Hacienda no somos todos

  • ¿Cómo que Hacienda no somos todos? Pero, entonces, ¿nos mienten los anuncios de la televisión que hace el Gobierno? 
Imagen de una oficina de la Agencia Tributaria. Foto: DeFinanzas.com

Imagen de una oficina de la Agencia Tributaria. Foto: DeFinanzas.com

Pues sí. Ni todos somos Hacienda, ni aquellos anuncios que vemos por la televisión, donde observamos a un señor haciendo la declaración de la renta feliz, son verdad; estas dos cosas no podían estar más alejadas de la realidad.

Para ilustrar lo que viene a continuación vamos a empezar con un dato y es que en España, las cantidades defraudadas a Hacienda se encuentran entre los 60 000 y 80 000 millones de euros. Esto nos da una pista de que el título no iba tan mal encaminado y, a fin de cuentas, no todos somos Hacienda.

¿Cómo puede ser que tal cantidad sea defraudada? Pues bien, si estamos atentos a la televisión, son numerosos los casos de fraude que aparecen cada semana. Sin ir más lejos, esta semana se ha descubierto que Hacienda investigaba a Cristiano Ronaldo, el delantero luso del Real Madrid, por posible evasión de impuestos, junto a otros futbolistas como Neymar o Eto’o. Nos podemos ir a otros futbolistas ya condenados como Messi, delantero del F.C. Barcelona, condenado por un fraude de más de 4 millones.

Pero no solo los futbolistas están salpicados por fraudes fiscales; también nos podemos encontrar casos como el de Rodrigo Rato. Si supiéramos todos los personajes públicos que, o bien, tienen alguna cuenta en un paraíso fiscal, o bien, utilizan diferentes estrategias para eludir a Hacienda, nos sorprenderíamos.

Parece que los que más pueden aportar a Hacienda no ponen mucho de su parte para contribuir.

Pero, dejando a un lado estas excepciones, vamos con la mayoría de la población, la gente de a pie.

A priori, muchos nos podríamos considerar “limpios”, seguramente, diríamos: “nosotros pagamos nuestros impuestos escrupulosamente”. Pero ahora os pregunto, ¿cuántas veces hemos oído esa famosa frase de “la factura sin IVA, ¿no?” Yo, por lo menos, muchas veces. ¿Alguna vez alguien ha contestado: “No, yo con IVA”? Muy bien, pues esas personas seguramente se excusarían en dos afirmaciones:

La primera: “No, si yo ya pago suficiente a lo largo del año, ya me sangran a impuestos, por un par de facturas no pasa nada”. Puede ser que ese par de facturas no sean de importancia para Hacienda, pero cuando son miles las facturas, entonces sí.

La otra excusa será: “Si ellos no pagan, ¿para qué lo voy hacer yo?”. Bueno, este argumento ya no se sostiene por sí mismo, no necesita ni explicación.

Después de todo lo anterior y ver cómo nos hacemos creer que contribuimos a Hacienda, pero que esto en realidad no es así, toca la parte importante. ¿Para qué sirven todos estos impuestos? Pues todos estos impuestos que pagamos a lo largo del año sirven, entre otras cosas, para cubrir los gastos las distintas administraciones públicas. Esto es que si, ahora mismo, alguno de nosotros se pone enfermo, puede ir a un hospital a que los médicos le diagnostiquen y, en caso de que fuera necesario, usen las distintas máquinas para hacer radiografías, ecografías, etc. Si nosotros no pagáramos impuestos, los costes de todo este proceso ascendería, seguramente, a cientos de euros. Y no solo eso, los impuestos cubren otros servicios básicos como el de limpieza, que permite que nuestras calles estén limpias o que las vías estén asfaltadas; el de educación, que asegura un nivel mínimo de estudios entre los ciudadanos, y otros tantos servicios.

También, hay que decir que en el sistema político actual, muchos fondos públicos son robados o se sobrevaloran para el lucro de unos cuantos, pero esto, quiero pensar, son algunas excepciones.

En resumen, tuya es la elección de intentar regatear el pago de impuestos, pero, en mi opinión, si así lo decides, no tendrás ningún derecho a quejarte de los servicios públicos.

Imagen de perfil de Alberto Cambronero Escobar

Alberto Cambronero Escobar

Estudiante de periodismo en la UMU. En mis ratos libres intento hacer de este mundo algo mejor. Mejorando cada día.

CC BY-NC-ND 4.0
Hacienda no somos todos por Alberto Cambronero Escobar está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.