Victoria y golpe sobre la mesa

  •  El Real Murcia derrota al líder en Nueva Condomina y confirma las buenas sensaciones transmitidas en las últimas jornadas
Germán Sáez remata en el gol que dio la victoria al Real Murcia Foto: La Verdad

Germán Sáez remata en el gol que dió la victoria al Real Murcia Foto: La Verdad

El gol es sin duda la gran asignatura pendiente de este Real Murcia que desde que cayera derrotado en Nueva Condomina ante el San Fernando, hace ya tres semanas, ha ganado en consistencia. Y, sobre todo, el entrenador, Paco García, el cual ha logrado encontrar un once tipo que, a causa de las distintas sanciones y lesiones sufridas por el equipo, añadido a los malos resultados, hacía muy difícil lograr ese propósito. Y por prácticamente la totalidad de ese once tipo apostó de nuevo Paco García para enfrentarse a un Marbella que, a pesar de seguir disfrutando de la primera posición del Grupo IV de la Segunda B, llegaba a Nueva Condomina tras caer derrotado en la jornada que se disputó entre semana en Cartagena por un duro 3-0.

El Real Murcia, del que pudimos disfrutar en el primer tramo de la primera mitad, fue un equipo que salió de manera agresiva y dinámica, intentando lograr ese gol que tanto le está costando conseguir. Para esa falta de gol, Paco García apostó por un 4-4-2, con Germán y Borjas en la punta de ataque y con una de las novedades respecto al partido ante el Cartagena, que fue la suplencia de Javi Saura en beneficio de Adrián Cruz. Y fue Adrián Cruz el que inició la jugada más peligrosa del conjunto grana en el primer tiempo, con un pase cruzado precioso a Titi, para que el ex del Logroñes centrara y le hicieran un posible penalti a Borjas Martín que el arbitro no consideró como tal. La respuesta del equipo marbellí se produjo en la jugada siguiente, en la que Joseba hizo estirarse a Diego Rivas, con un disparo desde la frontal y cuyo rechace recogió Asier para realizar un centro que un ex murcianista como Despotovic remató alto.

El Marbella, un equipo ordenado y solidario defensivamente, otorgó al Real Murcia la responsabilidad de cargar con el peso del encuentro y de la posesión del balón. El conjunto pimentonero tuvo que luchar prácticamente durante todo el encuentro ante ese entramado defensivo elaborado por Nafti desde el banquillo. Y tuvo que ser tras un fallo en la salida de balón visitante, cuando Diego Benito habilitara a Germán Saez  y que el canario pusiera el 1-0 en el electrónico de Nueva Condomina. Ese gol fue una dosis de adrenalina y confianza para el Real Murcia que firmó unos minutos en los que, con un Marbella que tuvo que dar un pase hacia adelante y descuidar sus lineas defensivas, disfrutó de unos espacios que los recién incorporados, Isi y Wilson Cuero, atacaron sin lograr la suerte del gol. La nota negativa del choque, sin duda, fue la expulsión por doble tarjeta amarilla de Diego Benito, que hizo que el Real Murcia sufriera más de lo esperado.

El Real Murcia logró una victoria que reafirma las buenas sensaciones que había transmitido el equipo desde la victoria en Linares y no hay duda que en Nueva Condomina y ante el líder era la mejor forma de conseguirla.

Ficha técnica:

Real Murcia: Diego Rivas, José Ruiz, Paris Adot, Golobart, Fran Morante, Armando, Titi (Isi, min. 59), Adri Cruz, Borjas Martín (Wilson Cuero, min. 69), Diego Benito y Germán Sáenz (Pumar, min. 86).

Marbella FC: Guille, Carlos Julio, Andrés (Niko, min. 83), Marcos, Nico, Damián, Asier, Añón, Despotovic (Chaco Pino, min. 70), Diego (Kike Márquez, min. 64) y Joseba.

Goles: 1-0, min. 69, Germán Sáenz.

Árbitro: Montero de Lerma (Comité valenciano)

CC BY-NC-ND 4.0
Victoria y golpe sobre la mesa por Manuel Fresneda Riquelme está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas