El Murcia no despierta ni en el derbi

  • El Real Murcia cae derrotado en el derbi (1-2) ante el UCAM, donde los granas jugaron setenta y cinco minutos con uno menos

Victor Curto peleando un balón durante el partido.
Foto: Real Murcia

El derbi se presentaba, como ya empieza a ser normal entre estos dos conjuntos, con muchas ganas y a la vez nerviosismo entre ambas aficiones. El Real Murcia llegaba con una presión añadida y es que, tras los malos resultados cosechados en el arranque liguero, estaban obligados a vencer para no descolgarse de sus rivales de arriba.

El choque fue intenso, típico de un derbi de estas características. La primera ocasión del encuentro no tardaría en llegar y correría a cargo de los granas. Fue en un contragolpe de Santi Jara en el que Elady, tras sortear la salida de Germán, se adelantó en exceso y el balón se le marchó largo, por lo que no pudo marcar aun con el portero rival completamente abatido. El primer gol sería un claro reflejo de las características de estos dos equipos. El UCAM, que salió valiente al partido con la iniciativa de tener el balón, realizó una gran jugada combinativa con Isi Ros como protagonista que acabó en el gol de Quiles con un disparo raso que enmudeció a la grada de Nueva Condomina. En el gol se volvió a notar la fragilidad de la defensa grana que, una semana más, vuelve a salir cuestionada por la falta de intensidad de sus centrales.

Fue al cuarto de hora de partido cuando llegó la jugada que cambió por completo el panorama del choque. En un balón dividido, Santi Jara entró con los tacos por delante y embistió a Góngora, que se llevó un gran golpe en la cabeza. El colegiado expulsó al jugador grana. Parecía que si el conjunto de Manolo Sanlúcar podía meterse en el partido, era mediante acciones de balón parado o por algún desajuste en la defensa rival. Antes del descanso, el colegiado anuló un gol al Murcia por un presunto fuera de juego de Álex Ortiz. El partido llegó al descanso con el marcador de 0-1 y el árbitro, que no acertó del todo en sus decisiones durante los primeros cuarenta y cinco minutos y que mostró que el choque le superaba, fue despedido con una sonora pitada por la afición murcianista.

En la segunda mitad las miradas se centraron en Sanlúcar. Tras la expulsión de Jara y el ir por detrás en el marcador, obligaban al técnico gaditano a demostrar su valía para hacer despertar a un equipo que volvía a dejar malas sensaciones. Durante los primeros compases del segundo tiempo, el Murcia seguía mostrando sus problemas del comienzo: la falta de creación. Ni David Sánchez ni Armando, encargados de la faceta de creación de juego de los suyos,  terminaban de estar cómodos sobre el césped. No obstante, los de Planagumá tenían las ideas más claras.

Fue por fin, al llegar al cuarto de hora de la segunda parte, cuando Sanlúcar se decidió a mover banquillo, dando entrada a Xiscu en el lugar de Forniés. El Real Murcia pasaba a jugar con defensa de tres, con Juanra, Orfila y Álex Ortiz. El cambio no terminó de cuajar bien, ya que, en la jugada posterior, Quiles colocó el balón en la misma escuadra grana que Biel Ribas, y anotó el 0-2 y dejando el derbi capitalino más que encarrilado para los suyos. Por suerte para el Real Murcia, la tragedia no fue a más, ya que Isi Ros perdonó el tercero en boca de gol.

Sanlúcar, ya a la desesperada, metió a Fran Carnicer para sustituir a Pedro Martín, cambio que no terminó de sentar del todo bien a la afición. El técnico había quitado a un delantero cuando el partido lo tenía en contra y necesitaba un gol para remontar. En la recta final del encuentro, la impotencia del Murcia fue aprovechada por el UCAM, que seguía dominando el encuentro.  El gol de Elady encendió la llama de la esperanza para los suyos, aunque el Murcia, con balones colgados al área, no pudo hacer nada más.

Nuevo tropiezo para los granas, que cosechan el peor arranque liguero de estos últimos años, suman cinco puntos de quince posibles y ven a sus rivales por encabezar el grupo demasiado lejos. Las malas sensaciones dadas por el equipo y la falta de intensidad de Sanlúcar vuelven a abrir el debate en torno a la continuidad del técnico. La afición empieza a dudar de la propuesta de Deseado Flores sobre cambiar a Vicente Mir, entrenador que mostraba intensidad y que era arriesgado con los cambios, por Sanlúcar, entrenador que tras un mes de competición no ha mostrado nada y es incapaz de sacar todo el jugo a una plantilla hecha por y para el ascenso.

Esta semana el conjunto pimentonero recibirá al Olot en Copa del Rey, última eliminatoria para entrar en el bombo junto a los equipos que juegan competiciones europeas. Nueva prueba de fuego para el técnico murcianista, que queda en la cuerda floja y sabe que cualquier mínimo tropiezo acabaría con su continuidad al timón del Real Murcia.

Ficha técnica:
Real Murcia: Biel Ribas, Juanra, Pedro Orfila, Álex Ortiz, Forniés (Xiscu), David Sánchez, Armando, Elady, Santi Jara, Víctor Curto (Salva Chamorro) y Pedro Martín (Fran Carnicer).

UCAM Murcia: Germán Parreño, Carlos Moreno, Dani Pérez, Fran Pérez, Góngora, Vivi, Jony Ñíguez, Chevi, Isi Ros (Arturo), Víctor García (Marc Fernández) y Quiles (Eneko Eizmendí).

Goles: 0-1, Quiles (min. 8); 0-2, Quiles (min. 64), y 1-2, Elady (min. 91).
Árbitro: Escudero Martín (Comité Castellano Manchego). Expulsó con roja directa a Santi Jara y a Biel Ribas (al finalizar el partido en los vestuarios). Mostró tarjetas amarillas a David Sánchez y Fran Pérez, por parte del UCAM, y a Armando y Xiscu, por parte del Real Murcia.
Imagen de perfil de Alberto Cárceles García

Alberto Cárceles García

Estudiante de periodismo y documentación en la Universidad de Murcia. El deporte como pasión. Fiel aficionado del Real Murcia.

CC BY-NC-ND 4.0
El Murcia no despierta ni en el derbi por Alberto Cárceles García está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas