Y ahora, ¿a quién señalamos?

  • Nuevo ridículo del Real Murcia que lo lleva a sumar otro tropiezo (4-3) donde una vez más la fragilidad defensiva vuelve a ser el punto negro del equipo, que se sitúa en puestos de playout de descenso

Pedro Martín lamenta una de las ocasiones falladas.
Foto: La Verdad

El autobús del Real Murcia llegaba a tierras cordobesas con una cara nueva: la de Víctor Basadre. Tras la destitución de Sanlúcar, el técnico gallego se hacía cargo del primer equipo en un momento delicado y con la presión de volver de Córdoba con la victoria.

Los primeros veinte minutos de los granas fueron buenos. Mostraron agresividad de cara a la portería rival y pudieron abrir el marcador en varias ocasiones. Pero, inexplicablemente, el equipo se fue desenchufando del partido, y en ese momento el filial del Córdoba empezó a ganar protagonismo.

David Moreno adelantó a los suyos en el primer tiro entre palos del encuentro. Waldo colgó el esférico al punto de penalti para que David se aprovechase de la pobreza defensiva del Murcia y anotara el primero. El Murcia pudo igualar rápido, pero Víctor Curto no aprovechó un fallo de Lavín.

Eric provocó un penalti cometido por Llorente. Álvaro Aguado se encargó de trasformar la pena máxima. El castigo no se quedaría ahí y, al filo del descanso, David Moreno ampliaría la diferencia rematando solo en el segundo palo. El Murcia era un mero juguete en poder del Córdoba, quien -sin hacer mucho- mandaba en el electrónico por tres goles a cero. Elady, uno de los pocos que no dejó de luchar, tiró de gallardía provocando una ocasión que acabaría en el primer tanto murcianista. Víctor Curto se encontró con un balón muerto al borde del área pequeña que esta vez sí acabó en gol. Con el 3-1 llegó el descanso.

En la segunda parte, no se sabe si por la charla de Basadre en el vestuario o por la arenga que Curto dio a sus compañeros momentos antes de comenzar, el Murcia se enchufó. La pareja Curto-Pedro, que tanto ilusiona a los murcianistas, volvió a dar frutos, y es que el delantero malagueño redujo distancias.

Con el 3-2 el equipo se creció y vio que la remontada no era cosa de locos. Basadre mandó adelantar las líneas, lo que dejó espacios atrás para un Córdoba B que solo buscaba las contras. Biel Ribas, de nuevo de salvador, con dos intervenciones prodigiosas evitó otro batacazo. El partido estaba completamente loco y fue cuando el Murcia se encontró con la igualada gracias a un tanto de Orfila.

Los dos conjuntos estaban ansiosos de cara a la puerta rival y el gol podía caer para cualquier bando. Fue en la recta final cuando un nuevo descuido atrás sentenció al Murcia. Moyano recogía un rechace en el área murcianista y se marchaba de hasta cuatro jugadores granas con total facilidad para acabar fusilando a Biel Ribas.

El Real Murcia, equipo millonario aunque sin alma, debe despertar ya, y el domingo ante el Marbella se verá si esto es fruto de una nueva pesadilla en su centenaria historia o si se trata de la cruel realidad. La paciencia sobrepasó el límite.

Ficha técnica:

Córdoba B: Marcos Lavín, Eric Ruiz, Alberto García, Arnau (Rubén García, min. 67), Soler, Jordi Ortega, Waldo (Sebas Moyano, min. 60), Kewin, Sillero (Hornero, min. 12), Aguado y David Moreno.

Real Murcia: Biel Ribas, Fede Vega, Pedro Orfila, David Mateos, Forniés, Juanma Bravo, Fernando Llorente (Armando, min. 56), Santi Jara, Elady (Nadjib, min. 78), Pedro Martín (Salva Chamorro, min. 87) y Víctor Curto.

Goles: 1-0, David Moreno (min. 28). 2-0, Aguado de penalti (min. 35). 3-0, David Moreno (min. 43). 3-1, Victor Curto (min. 45). 3-2, Pedro Martín (min 57). 3-3, Pedro Orfila (min. 64). 4-3, Sebas Moyano (min. 88).

Árbitro: Luis Miguel Montero de Lerma (Colegio Castellano-Manchego). Mostró tarjeta amarilla a Fernando Llorente, Pedro Martín Nadjib del Real Murcia y a David Moreno del Córdoba B.

Imagen de perfil de Alberto Cárceles García

Alberto Cárceles García

Estudiante de periodismo y documentación en la Universidad de Murcia. El deporte como pasión. Fiel aficionado del Real Murcia.

CC BY-NC-ND 4.0
Y ahora, ¿a quién señalamos? por Alberto Cárceles García está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas