Bienvenido, septiembre

Se acaba. Termina la época del año que más nos gusta disfrutar y con ella muchos de nosotros terminamos nuestro descanso. Finaliza el verano.

Podemos ir despidiéndonos de todas aquellas playas afrodisíacas en las que tanto nos ha gustado descansar. La arena ya no se nos va a pegar más en la piel y el sol no va a apretar tan fuerte sobre nuestras cabezas, que descansaban acostadas en alguna toalla con diferentes colores y estampados. Decimos adiós a todos esos chiringuitos, como los de las playas de Bahía o Bolnuevo de Mazarrón, a los que hemos ido para tomarnos una cerveza fría a la orilla del mar o un vaso de tinto que parecía que te devolvía la vida. Dejamos atrás la “operación moreno” y el color que hemos conseguido es el que mantendremos durante cierto tiempo, hasta que llegue el frio invierno y volvamos a ponernos blancos como el papel, aunque unos más que otros. Las mangas cortas empezarán a ser tapadas por las noches por chaquetas finitas que nos abriguen un poco, porque seguro que, si eres de algún pueblo, tienes la costumbre de ir a un parque con amigos y pasarte la noche con agua y pipas cotilleando sin parar hasta las tres de la mañana. Y, claro está, a esa hora ya refresca.

Chica tomando el sol. Foto: María Carrillo Rubio.

También cerramos todos esos clubs y discotecas que tanto nos gustan, en los que nos hemos pasado todo el verano yendo casi todos los fines de semana a tomar unas copas y echar unos bailes. Y quedarnos hasta el “mañaneo”, hasta que cierra. Así que toca despedirlos con sus últimas fiestas y decir adiós a sitios como Maná San Javier, Maccäo, Baly Club, Velera, Varazú… y si veraneabas algo más lejos, o simplemente te apetecía una fiesta increíble, Velice, Trips o Marmarela.

Después de este tiempo de descanso, cuesta pensar que dentro de muy poco tiempo estaremos volviendo a la rutina. A ir a clase todos los días, a pisar nuestra facultad y a hacer esas prácticas que nos gustan tanto (con mucha ironía) y que los profesores nos mandan semana tras semana. Además, si vives lejos del campus universitario, seguramente ya estarás pensando en el transporte público para ir y volver, como el tranvía de Murcia, en el cual luchas para tener un asiento los quince minutos de trayecto hasta llegar, o el autobús, cuyo recorrido parece interminable. Y si a eso le sumas que, si debes mudarte al centro de la ciudad, tienes que ir pensando en el alquiler del piso, en pagar el primer mes, en ir a recoger las llaves, en pasar por sitios como Cable Murcia para poder tener internet…  se te hace un poco agobiante el regreso.

Pero tranqulidad, que cuando una discoteca se cierra, se abre un bar. Y las tascas de la ciudad de Murcia ya están de vuelta también. Así que los jueves podremos seguir escapándonos a sitios como Luminata Disco o Bar, Parabarap, Flou, Menos Cuarto, Maraña, Íberos, Desperados… Eso sí, ver amancer, por desgracia, se acabó, que algunos los viernes tienen clase y luego vamos con el ojo pegado. Como mucho, pasaremos por las pequeñas pizzerías cercanas para comer algo antes de volver a casa.

Pero no todo es tan malo, ya que, aunque haya que volver al trabajo, la vuelta a la universidad también tiene sus cosas buenas, como, por ejemplo, el reencuentro con los amigos. Ese momento en el que todos os volvéis a ver el primer día de clase y comentáis algún momento del verano en el que habéis coincidido en una fiesta, en los morenos que están algunos, en los diversos cambios de otros…

Sea como sea, o como nos esté sentando que el verano acabe (a algunos mejor y a otros peor), es otra nueva etapa que abrimos y, aunque no nos convenza del todo empezarla, seguro que estará cargada de nuevas experiencias y grandes momentos.

Oficialmente, septiembre ha llegado.

Imagen de perfil de Carmen Romero Román

Carmen Romero Román

Estudiante del Grado de Periodismo en la Universidad de Murcia. Amante del cine y la lectura. Sabemos que hemos leído un buen texto cuando este nos entra por la vista, pero es capaz de tocarnos el alma.

CC BY-NC-ND 4.0
Bienvenido, septiembre por Carmen Romero Román está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas