“El Periodista Indeseable” de Günter Wallraff

El periodista alemán Günter Wallraff

Foto: Google imágenes

Reseña:

Portada del libro El Periodista Indeseable

Foto: Google imágenes

Günter Wallraff es un periodista de la Alemania federal dedicado en profundidad al periodismo de investigación. Conocido como “periodista indeseable” por todos aquellos a los que perjudica con sus investigaciones, Wallraff emplea una peculiar forma de llevarlas a cabo: el cambio de identidad. De este modo, el periodista se entrometerá en toda clase de injusticias y corrupciones. En esta situación, Wallraff se siente moralmente obligado a encontrar un auditorio, aunque sea infringiendo las leyes. Se trata de un periodista completo que ejerce lo que, en esencia, implica el periodismo. La elección de sus temas, su compromiso personal y su talento de actor le permiten romper los mecanismos cada vez más perfectos de manipulación. Wallraff con su técnica se desliza y se incrusta en la piel de sus personajes, víctimas de algún tipo de abuso o deshonestidad. No se contenta con dar una gran audiencia a unos hechos poco conocidos, sucede también que descubre algunos hechos cuyo secreto es celosamente guardado. No se conforma con ver y escribir; quiere sentir lo qué pasa por las entrañas de sus personajes, de las personas sobre las que escribe: quiere experimentarlo “desde dentro”. Con este procedimiento se reúnen en el libro una selección de los insólitos reportajes de Günter Wallraff.

 

Valoración personal:

Sin duda, es la mejor forma de hacer periodismo que he descubierto hasta ahora. Creo ciegamente que los periodistas están aquí para hacer algo honesto, una labor de ayuda justa y honrada; y aunque no siempre sea así, sigo sosteniendo mi confianza en el periodismo. Confío en los buenos periodistas, en aquellos que ejercen su profesión por un bien común, en los que no intentan lucrarse a cambio de nada e informan a pesar de todo. Confío en los periodistas transparentes, que miran con desprecio la injusticia y ven en su vocación o profesión una manera de luchar contra ella. Aunque no nos lo creamos, aún existen; sólo hay que dejar a un lado los tópicos y fijarse en los rasgos personales, en el fondo: ahí es donde se crea el buen periodista.

Günter Wallraff en el centro, a los lados Walraff disfrazado

Foto: Google imágenes

Comparto los ideales que sostiene Günter Wallraff: “Trátese de hechos conocidos o no hay que arrancarlos de la sombra para hacerlos públicos, hay que intentar difundir la verdad sobre ese sistema de anarquía, de desorden y de enriquecimiento personal a expensas de los demás. Describir, tomar conciencia, denunciar, transformar. El crimen tiene un nombre, una dirección y una apariencia física”. En definitiva, Wallraff ofrece a los débiles el valor de asumir la defensa de sus propios intereses; es la voz de los oprimidos. Por ello, el periodista es fundamental en estas situaciones; debe estar ahí, escribiendo la palabra de los que por miedo o por presión callan.

Creo que pocos han hecho periodismo como lo realizó este señor: preparándose personajes, caracterizándose como ellos, entrenando concienzudamente su papel… No muchos periodistas serían capaces de llevar a cabo una investigación de la manera en la que la llevaba Wallraff. Al fin y al cabo, llevaba razón: “no hay mejor manera de contar algo que habiéndolo vivido”. Así es como se tomaba sus reportajes, quería escribir a través de la voz de su propia experiencia. No se conformaba con ver, escuchar y saber; no estaba de acuerdo con lo que le contaban, él quería vivirlo.

Sin duda, hacen falta más periodistas como Günter Wallraff: transparentes, con talento, honrados, valientes y colmados de compromiso personal que les impulse a romper cualquier método de manipulación. Creo que como decía Heinrich Bool: “Hay que crear cinco, seis, ocho, una docena de periodistas indeseables.”

Günter Wallraff y la marca del diario alemán Bild

Foto: Google imágenes

CC BY-NC-ND 4.0
“El Periodista Indeseable” de Günter Wallraff por Sandra García está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas