Zander, la “poser shop” de Murcia

  • Un discreto local de Murcia centro copa el mercado regional de las prendas con más “hype”, junto con sus diseños originales
Foto: María del Mar García Mazón

Foto: María del Mar García Mazón

Seguro que a todo el que le guste la moda y haya visto a algún famoso con cierta prenda que le ha gustado, y ha querido comprarla, se habrá topado con la realidad de no poder encontrarla disponible en España. Hablo de tendencias a nivel mundial como el merchandising del Purpose Tour de Justin Bieber, o de la gira de Kanye West, así como marcas al alza últimamente, como AntiSocialSocialClub. Aquí es donde entra en juego Ángel (alias, Capitán Aldrin) para rellenar ese vacío en la oferta de moda murciana. En su pequeño y discreto local cerca del Campus de La Merced, se pueden encontrar tanto las tendencias de moda urbana que más dan que hablar, como los diseños originales de la tienda, sin olvidar la sección vintage, que es renovada con cierta frecuencia. Y es por esto que el propio Ángel define la tienda como una “poser shop”, ya que, según sus palabras, “vende lo que se lleva: el postureo”. Decidimos hablar con él para entender un poco mejor la esencia de esta tienda tan particular:

El Periodicum: ¿Qué es eso que tanto se ve ahora por las RRSS de “Zander Squad”?

Ángel: Zander Squad es lo que representa Zander: la gente que viene aquí, que compra, que nos conoce… eso es lo que nos representa.

E.P.: El producto más polémico que has vendido.

Ángel: El producto más polémico que vendí en verdad no se vendió, que era la camiseta de Trasher, porque nosotros hacemos aquí un montón de ropa que está de moda, pero que no la encuentras en España, como  Antisocial o el Owsla de Skrillex que estoy haciendo ahora, pero con Trasher tuve la grandísima mala suerte de que fue una moda muy fuerte que estaba también aquí en España y a los skaters eso les toca la patata. De hecho, retiré el producto, hice un comunicado donde explicaba que nunca iba vender esa camiseta, pero se lo tomaron mal y hubo problemas: me reventaron el letrero, tuve peleas, e hicieron incluso una cuenta de Instagram para meterse conmigo.

E.P.: Imagina que mañana te casas con tu novia, pero en la Iglesia te obligan a casarte en “zapas”. ¿Cuáles elegirías?

Á.: Buenísima pregunta… Con las de Mcfly de Regreso al Futuro, las Nike Air Mag. Pero bueno, me voy a casar disfrazado de Darth Vader, así que tampoco es una cosa muy rara, ¿sabes? (risas).

E.P.: ¿Con qué marca harías una colaboración?

Á.: Con Defend Paris; es lo que más se asimila a lo que yo vendo: rollo oscuro, urbano, macarrilla; me gusta mucho la marca.

E.P.: Una prenda que nunca te pondrías

Á.: Nunca voy a decir que no me pondría nada, porque hace dos años no me hubiera puesto nunca jamás una chaqueta de Tomy Hilfiger y ahora están sacando una ropa ellos mismos, guapísima, espectacular, y me he quedado un poco “trastornaó”, así que nunca voy a decir que no me voy a poner nada, porque al final me lo pongo.

E.P.: Qué outfit te pondrías para:

Ver a tu suegra.

Á.: El primer día que vi a mi suegra estaba en calzoncillos en la habitación de mi novia, así que todo lo que me ponga a partir de ahí va a ser mejor.

Para pinchar en Travieso Club (Moss).

Á.: Una sudadera de Zander; siempre me pongo algo de aquí.

Ir a la Iglesia.

Á.: No voy a la Iglesia ni en las bodas; me quedo en el bar de enfrente, así que imaginate.

E.P.: ¿Cómo surge el nombre de Zander y la tienda en sí?

Á.: Surge por Thunderstruck, la canción de ACDC, pero ese nombre estaba ya trilladísimo y decidimos “extrapolarlo” al español como suena, tal cual.

La marca surgió en principios del verano de 2015, por David Sánchez y Sergio Locubiche; uno sigue siendo socio mío y el otro se desvinculó. Lo pensamos en hacer para vender única y exclusivamente en verano, en festivales y tal, pero como funcionó, pues acabamos montando una tienda.

E.P.: ¿Tienes algún competidor en la cercanía?

Á.: Competidor real de lo que yo hago no tengo absolutamente nadie, lo único que tengo es algo que se asemeje a lo mío, como puede ser Flamingo Vintage o el Carril de las Palmeras que sí venden productos de segunda mano. Pero las Palmeras vende vintage puro y duro, años 60/70 y yo vendo de los 90, que es más urbano, más “príncipe de Bel-Air”, y en eso Flamingo también es bastante de mi rollo, y me llevo muy bien con ellos.

E.P.: ¿Aún no se ha quejado Justin Bieber de que vendas merchandise del Purpose Tour?

Á.: No, de hecho soy el fan número uno de JB en España. Hoy he visto en la tele que había chicas acampando un mes antes de su concierto. Si lo llego a saber, me voy yo un mes y medio antes sabiendo el dinero que me está dando Justin Bieber.

E.P.: Tu cliente más especial.

Á.: El más especial es Antonio “El Portugués”, que no es cliente. Era un hombre que vivía en la calle hace seis meses y tenía problemas con el riñón y gracias a los dioses del Olimpo, se ha puesto bien, y ahora por la calle se pasea con su móvil, con su música y llamando a su familia a Portugal, y eso es lo más bonito que me ha pasado aquí en la tienda. Ese hombre es el p%to rey de Zander Squad.

E.P.: ¿A quién no te esperabas vistiendo tu ropa?

Á.: A SweetFlow. Nunca me hubiera imaginado que llevaría una camiseta Zander (risas).

E.P.: ¿Cuánto tiempo crees que durará el postureo?

Á.: El postureo siempre va a estar. Zander es una tienda de postureo y eso lo tenemos todos claro de principio a fin. Yo vendo moda, y si la moda mañana es llevar pantalones de campana de pana, yo tendré que llevar pantalones de campana de pana. Hace 4 años yo llevaba los pantalones ajustados pitillo, rollo leggins, y todo el mundo me decía que era gay y, ahora mismo, Bershka está vendiendo esos pantalones a 18 € como si fueran churros.

E.P.: Una marca a la que le quemarías todas las tiendas.

Á.: Dejame pensar… Electrodomésticos Cánovas. Nunca me ha llegado a convencer; estoy en desacuerdo con su política de venta.

E.P.: Dime una de ropa, por favor, que esto es para moda y, si no, el editor va a flipar un poco.

Á.: (Risas) ¡Eliminaría Springfield! ¿Por qué sigue habiendo tiendas Springfield en España? No lo entiendo. ¿Cómo puede haber gente que compre todavía en Springfield? Yo cuando era pequeño iba a Kiddy´s Class y a Springfield, ¿pero ahora, tío? ¿Quién compra ahí?

E.P.: ¿Y de qué tienda tendrías una filial?

Á.: De Moschino. Lo que pasa es que es muy cara. Me gustaría tenerla en un sitio donde la gente tenga dinero, como Tokio o París, porque en Murcia yo creo que no vendería ni una prenda a la semana; ahora, también es verdad que si vendo una prenda a la semana, tengo el negocio hecho.

E.P.: ¿Qué le dirías a Jeremy Scott si te lo encuentras?

Á.: Sinceramente no le diría nada. No soy un fanático. Me haría ilusión, pero tampoco haría cola para hablar con él (menos con Justin Bieber; ya hemos dejado claro que esperaría un mes y medio para hablar con él).

E.P.: Ahora imagina que entra Amancio Ortega a la tienda y te dice que se va a llevar una prenda tuya para venderla en Zara. ¿Cuál le darías?

Á.: Le daría la de “COME MIERDA”, con un mensaje muy directo hacia él; seguro que lo entendería.

En el centro, la susodicha camiseta de "COME MIERDA", con la cara del archiconocido narcotraficante (Pablo, no Amancio). Foto: María del Mar García Mazón

En el centro, la susodicha camiseta de “COME MIERDA”, con la cara del archiconocido narcotraficante Pablo Escobar. Foto: María del Mar García Mazón

E.P.: Cambiando la cara de Pablo Escobar por la suya, ¿no?

Á.: Exacto. En vez de la cara del patrón, pondría la cara del patrón español, que es el capo de la mafia más grande de España.

E.P.: Después de toda la movida con la camiseta de Trasher, imagina que te llama el editor de la revista y te ofrece ser el distribuidor oficial de su ropa en Murcia. ¿Qué harías?

Á.: En verdad, yo nunca he estado en desacuerdo con que la gente tenga una pasión por Trasher, pero estoy segurísimo de que lo que pasó con el director de Trasher ha sido la estrategia más grande de marketing de todo 2016 segurísimo, porque que Justin Bieber y Rihanna se pongan tu camiseta y tú hagas un comunicado de la noticia de que el director de Trasher diga que no los quiere ver vistiéndola ha sido la estrategia de marketing más grande que ha habido en la ropa desde hace muchos años, porque se han multiplicado las ventas de una manera increíble.

Pero yo no vendería Trasher porque el producto más caro de mi tienda vale 35 €, y eso es lo que vale una camiseta básica de Trasher. A mí me encanta estéticamente, pero yo en la p$ta vida me gastaría 80 € en una sudadera Trasher.

E.P.: Entonces defiendes una política de precios asequibles.

Á.: Más que de precios asequibles… llamémosla política del día día, que es que voy viviendo al día; tampoco puedo ahorrar porque no tengo unas ganancias brutales. Si vendiera como Trasher, que les cuesta producir una suddadera 4 € y la venden a 80, pues tendría una política muy buena, pero en ventas yo vivo al día a día.

E.P.: Adelantos de próximos productos.

Á.: Para esta navidad voy a llenar la tienda de ropa, y algo que nunca he hecho, que es hacer una tirada grande de todos los productos que tengo aquí en la tienda, porque normalmente hago 6 unidades de cada producto porque me gusta ser un poco exlusivo en eso. Cuando se venden vuelvo a hacerlo, para que no haya demasiada gente con la misma ropa, pero esta navidad, por comodidad y para que mi cabeza se relaje un poco, voy a traer bastante stock, ya que el año pasado fue bastante bien.

E.P.: Para terminar, un consejo para aquel que quiera abrir una tienda de ropa.

Á.: El mejor consejo que he escuchado yo para un negocio es la frase de un americano que decía que si él tuviera un solo dólar en el bolsillo, 90 centavos los invertiría en publicidad. Con eso te quiero decir que yo, cuando abrí Zander, prácticamente la mitad del producto lo regalé, y es la misma política que hace Hawkers, que para darse a conocer regaló casi todo su producto y al siguiente año reinvirtieron los beneficios en publicidad y, así, en dos hizo 16 millones de euros de caja. Por eso, la mejor política es que si estás viendo dinero a corto plazo, no lo gastes ni lo ahorres, cógelo todo y vuelvelo a invertir; regala producto e invierte mucho en publicidad, porque si no, no vas a vender, seguro.

E.P.: Gracias por tu atención.

Imagen de perfil de Raúl Izquierdo Pujante

Raúl Izquierdo Pujante

Estudiante de 1º de Doble Grado en Periodismo e Información y Documentación. Deporte como vía de escape. Pasión por la música. Necesidad nata de expresar mi opinión.

CC BY-NC-ND 4.0
Zander, la “poser shop” de Murcia por Raúl Izquierdo Pujante está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas