Ella

Llega la primavera y ella empieza a sacar sus vestidos de vuelo; y sus piernas juegan con el bajo mientras camina y deja tras de sí un aroma a crema recién echada después de una ducha caliente. Se pasea por la calle con el pelo suelto, tan juguetón en todos los sentidos, tan libre como debería ser todo su ser.

La curva más característica y hermosa que tiene no es el culo, por mucho que sea donde normalmente la gente se fija, sino la sonrisa que conlleva ese sentimiento que todos perseguimos en nuestra vida llamado felicidad.

A ella le han dicho desde hace mucho tiempo qué debe y qué no debe hacer, a qué puede y a qué no puede dedicarse. Que su tiempo debe dirigirse a ser una chica con amplios conocimientos de literatura, música, bordados y diseño. Y que, por supuesto, no debe mostrarse más, sino menos, porque algún día un hombre tendrá que desposarla y esa es la mayor aspiración que puede tener.

Foto del día internacional de la mujer. Imagen: imagenescool.com

Foto del día internacional de la mujer. Foto: imagenescool.com

Después la pasaron a la cocina, a la casa y a cuidar de los niños. Un día se levantó, hizo mucho ruido y pudo trabajar, pero obviamente no en lo que quería, y mucho menos con el salario habitual. La maternidad pasó a ser un peligro en vez de un privilegio, porque la podían llegar a despedir.

Pero ella no se rendía. Continuaba su lucha incansable. Y desde entonces no ha podido parar.

Ella ha sido violada, discriminada, abofeteada, maltratada y desde luego, tildada de ser “el sexo inferior“.

Pero de inferior no tiene nada. Ella es valiente, en todos los aspectos.  Y aunque haya pasado una serie de acontecimientos que ningún ser humano lo bastante cuerdo dejaría que le sucedieran a nadie, ella sigue sonriendo.

No necesita de nadie ni de nada para mantenerse y mucho menos para ser feliz. Logra todo lo que se propone porque es autosuficiente. Y tiene más coraje que muchas personas que hay en este mundo.

Ella puede sola, es fuerte. No necesita ser rescatada por nadie. Aparta las películas Disney de tu cabeza, porque esa princesa tan delicada que te han enseñado esconde una guerrera y una luchadora en su interior.

Y no sé si lo que asusta es ese simple hecho o que realmente es aterrador para el ser humano que ella llegue a conseguir sus propósitos.

Pero, ¿sabéis qué? Ella es la única persona capaz de dar la vida. Sin ella estáis perdidos.

Ella es la mujer y hoy no solo es su día: lo son los 365 del año.

A ver si las cosas buenas empiezan a ser un coñazo, si las zorras son solo un animal y los ovarios empiezan a ser vistos como el valor.

Por un mundo con más derechos y menos prejuicios.

Imagen de perfil de Carmen Romero Román

Carmen Romero Román

Estudiante del Grado de Periodismo en la Universidad de Murcia. Amante del cine y la lectura. Sabemos que hemos leído un buen texto cuando este nos entra por la vista, pero es capaz de tocarnos el alma.

CC BY-NC-ND 4.0
Ella por Carmen Romero Román está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas