Las dificultades del rugby en la Región de Murcia

  • Javier Jiménez Fontes, el capitán del Club Universitario Rugby Murcia (CURM), se muestra contento de estar en la segunda división española de rugby pese a las dificultades que sufren. Asegura que no hay nada de violencia y que todo está muy vigilado. Además afirma que con una moderada inversión en este deporte, se pueden obtener muy buenos resultados

    15591332_1279984898716362_6430599937752365241_o

    CURM durante el partido. Foto: Facebook

Los deportes minoritarios en España sufren carencias, pero no sabíamos hasta qué punto. La falta de material, de terrenos de juego en condiciones o de presupuesto para afrontar la temporada son algunos de los problemas que tienen para salir adelante. Es el caso del rugby.

Según la Real Academia Española, el rugby es un juego entre dos equipos de quince jugadores cada uno, parecido al fútbol, pero con un balón ovalado y en el que son lícitos tanto el empleo de las manos y los pies como el contacto violento entre los jugadores.

Es curioso cómo en su término se habla del “contacto violento entre jugadores”, cuando el rugby es posiblemente el deporte más respetuoso que existe. Más allá del amor a unos colores y la ambición por ganar, el respeto es la base de este deporte.

Nos hemos reunido con Javier Jiménez Fontes, capitán del Club Universitario Rugby Murcia, para hablar sobre la mala situación del rugby en nuestro país, de las dificultades que tienen en el equipo para salir adelante y de los valores de este deporte.

El Periodicum: ¿Cómo descubres tu afición por el rugby?

Javier: Viene de familia. Mi padre es andaluz y jugaba en Sevilla, que sí es una ciudad de mucho rugby; vino a Murcia y aquí se trajo el deporte.

E.P.: ¿En qué momento decides que quieres empezar a practicarlo?

J.: Pues de muy pequeñito, viendo a mi padre jugar y entrenar. Desde pequeño lo vi y entré en cuanto pude.

E.P.: La RAE habla de que se permite contacto violento entre jugadores… ¿Qué opinas? ¿Estás de acuerdo en que existe el contacto violento?

J.: Me resulta extraño. Más que violento, lo definiría como de contacto. No hay nada de violencia, de hecho; está muy controlado el contacto a propósito para que no haya ningún problema.

A_0001

El capitán del CURM amable y cercano con nuestro medio. Foto: Manuel Fresneda

E.P.: ¿Cuáles son los principales valores de este deporte?

J.: En un deporte de tanto contacto, como no cuides y fomentes mucho los valores, es arriesgado. Dentro del deporte, el rugby se caracteriza por sus valores: el respeto al rival, al deporte en sí y todo lo que le rodea (no solo la práctica), al árbitro, la filosofía del club, etc.

E.P.: Háblanos sobre el famoso “tercer tiempo” del rugby y si vosotros lo practicáis.

J.: Eso es universal en este deporte, da igual el nivel, la zona del planeta. No hay equipo que no lo practique en cualquier parte del mundo. El equipo local invita al equipo visitante a tomar una cerveza y un refresco para enterrar el hacha de guerra después de un partido duro. Eso también hace que se cuiden los valores y hace tan especial al rugby.

E.P.: El equipo no está atravesando por su mejor racha. ¿Creéis que vais a ser capaces de revertir la situación?

J.: Lo de mejor racha depende de cómo se mire. Si lo miramos desde este año en el día a día, pues lógicamente estar últimos no parece bueno. Pero hay que tener en cuenta que, desde el punto de vista general, estamos en la segunda liga española, en una ciudad con pocos recursos para este deporte, con muchas dificultades.

Ya no con la situación estándar, sino que encima tuvimos que planificar la temporada con un mes de antelación, cuando el resto de clubes tuvieron tres meses… Ha sido todo aspectos negativos desde el principio, no por culpa de nadie, sino que vinieron así las cosas. Estamos a día de hoy con posibilidades reales y matemáticas de mantenernos, depende de nosotros. Tan mal no lo vemos, es más, todos los partidos se han disputado y se han decidido casi todos en el último minuto, excepto el encuentro del líder en casa, pese a que se jugó un buen partido.

De hecho, de los tres grupos de división de honor B, somos el único equipo colista que aún mantiene aspiraciones y no está descolgado ni descendido matemáticamente. También se ha notado un cambio de nivel enorme en los jugadores; hay que tener en cuenta que el noventa por ciento de estos son de la casa, de Murcia, chavales que empezaron desde infantiles, que también es muy complicado y hay que valorarlo.

E.P.: Económicamente el rugby tiene una mala racha.

J.: Esto no es una racha, esto viene de siempre. Desgraciadamente, a los deportes minoritarios no nos apoyan prácticamente. Con todo ello aquí estamos: en una segunda categoría, con los gastos que conlleva y lo duro que es. Aun así estamos peleando.

Es costoso y difícil, pero cuando se lucha por algo, se apuesta y se trabaja, al final sale poco a poco. Es una pena, porque en España, el rugby en proporción nivel-coste es el deporte más barato. Te lo explico: en un equipo de cualquier otro deporte mayoritario en un segundo nivel nacional, los costes son altísimos (inscripciones, planificación…). Sin embargo, en el rugby, en proporción al nivel, es muy barato. Estamos hablando de que con 50 000 € tú puedes hacer un equipo y una temporada bastante estable en segunda división. En otros deportes no tienes ni para empezar. Es una pena que esto no se sepa y que los empresarios en la región no lo exploten.

A_0010

Realizamos la entrevista en el campo de entrenamiento, donde se pueden observar las malas condiciones del terreno de juego. Foto: Manuel Fresneda

E.P.: Además, estamos viendo las malas condiciones del campo donde soléis entrenar. ¿Es así en toda España?

J.: En general, este deporte en toda España no está lo suficientemente valorado, pero está mejorando la situación gracias a que se está valorando más el rugby a nivel mundial. Dentro del país, en las regiones donde tenemos menos popularidad y recursos, las instalaciones son peores.

Esto no quita que vayas a Barcelona, como ya nos ha pasado este año, y tengas que jugar en un campo de cien por cien tierra.

Tenemos muchas dificultades: un equipo de segunda división española que no puede entrenar en el campo donde juega; el campo donde entrenamos está casi toda la temporada sin césped, mal tratado y en malas condiciones. Si a eso le sumas que no tenemos el material adecuado por la falta de recursos, no vemos esta situación tan mala, sino al revés: con lo que tenemos, mira dónde estamos.

El equipo se prepara para el entrenamiento. Foto: El Periodicum

El equipo se prepara para el entrenamiento. Foto: Manuel Fresneda

Después de la entrevista, hemos comprendido que el rugby es un deporte donde reinan los valores humanos ante todo, así como las dificultades que atraviesa el CURM para desarrollar sus actividades. Les deseamos mucha suerte en su temporada.

CC BY-NC-ND 4.0
Las dificultades del rugby en la Región de Murcia por Victorio De Haro Hernández está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas