¿Pedaleamos?

Hoy quiero presentar una actividad deportiva muy beneficiosa para nuestro cuerpo, fácil de realizar y, ante todo, tremendamente divertida: el ciclismo indoor.


El spinning se realiza en sesiones colectivas. Fotografía de trainido.com

El spinning se realiza en sesiones colectivas. Fotografía de trainido.com

El spinning se ha convertido actualmente en una de las actividades dirigidas preferidas por los usuarios de los gimnasios. La música motivante, las indicaciones de un monitor especializado y el hecho de que se realice en grupo constituyen los rasgos más definitorios de esta actividad aeróbica. El ejercicio se desarrolla en sesiones de unos 40 minutos aproximadamente y se componen de calentamiento,  parte principal y vuelta a la calma.

  • Calentamiento: se prepara y activa el cuerpo con una carga ligera. La cadencia de pedaleo es bastante alta en este momento, aunque la rodilla no debe ir suelta. Conviene buscar un punto mínimo de tensión que nos permita subir nuestra frecuencia cardíaca y romper a sudar.
  • Parte principal: este tramo de la sesión simula la ascensión de una montaña al ritmo de la música. El monitor tiende a buscar una frecuencia más lenta con una resistencia que se aumenta progresivamente. El trabajo se efectúa en distintas posiciones sobre la bicicleta. En esta parte principal se pueden alternar las subidas con tramos de “llano o descenso”, en los cuales se reduce la carga y se acelera el pedaleo para recuperarnos activamente antes de afrontar otro tramo de subida.
  • Vuelta a la calma: después de llegar al tope de nuestras pulsaciones, rodamos tranquilamente sin apenas resistencia. Se recomienda no frenar bruscamente una vez hayamos terminado la parte más exigente de la sesión, ya que interesa que recuperemos el tono muscular poco a poco. La sesión concluye con unos estiramientos suaves de gemelos, sóleos, isquiosurales, glúteos y cuádriceps; además del tren superior.
    El ciclo indoor imita el pedaleo de la bici de carretera. Fotografía de vitonica.com

    El ciclo indoor imita el pedaleo de la bici de carretera. Fotografía de vitonica.com


¿En qué se diferencia la bicicleta de spinning de la estática tradicional?

La bicicleta de spinning simula el pedaleo y la forma de una de carretera. Además, presenta una rueda de inercia que nos permite realizar un movimiento de arriba a abajo y de abajo a arriba. En cambio, el pedaleo en las tradicionales bicicletas estáticas suele ser más dificultoso al no tener esta inercia.

¿Qué beneficios aporta el ciclo indoor?

El biking tonifica nuestra figura, especialmente la correspondiente al tren inferior, y mejora nuestra resistencia física. Al igual que el resto de ejercicios cardiovasculares, el spinning es un aliado estupendo para soltar energía mientras quemamos grasas.

Recomendaciones

Como cualquier otro asiduo a esta actividad, te aconsejo que regules las medidas de la bicicleta de forma que quede a tu medida. De esta manera, evitarás posiciones incómodas al ejecutar el ejercicio y trabajarás adecuadamente. Por supuesto, no olvides hidratarte antes, durante y después de la sesión. El cuerpo pierde bastante líquido durante la actividad, por lo que resulta capital reponerse con agua o una bebida isotónica. Y por último, sigue las pautas del monitor a la hora de manejar la resistencia y cambiar la postura sobre la bicicleta.

Disfruta

Déjate llevar. La sesión está concebida para que la disfrutes. Escucha la música, pedalea al ritmo y suelta toda tu energía. De esta manera trabajarás, mejorarás y, ante todo, te divertirás. ¿Pedaleamos?

Imagen de perfil de Alberto Martínez

Alberto Martínez

Melómano, adicto al deporte y la información, interesado en la salud y la política. Stay strong and keep moving. #ImMadeOfSport

CC BY-NC-ND 4.0
¿Pedaleamos? por Alberto Martínez está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas