¿Te animas a ser deportista?

Nos encontramos ya en pleno otoño y la ‘Operación Bikini 2016’ se ve aún demasiado lejos. Sin embargo, no hay que esperar tantos meses para estar en forma y sentirnos bien. En este artículo os daré unos humildes consejos para los que tengáis pensado empezar con los hábitos deportivos. Estas pautas surgen de mi propia experiencia, como un deportista aficionado más. Espero que os ayuden y motiven. 


El deporte colectivo fomenta tu motivación. Fotografía de Alberto Martínez.

El deporte colectivo fomenta tu motivación. Fotografía de Alberto Martínez.

  • Conoce tu cuerpo: antes de empezar cualquier actividad, debes comprobar que te encuentras físicamente preparado para ello. Un breve chequeo puede evitar riesgos innecesarios.
  • Establece objetivos asequibles: cuando entramos a un gimnasio, empezamos a correr, a nadar o a montar en bicicleta, tendemos a poner el listón demasiado alto. Marca unas metas que puedas conseguir poco a poco. Los objetivos tardan en realizarse, pero el progreso se nota rápido si trabajas.
  • Mantén una dieta variada: quien os escribe este texto es un enamorado de los kebabs y los refrescos azucarados. Os recomiendo, desde mi humilde experiencia, que no por ello olvidéis la ingesta de frutas, verduras y, sobre todo, agua. No por ello tenemos que renunciar a las cosas que nos gustan. La clave radica en la moderación. Si tenemos algún objetivo concreto, podemos consultar a un especialista que nos recomiende una dieta personalizada. Cada cuerpo es un mundo.
  • ¿Suplementos?: los complementos alimenticios se encuentran a la orden del día. Generalmente deben utilizarse si tenemos algún déficit de nutrientes. Sin embargo, conviene preguntar a los especialistas si pretendemos utilizarlos en base a un objetivo concreto.
  • Hidratación, algo fundamental: una de las claves del deporte estriba en una correcta hidratación. Bebe agua antes, durante y después de tus ejercicios. Las bebidas isotónicas son un buen aliado si realizamos un mayor desgaste. Se recomienda que mientras entrenamos, tomemos un trago de líquido cada quince minutos como mínimo, aunque no tengamos sensación de sed.

    Trata de superarte poco a poco y disfrutarás más del deporte. Fotografía de Alberto Martínez.

    Trata de superarte poco a poco y disfrutarás más del deporte. Fotografía de Alberto Martínez.

  • Motivación al máximo: el deporte nos ayuda a desconectar del estrés diario y nos hace sentirnos, por lo general, más felices y activos. Puedes utilizar música motivadora en tus rutinas de entrenamiento. Si además vas a un gimnasio con clases dirigidas, mi recomendación personal es que las pruebes. El “sufrimiento” compartido se hace mucho más llevadero y el monitor te ayudará a sacar el máximo rendimiento de tu cuerpo.
  • Descansa: después de entrenar, realiza una vuelta a la calma adecuada y unos estiramientos. Prepararás tu cuerpo para el descanso y lo ayudarás a recuperarse con mayor celeridad. Resulta capital que compenses tus esfuerzos. Mi recomendación personal en este sentido es que visites a un fisioterapeuta periódicamente para tener la maquinaria a punto. Nuestro cuerpo es un organismo complejo y, de vez en cuando, interesa pasar por el taller.
  • Diviértete: no olvides que el ejercicio debe suponer un entretenimiento más. Saca lo mejor de ti y, con el paso de los días, tu esfuerzo se verá recompensado. Te lo aseguro.

¡Mucho ánimo, deportistas!

Imagen de perfil de Alberto Martínez

Alberto Martínez

Melómano, adicto al deporte y la información, interesado en la salud y la política. Stay strong and keep moving. #ImMadeOfSport

CC BY-NC-ND 4.0
¿Te animas a ser deportista? por Alberto Martínez está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas