El fútbol español, descuidado por los suyos

La liga española registra las peores entradas de las tres grandes ligas europeas según la clasificación UEFA.

 

RCDE Stadium. Fuente: marca.com

RCDE Stadium. Fuente: marca.com

 

Aunque en estos tiempos de fútbol moderno, donde mandan las empresas de televisión, nos quieran hacer creer que el fútbol es para los espectadores que están desde su casa, con su sofá y su cerveza viéndolo, no es así. El fútbol es de los aficionados. El fútbol es de aquellos luchadores que desde la grada defienden a su equipo, que presumen de él y que lo colocan por delante del Real Madrid o del Fútbol Club Barcelona; que reservan un hueco en su fin de semana para acudir al estadio a ver a su equipo, sin importar los kilómetros y el frío que tengan que pasar. Estos, señoras y señores, son los verdaderos aficionados del fútbol y a para los que va dirigido.

Si en algo somos pioneros los españoles, es en poner excusas. El precio de las entradas, los malos horarios, que tu equipo juegue un viernes o un lunes… es cierto que son excusas con fundamento, pero si queremos luchar contra ellas, tendremos que predicar con el ejemplo y acudir a los campos de fútbol.

Estacio del Levante con una pobre entrada. Vía granotas.net

Estadio Ciudad de Valencia. Fuente: granotas.net

Erramos en favorecer a la audiencia de la televisión de otros lugares del mundo y, por si fuera poco, lo hacemos de mala manera, porque ellos quieren ver espectáculo. Y en los espectáculos siempre hay muchísimo público, como ocurre en cualquier evento deportivo americano o partido de fútbol de las grandes ligas europeas.

Y es que, ¿cuántas veces han escuchado la frase “la liga inglesa es la mejor liga del mundo”? Hoy en día es de lo más normal escuchar eso en cada tertulia, con amigos o con gente en un bar. Bien, pues a continuación les daré la receta mágica de por qué es así: sus aficionados.

fuente rcdm.es

Iberostar Estadio. Fuente: rcdm.es

Si hay algo que sin duda ha hecho crecer tanto a la Premier League, es el aforo casi completo en la mayoría de estadios cada fin de semana. Es el ambiente lo que te hace atractivo un partido donde hay dos equipos de mitad de tabla que, con todo el respeto del mundo, no juegan a un pimiento. De esto es, quizás, de lo que más tengamos que aprender en España si queremos que el fútbol crezca, pues existe un claro contraste. Les daré un ejemplo:

En el partido de la jornada 37 entre el Getafe C.F. y el Sporting de Gijón, partido vital a final de temporada donde ambos se jugaban la permanencia en la Primera división, se vendieron 12.772 localidades. En Villa Park, Birmingham, Inglaterra, el equipo local, el Aston Villa, que está matemáticamente descendido, se enfrentó al Newcastle United con una asistencia de 33.055 personas. ¿Descubren alguna diferencia a simple vista?

vía flickr.com

Estado Villa Park. Fuente: flickr.com

¿Ustedes creen que el fútbol no tiene repercusión aquí? ¿No seremos capaces de llenar los estadios? No creo que sea así. Cualquier persona puede llegar a estas claras conclusiones: las políticas económicas de los clubes que poco piensan en la gente con las entradas y el flaco favor que hace la liga con los horarios provocan el desánimo de los aficionados locales, que a su vez resta atractivo a la retransmisión televisiva. Todo ello lleva a una menor inversión de capital extranjero en el fútbol español, por lo que hay menos posibilidades de que existan sorpresas como la del Leicester City en Inglaterra, por dar un ejemplo.

Por tanto, deberíamos hacer autocrítica y pensar que la estampida de estrellas y dinero a la Premier League, en gran parte, la provocamos nosotros, que preferimos sentarnos en casa a ver el partido en vez de disfrutar el partido en las gradas.

CC BY-NC-ND 4.0
El fútbol español, descuidado por los suyos por Victorio De Haro Hernández está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas