EL ETERNO CAPITÁN DICE ADIÓS

Hace casi cuatro meses, el domingo 15 de Noviembre, Raúl González Blanco dijo adiós tras 21 años de una gran carrera futbolística. Lo hizo en el estadio Shuart Stadium de la Hofstra University de Nueva York, recinto elegido por su equipo el New York Cosmos, para celebrar en casa la gran final de la North American Soccer League.

Raúl se despidió manteado por sus compañeros del Cosmos por la victoria 3:2 frente a Ottawa consiguiendo la victoria de la copa norteamericana.

Lo demás, con la simbología que el personaje tiene dentro del fútbol español y en el universo Real Madrid, es que Rulo se va a despedir con una nueva final, la número 22 de su carrera, la mayor parte solventadas con éxito.

El ex-madridista dice adiós al profesionalismo después de ganar numerosas copas y victorias con todos los equipos en los que ha jugado a lo largo de su exitosa carrera.  El estadio rozará el lleno, lo cual es noticia en una ciudad en la que el soccer no esta entre sus principales deportes.

Gran parte del madridismo ha dado estos días su adiós a Raúl, como es el caso de Vicente del Bosque, ahora seleccionador nacional, que confiesa a MARCA: “Sigo a Raúl desde aquellos partidos en los campos de Cotorruelos y de la Ciudad Deportiva, cuando ya jugaba en el Madrid. Ha sido un jugador privilegiado que, con sus piernas delgadas, desafió al fútbol físico”.

Entre su carrera futbolística destacamos su primer gol en el «derbi madrileño» frente al Atlético de Madrid, en el que además fue su debut en el estadio Santiago Bernabeu.

A partir de este momento la progresión de Raúl fue meteórica. No tardó en hacerse un hueco en el equipo titular siendo una las piezas esenciales del cuadro blanco. Durante esa temporada disputó su primera Liga de Campeones de la UEFA, participando el 13 de septiembre de 1995 contra el Ajax Ámsterdam. En la temporadas posteriores debido a no tener una posición fija y con un problema físico además, convocó una conferencia de prensa, en la que pidió perdón por sus errores, reclamó su derecho a «madurar como persona» y negó las relaciones que se le atribuían con el alcohol y las drogas.

En julio de 2000 el empresarioespañolFlorentino Pérez asumió la presidencia del Real Madrid, dando inicio a la denominada «era galáctica». En «el clásico», Real Madrid y Barcelona empataron a 2, con Raúl y Rivaldo como los Hombres del Partido, marcando los dos goles de sus respectivos equipos.  En la Liga de Campeones, no pudieron revalidar el título al ser eliminados en las semifinales pero fue designado, por segundo año consecutivo, Mejor Delantero de los torneos de clubes de la UEFA.

Por ese entonces atravesaba el mejor momento de su carrera, la revista France Football lo colocó como el segundo mejor jugador del año en Europa.

Raúl siempre ha destacado por ser un futbolista austero, que no se adorna y siempre busca la vía más directa para beneficiar a su equipo. Todo lo que hace tiene sentido, y los que más agradecen su estilo y su presencia son sus compañeros. Esa austeridad es la que puede alejarle a veces de los focos de las estrellas, por supuesto de forma injusta.

La celebración más repetida por el jugador consiste en besar su anillo de matrimonio, en reconocimiento a su esposa. Un gesto que ha ido acompañado por un doble golpe en el pecho como dedicatoria a sus hijos. Otra de sus celebraciones más celebres consiste en señalar con los dos pulgares su dorsal, el 7, de espaldas a la cámara.

Tras su venta, pasó a formar parte del Schalke 04 Alemán consiguiendo numerosas victorias y numerosas copas entre 2010-2012. En el año 2012 comenzó a jugar con el equipo asiático Al-Sadd consiguiendo así en su trayectoria futbolística la Liga de Catar.

Ya en 2014 hasta su retirada ha jugado en el New York Cosmos con quien consiguió la North American Soccer League proclamándose como máximo goleador del campeonato.

El 15 de octubre anunció su retirada de los campos de fútbol, tras 21 años de carrera, cuando finalizó la temporada en el mes de noviembre.

Así es como se puso una gran trayectoria futbolística de alguien que paso de ser de un aficionado al futbol a ser el símbolo del futbol.

El adiós del "7"

Raúl cuelga las botas de fútbol. Foto: libertaddigital.com

 El eterno capitán pasara a ser la leyenda del capitán.

CC BY-NC-ND 4.0
EL ETERNO CAPITÁN DICE ADIÓS por María Jesús Fernández Valeros está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas