Desierto futbolístico en Melilla

  • Partido gris y aburrido donde los granas empataron (0-0) ante el Melilla y siguen sin saber lo que es ganar en el Álvarez Claro

Forniés en un lance del partido
(Foto: U.D. Melilla)

El Real Murcia se presentaba a este encuentro tras una semana de ensueño sumando 3 victorias consecutivas (2 en Copa y 1 en Liga). El conjunto murciano aterrizaba en la ciudad norteafricana con la necesidad de ganar para llegar con buen ánimo al derbi de la semana que viene y, además, aprovechar el pinchazo del UCAM para meter presión a los universitarios.

Sanlúcar se dejó de experimentos. El gaditano sacó de inicio a Xiscu en lugar de Molinero, quien se quedó en Murcia. Juanra fue el encargado de suplir la baja de Fede Vega actuando en el lateral derecho. Mientras, en el ataque, Pedro Martín y Víctor Curto volvía a compartir delantera.

El Murcia empezó fuerte. Los primeros minutos fueron de tanteo entre ambos conjuntos, en los que el viento, protagonista principal en este lugar, hizo también acto de presencia. Los granas dejaron bien claro desde muy pronto que querían tener los mandos del partido y, poco a poco, fueron dominando, pero sin mucho exceso. A los siete minutos llegó la primera oportunidad clara con un disparo de Víctor Curto que atajó Dani Barrio. Un minuto después, Pedro Martín intentó una chilena en el área pequeña para sorprender al meta rival, pero mandó el esférico por encima del larguero.

Llegado el primer cuarto de hora, el equipo norteafricano comenzó a abrirse. Un mal pase de Orfila atrás para Biel Ribas, al que se le sumó el mal estado del terreno de juego y el viento, provocó un mal control del meta grana que muy cerca estuvo de costar un gol, pero Pedro Vázquez tampoco estuvo acertado. El error en cadena de la defensa grana se convirtió en la mejor ocasión para el Melilla. Este aviso hizo que el Murcia diese un pasito atrás y dejase de arriesgar tanto. El equipo grana dejó de sentirse cómodo y el choque se había igualado.

En la segunda mitad, el equipo de Manolo Herrero salió firme a su idea de jugar con el dominio del balón. El Melilla no solo tomó la posesión, sino que quiso llevar la iniciativa. El Murcia seguía estando incómodo sobre el Álvarez Claro, aunque muy ordenado en defensa. Viendo que su equipo no se terminaba de encontrar, Sanlúcar decidió mover pieza y sentó a Pedro Martín para dar entrada a Salva Chamorro. El partido se había convertido en un auténtico ida-vuelta con balonazos para todos lados y sin centro del campo, por lo que la entrada del delantero era idónea para tal guion.

El Melilla volvió a dar el susto. Un disparo de Yacine fue rechazado por Biel Ribas en una acción cargada de reflejos. Sanlúcar quiso meter toda la carne en el asador e hizo un cambio: retiró a Armando, un pivote defensivo, para dar entrada a Fran Carnicer, un centrocampista ofensivo. Pero el Melilla no se arrugaba y seguía buscando el arco grana. En el tramo final el partido estaba completamente roto y el gol podía caer para cualquier bando. El equipo azulón tuvo la victoria en sus botas en dos ocasiones imperdonables: Juanma Espinosa estrelló el balón en el larguero y luego Rubén Martínez, en un mano a mano con Biel,  tiró el esférico por encima del palo.

Finalmente, un empate que deja un sabor agridulce a los granas que, de no ser por la derrota ante el Écija en la primera jornada, darían este empate por bueno pese a que vieron el partido perdido en el tramo final. El Real Murcia suma un puntito que le mantiene invicto fuera de casa y, además, suma su primer partido liguero sin encajar gol. El murcianismo se prepara para una semana que se le hará muy larga pero a la vez bonita: semana de derbi. Tras el puntito en el Álvarez Claro, los murcianistas se ponen a 4 puntos del UCAM, su próximo rival. Sanlúcar se prepara para su primer gran partido al frente del Real Murcia en un derbi en el que partirán con la presión de ganar para no descolgarse de los de arriba. Una victoria grana el sábado en Nueva Condomina permitiría dar al Murcia un golpe sobre la mesa, poniéndose a un solo punto de los universitarios y enganchados con el resto de equipos que encabezan la tabla.

Ficha técnica:
U.D. Melilla: Dani Barrio, Jilmar, Pepe Romero, Richi, Odei, Nando, Juanma Espinosa, Pedro Vázquez (Borja López), Zelu (Lolo Garrido), Yacine y Nacho Aznar (Rubén Martínez).
Real Murcia: Biel Ribas, Juanra, Pedro Orfila, Álex Ortiz, Forniés, David Sánchez, Armando (Fran Carnicer), Santi Jara (Elady), Xiscu, Víctor Curto y Pedro Martín (Chamorro).
Árbitro: Orellana Cid (Colegio andaluz). Mostró tarjeta amarilla a Yacine, Richi Segura y Juanma Espinosa por parte del Melilla. Y a Santi Jara, Xiscu y Orfila por parte del Murcia.
Imagen de perfil de Alberto Cárceles García

Alberto Cárceles García

Estudiante de periodismo y documentación en la Universidad de Murcia. El deporte como pasión. Fiel aficionado del Real Murcia.

CC BY-NC-ND 4.0
Desierto futbolístico en Melilla por Alberto Cárceles García está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas