Entrevista a la modelo murciana Sara Ruiz González

Sara Ruiz González. Foto: Instagram Sara Ruiz.

Sara Ruiz González. Foto: Instagram Sara Ruiz.

El pasado lunes pude entrevistar a la joven modelo murciana de 19 años Sara Ruiz, estudiante de periodismo de segundo año en la Universidad de Murcia. Conversamos acerca de su trabajo, de sus expectativas de futuro y de sus experiencias en los viajes que ha realizado.

El Periodicum: ¿Cuándo te diste cuenta de que querías ser modelo?

Sara Ruiz: Desde siempre me ha atraído el tema de bailar, de llamar la atención un poco y hacerlo todo… cantar y ser actriz, eso desde pequeña. Cuando veía algún casting, yo me presentaba, pero sin intención de que me fueran a coger y pudiera llegar a trabajar en ello.

E.P.: ¿Qué hizo que te presentaras a tu primer casting?

S.R.: Siempre me ha gustado ese mundo, posar, la pasarela… En cuanto lo vi dije “mamá, preséntame”. Me presenté, pero ya te digo: por probar, simplemente.

E.P.: La familia es muy importante en una profesión como esta. ¿Qué opinan ellos? ¿Te apoyan?

S.R.: Al principio eran más imaginaciones mías que lo que luego me esperaba que podía llegar. Ellos no les daban mucha importancia, pensaban que era de tontería, como una afición. De hecho yo he viajado por mí, en plan “mamá, mira, que me voy”. Cuando les dije que me iba a China me dijeron: “no, tú no te vas” y yo les dije que ya había enviado el pasaporte y que me iba. Si fuera por ellos, a lo mejor no me habría ido, pero una vez allí me han apoyado muchísimo. El facebook de mi madre era todo mi currículum de modelo; ella siempre lo ponía todo (risas). Confían mucho en mí, aunque nunca pensé que lo harían.

E.P.: ¿Llevas algún tipo de dieta? ¿Haces ejercicio?

S.R.: Toda mi vida he hecho ejercicio constante. Últimamente he parado un poco y estoy empezando otra vez porque debo ponerme más en forma, y respecto a la dieta procuro llevar una dieta equilibrada, como creo que debería llevar todo el mundo y no comer tonterías, pero no llevo una dieta estricta, ya que no nos la suelen exigir.

E.P.: ¿Quién es tu modelo a seguir en esta profesión?

S.R.: Mi modelo a seguir como TOP es Gisele Bündchen, porque es una diosa para mí (risas). Porque en un principio la negaban en las agencias, le decían que no, y luego “flipas”. También la modelo española que ahora está triunfando, Blanca Padilla.

E.P.: ¿Conoces a alguna modelo famosa? ¿Has coincidido con ella en algún desfile? Si es así, ¿quién?

S.R.: Alguna modelo famosa muy reconocida no, pero cuando he estado en Madrid sí he coincidido con alguna chica que allí en Madrid tiene más fama y hace alguna campaña, tipo Zara… Cuando estuve en Milán también conocí alguna chica que es poco conocida en España, pero allí tiene un nombre.

E.P.: ¿Por qué decidiste estudiar periodismo?

S.R.: Realmente no lo sé (risas). Va un poco encadenado al mundo que me gusta, la televisión, pasarela… Me tiró más por eso, no porque fuese mi vocación.

Sara Ruiz González. Foto: Instagram Sara Ruiz.

Sara Ruiz González. Foto: Instagram Sara Ruiz.

E.P.: ¿Nunca antes habías vivid0 fuera de casa? Milán fue tu primera experiencia, cuéntanos que tal.

S.R.: No, nunca antes había vivido fuera de casa… Bueno, antes de Milán estuve en Madrid unas dos semanas probando, pero como primera experiencia se podría decir que fue Milán; estuve un mes y medio fuera. La verdad que fue muy raro: al principio me sentí muy sola, sin mis padres ni amigos… Allí te vas y sí, puedes tratar con gente, pero es complicado conocer a alguien de confianza, alguien a quien contarle tus cosas… Pero luego fue mejorando. Conocí gente y pasó super volado; al final un mes y medio no es nada. Allí el mundo de la moda es muy complicado, hay muchísima competencia, muchas chicas increíbles. Es una de las capitales de la moda. Entonces es una competencia muchas veces mala, pero aun así yo lo disfruté, fue increíble. Tampoco trabajé mucho, ya que fue la primera experiencia, pero pienso volver.

E.P.: ¿Cómo fue trabajar en el extranjero? ¿En qué cambió tu vida?

S.R.: Mi vida ha cambiado por completo, desde que he empezado a viajar, mi personalidad, mi forma de ver las cosas ha cambiado totalmente. Me he independizado, acabo de llegar de China y no puedo estar en mi casa, es una locura (risas). Como te digo ha cambiado todo, mis planes de futuro, viajar me ha roto todos los esquemas; estoy súper feliz y quiero seguir viajando muchísimo más tiempo, aprovechar al máximo esta oportunidad.

E.P.: ¿Has trabajado con diseñadores de reconocido nombre?

S.R.: En Milán estuve trabajando para Roberto Cavalli y en China trabajé con algún diseñador italiano y francés, no sé si aquí son reconocidos. Al comienzo, si no pegas el “boom”, es complicado trabajar con diseñadores reconocidos. En Milán trabajar es un espectáculo y en China es una locura, hay que trabajar como “chinos” (risas). Lo llevan todo muy cronometrado: hay que posar como máquinas y de forma muy rápida.

E.P.: ¿Tienes pareja? Si es así, ¿cómo fue el estar separados?

S.R.: Sí tengo, desde hace cuatro años. Bien, la verdad es que fue bien, porque ya llevábamos mucho tiempo y él desde siempre me ha apoyado con todo. Al fin y al cabo son solo dos meses separados, y a mí me viene bien tener mi espacio, me gusta estar sola.

E.P.: Con respecto a China, supongo que el cambio fue mayor, ¿por qué?

S.R.: Porque China es totalmente diferente: la cultura, la gente, la ciudad, es otra mentalidad opuesta a la europea, los chinos son muy raros (risas). La ciudad es, sinceramente, fea, y la gente muy antipática. Además el clima con la contaminación es horrible; es más difícil adaptarse, pero al fin y al cabo era lo que yo quería, irme allí sola.

E.P.: Al principio tu estancia en China fue dura. ¿Qué sentías en esos momentos? 

S.R.: Al principio perdí el móvil. Fui allí sola, las chicas no son muy simpáticas porque son tus contrincantes, además eran rusas -no les puedes pedir mucho más (risas)-. La rivalidad, es decir, que las chicas no te traten bien, te afecta más allí porque estás sola. Me sentí fatal, solo me quería volver, pero me esperé y las cosas mejoraron. Además, yo soy una persona muy positiva y siempre me quedo con lo bueno.

E.P.: ¿Te fuiste allí sin trabajo?

S.R.: Claro, yo tengo allí una agencia de Pekín y ellos me mandan a los castings, hasta que me sale trabajo, pero yo no voy con nada seguro, voy a la aventura; si sale bien y si no, me vuelvo.

E.P.: ¿Qué tal llevaste el vivir sola? Tener que cocinar, lavar…

S.R.: El vivir sola no fue tan difícil. En mi primer viaje sí fue más complicado: no sabía hacer nada, ni cocinar ni lavar ni nada literalmente, pero ya en China ha sido diferente, ya tenía la experiencia anterior.

E.P.: ¿Y llegar a casa y que no estuviera tu familia?

S.R.: En el sentido de estar sin mi familia, al principio es raro, pero al poco tiempo me adapté a ello. Al fin y al cabo me fui también para estar sola un tiempo, así que no fue muy duro, pero igualmente se echa de menos.

Sara Ruiz González. Foto: Instagram Sara Ruiz.

Sara Ruiz González. Foto: Instagram Sara Ruiz.

E.P.: ¿Te llevas buenos amigos de allí? ¿Y no tan buenos quizás?

S.R.: Amigas, en dos meses, puedo decir que me llevo una de verdad. Pero sí que he conocido gente que me ha aportado mucho y espero volver a coincidir en otro viaje. Y, bueno, en este mundo lo que más se conocen es, no enemigas, pero sí gente sin muchas ganas de hacer amistades. Si algo he aprendido es a saber a quién tener cerca y a quién no.

E.P.: ¿Hablabas chino o aprendiste ahí? ¿Es tan difícil como dicen?

S.R.: Ojalá hablase, todo sería mas fácil (risas). Pero sí, aprendí algunas palabras sueltas para poder comunicarme un poco con la gente, ya que allí no se habla inglés. Lo típico: cómo comunicarme con el taxista para ir al trabajo y volver a casa, en el supermercado y poco más.

E.P.: Respecto al trabajo, ¿qué diferencias notaste en cuanto al método de trabajo en España o en Europa en general?

S.R.: Bueno, la frase de “trabajar como chinos” es totalmente cierta. El trabajo allí está súper estructurado, súper cuadriculado y el tiempo desde que se empieza hasta que se acaba se aprovecha pero bien (risas).

E.P.: ¿Cuál sería la experiencia más importante o que más te haya llenado de tus viajes?

S.R.: Bueno, la pregunta más difícil yo creo. Es imposible elegir un momento entre tantos. Solo me quedo con las experiencias completas; tanto lo bueno que me ha pasado como lo malo me ha ayudado a aprender y a crecer y a llegar hasta donde he llegado. Pero si tuviera que elegir, para mí desfilar en la Fashion Week de China es algo que nunca imaginé que llegaría a hacer.

E.P.: Dime tu momento más feliz profesionalmente hablando.

S.R.: Recién llegada a Beijing, llena de ilusión, antes de comenzar mi primer desfile de la Beijing Fashion Week.

E.P.: Y por último, ¿cómo te ves en un futuro? ¿En una pasarela o trabajando como periodista?

S.R.: La pregunta que nunca sé cómo contestar… No sé cómo me veo, tampoco quiero imaginármelo, pero ojalá sea encima de una pasarela.

Aquí os dejamos el Instragam de Sara por si queréis echar un vistazo a sus fotos: @sararuizgonz.

Creo que ha quedado reflejado en sus respuestas unas cualidades imprescindibles, a mi parecer, en esta profesión: la sencillez y la naturalidad. Desde aquí sólo podemos desearte la mayor suerte del mundo en tu trabajo, y ojalá consigas todas tus metas y sueños.

CC BY-NC-ND 4.0
Entrevista a la modelo murciana Sara Ruiz González por María González González está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas