56).

Árbitro: José Luis Munuera Montero (comité andaluz). Mostró tarjeta amarilla a Nadjib, del Real Murcia.

Imagen de perfil de Alberto Cárceles García

Alberto Cárceles García

Estudiante de periodismo y documentación en la Universidad de Murcia. El deporte como pasión. Fiel aficionado del Real Murcia.

CC BY-NC-ND 4.0
Derrota pero con cabeza alta por Alberto Cárceles García está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas