Dulce mañana futbolera en Nueva Condomina

  • Importantísima victoria del Real Murcia (2-0) ante el Villanovense, que pone fin a su mala racha en Nueva Condomina

Los jugadores del Real Murcia celebran el 2-0. Foto: Real Murcia

El Real Murcia no podía permitirse otro tropiezo en su estadio. Los de Salmerón llevaban desde el 25 de noviembre ante el Badajoz sin ganar en Nueva Condomina cosechando tres partidos sin marcar y con dos empates y una derrota. La dinámica era bastante negativa en un equipo que aspira a ascender a final de temporada.

Salmerón presentó el mismo once que se enfrentó la semana pasada al UCAM en La Condomina, donde la única novedad fue la vuelta de Jordan en el puestos de Mateos. En el bando contrario estaba el Villanovense. El conjunto extremeño lleva una racha de resultados bastante paupérrima fuera de casa, siendo uno de los peores visitantes del grupo, ya que solo ha sumado una victoria y fue en las primeras jornadas ante el San Fernando y por alineación indebida de estos.

El partido empezó con poco ritmo, aunque llegado al primer cuarto de hora el Real Murcia empezó a coger la batuta del juego y del partido. El primer aviso grana llegó tras un remate de Pedro Martín cuyo balón se estrelló en el larguero. Los pimentoneros concentraban su vía de ataque por la banda derecha donde Pedro Orfila y Carlos Martínez creaban continuo peligro. Precisamente fue tras una conexión entre ambos lo que generó el 1-0. Orfila remataba a gol un gran centro del cordobés y anotaba así su cuarto gol como jugador grana. Tras el gol, los de Iván Ania tuvieron la más clara del primer tiempo debido a un mal despeje de Biel Ribas que fue aprovechado por Álvaro González, que estrelló el esférico en el travesaño. Después, se llegó al descanso.

En el segundo acto, los papeles de uno y otro equipo se mantenían como al inicio. El Real Murcia dominaba, pero en la grada se respiraba preocupación por la peligrosidad del resultado. Salmerón quiso meter más carne en el asador al introducir a Chrisantus en el lugar de Elady. El nuevo delantero grana fue recibido con ovación tras su gol “in extremis” en el derbi capitalino de la semana pasada y volvió a satisfacer a la afición pimentonera con su esfuerzo ofensivo. El nigeriano pudo encontrar el gol en dos ocasiones pero se topó con Leandro, guardameta del Villanovense que fue el mejor de los suyos. Armando también probó al meta, que seguía salvando a los suyos de una goleada. Fue en la recta final cuando el fútbol hizo justicia al Murcia al caer el 2-0. Forniés sentenciaba el segundo al aprovechar una gran asistencia de Carlos Martínez para dar la primera victoria del Real Murcia en su estadio en 2018.

El resultado no refleja del todo las sensaciones de un Real Murcia que mereció más. Una victoria importantísima que fortalece a los granas en la pelea por el playoffs. El aficionado murcianista se marcha contento con los suyos, ya que un equipo plagado de caras nuevas y con numerosos jugadores que llegaban tras meses de lesión rindió a un gran nivel pese al margen de mejora, que es grande.

Ficha técnica:

Real Murcia: Biel Ribas, Pedro Orfila, Molo, Charlie Dean, Forniés, Juanma, Armando, Carlos Martínez, Jordan (Carnicer 76′), Elady (Chrisantus 55′) y Pedro Martín (Santi Jara 71′).

Villanovense: Leandro, Arroyo, Javi Sánchez, Espín, Javi Barrio, Álvaro González (Carlos Andújar 65′), Pajuelo, Kamal (Allyson 65′), Jacobo (Dieguito 72′), Annunziata y Diego Sánchez.

Goles: 1-0, Pedro Orfila (min 24), y 2-0, David Forniés (min 84).

Árbitro: García Aceña (valenciano). Amonestó con amarilla a Arroyo y a Allyson por parte del Villanovense.

Imagen de perfil de Alberto Cárceles García

Alberto Cárceles García

Estudiante de periodismo y documentación en la Universidad de Murcia. El deporte como pasión. Fiel aficionado del Real Murcia.

CC BY-NC-ND 4.0
Dulce mañana futbolera en Nueva Condomina por Alberto Cárceles García está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas