Fin de la maldición

  • Buen partido de los pimentoneros, que superaron (3-1) al Cacereño con un hat-trick de Víctor Curto y se clasifican para la 2.ª ronda de la Copa del Rey siete años después

Víctor Curto recibe las felicitaciones de sus compañeros tras anotar uno de sus goles. Foto: Real Murcia

En medio de toda la tormenta en el entorno del Real Murcia debido al mal inicio liguero llegaba el partido de Copa del Rey, competición donde el conjunto grana llevaba siete años sin pasar de 1.ª ronda. El rival sería el Cacereño, equipo que milita en la Tercera División.

El Real Murcia partía como claro favorito para conseguir el pase, pero los malos resultados y en especial la mala imagen dada por el equipo en las primeras jornadas de Liga llevaba a gran parte de la afición a temer que, por otro año consecutivo, su equipo cayese eliminado a las primeras de cambio. Sanlúcar, que se jugaba buena parte de su crédito, planteó un 4-4-2 con Chamorro y Curto arriba y con numerosos reservas; Santomé, Juanra, Xiscu, Juanma y David Mateos, último fichaje grana, fueron varias de las novedades del técnico gaditano.

El partido empezó con un Murcia valiente que a los pocos minutos ya dispuso de su primera oportunidad. Víctor Curto no acertó a la hora de rematar un balón dentro del área pequeña. El equipo grana era quien tenía el dominio, pero sin crear demasiado peligro a su rival. Xiscu, otra de las novedades, dio una mejor cara y pudo ser él quien abriese el marcador, pero su remate se marchó arriba. El equipo grana imponía su calidad sobre un rival que buscaba hacer daño en jugadas a balón parado. Con el paso de los minutos, la maquinaria murcianista fue engrasando y con ello fueron llegando las mejores ocasiones para los locales. Elady se mostró animoso, aunque en varias ocasiones se mostró demasiado individualista con demasiados regates; el canterano Juanma dejó claro que puede ser titular sin problemas siendo un centrocampista bien posicionado y mostrando gran valentía. Juanra puso en aprietos al portero del Cacereño, pero su remate de cabeza quedó en nada.

Las ocasiones existían, pero no se terminaban de definir hasta que apareció la figura de Víctor Curto, quien cambiaría el rumbo de su equipo. Elady le sirvió un centro en bandeja para que el delantero rematase a la red. Con el 1-0 la tensión fue disminuyendo. Tras el gol, el Cacereño dio un pase hacia delante y esto lo aprovechó el equipo grana para encontrar más huecos. El Murcia tenía más presencia ofensiva y el 2-0 estaba cerca. Chamorro, que no termina de ser el gran goleador que todos esperamos, se enredó y no acertó en resolver una ocasión clara. Los pimentoneros se daban cuenta de que su rival estaba bajo las cuerdas, lo que debían aprovechar para encarrilar la eliminatoria metiendo una marcha a su juego. Carnicer asistió a Curto para que anotase el segundo. Al descanso, la melodía de fondo a la hora de despedir a los jugadores fue muy diferente a la de la primera jornada ante el Écija: la grada dijo adiós a sus jugadores con una ovación.

Nada más reanudarse el choque, el Murcia se llevó un susto. David Mateos cometió penalti, bastante dudoso, a David López. La pena máxima la transformó Carlos López, aunque Santomé estuvo cerca de llegar. El susto duró poco, ya que Curto volvió a tirar del carro. El delantero grana se encontró con un balón escorado dentro del área y con un remate pegado al palo derecho de la portería del Cacereño anotaba el 3-1 definitivo, el tercero en su cuenta particular. Tras esto, el conjunto extremeño quedó “K.O.” sobre el césped de Nueva Condomina y el partido solo lo jugaban los que vestían de grana. El equipo de la capital del Segura pudo ampliar la ventaja con ocasiones como la de Elady tras un taconazo de Xiscu o la chilena de Curto que atrapó el portero visitante.

Finalmente, el Real Murcia suma la primera victoria de la temporada y despeja así varios fantasmas. Sanlúcar respira tranquilo, ya que esta victoria le da algo de oxígeno y le quita gran parte de la presión que había acumulado durante estas dos semanas. A su vez, con esta victoria, la entidad murcianista pone fin a su maldición copera de siete años cayendo en primera ronda.

Partido ilusionante de los pimentoneros que se hacen un lavado de imagen tras los dos batazacos ligueros. Ahora toca volver a cambiar el “chip” y prepararse para la tercera jornada de Liga ante El Ejido, este domingo, donde deberán salir con la misma actitud para sumar así los primeros tres puntos de la temporada y mantener, de momento, a los fantasmas lejos de Nueva Condomina.

Ficha técnica:

Real Murcia: Santomé, Juanra, Orfila, David Mateos (Álex Ortiz), Forniés, Juanma, Fran Carnicer (Armando), Elady, Xiscu, Salva Chamorro y Víctor Curto (Jordan Domínguez).

CP Cacereño: Jiménez, Neto Masal, Santi Polo, Carlos Fernández, Elías Molina, Kevin (Javi), Viñuela, Juanqui Núñez, Javi Navarro (Fernández), Carlos López y David López (Saldaño).

Goles: 1-0, Víctor Curto (min. 26); 2-0, Víctor Curto (min. 42); 2-1, Carlos López, de penalti (min. 48), y 3-1, Víctor Curto (min. 52).

Árbitro: Montero de Lerma (Comité Castellano-Manchego). Mostró tarjeta a Víctor Curto y a Armando, por parte del Real Murcia, y a Masal, Santi Polo y Núñez por parte del Cacereño.

Imagen de perfil de Alberto Cárceles García

Alberto Cárceles García

Estudiante de periodismo y documentación en la Universidad de Murcia. El deporte como pasión. Fiel aficionado del Real Murcia.

CC BY-NC-ND 4.0
Fin de la maldición por Alberto Cárceles García está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas