La gran estafa de las eléctricas

Foto Impuesto al sol. Fuente: http://www.certificadosenergeticos.com/impuesto-energia-solar-peaje-respaldo

Foto Impuesto al sol. Fuente: http://www.certificadosenergeticos.com/impuesto-energia-solar-peaje-respaldo

No podemos obviar que durante las pasadas vacaciones tuvimos un clima insólito en el país. A tal punto llegó la situación que se consiguió ver lo hasta entonces inimaginable por cualquier ciudadano joven, y es que, después de 34 años, la Región se tiñó de blanco. Pese al disfrute de los ciudadanos, que salimos a la calle a ver cómo todo se inundaba de pequeños copos de nieve, otra cosa estaba a punto de suceder…

No solamente Murcia se tiñó de blanco, sino que todo el país, es más, toda Europa tuvo una de las mayores olas de frío experimentadas en años. Pero, como todo en la vida, una acción o situación conlleva unas consecuencias positivas y negativas. Y es que, el 18 de enero, fue el día en el que en España se alcanzó el pico de precio de la luz, con más de 92 euros el megavatio durante las 8 y 9 de la noche. Es decir, durante el periodo en el que más necesitado de calor estaba, el ciudadano comprobó la frialdad del ser humano. Y mientras en los telediarios se hacían eco de la solidaridad de los diferentes ayuntamientos con los más necesitados, al proporcionarles víveres y alojamiento, las compañías eléctricas estaban a punto de vulnerar los derechos de aquellos ciudadanos cuyas rentas a duras penas les permiten llegar a fin de mes: aquellos héroes cotidianos que sustentan una familia con un sueldo básico o una pensión mísera.

Las compañías eléctricas se excusan diciendo que, en un clima como el acontecido, no existían condiciones meteorológicas con las que poder almacenar recursos para no encarecer el precio de la luz. Yo digo que es muy fácil excusarse y llenarse los bolsillos subiendo el precio en un momento en el que se sabe que todo el mundo va a consumir más electricidad por razones de supervivencia. Se alude a la falta de recursos energéticos del país, pero, mientras tanto, se pone un “impuesto al sol”. ¿Cómo no le van a faltar recursos energéticos a un país en el que cualquier optativa ecológica y viable, que puede acabar con el monopolio de las grandes eléctricas, se ilegaliza y sanciona?

Pero, pese a esto, se sigue votando al partido de siempre, esperando cambios como siempre. España, el país del sol, no aprovecha sus propios recursos para beneficiar a aquellos altos cargos elegidos a dedo en las presidencias del monopolio de las eléctricas que se ha creado.

Imagen de perfil de Wendy Dávila Chilpi

Wendy Dávila Chilpi

Estudiante de periodismo de la Universidad de Murcia. Aficionada de la escritura, la fotografía y todo lo artístico.

CC BY-NC-ND 4.0
La gran estafa de las eléctricas por Wendy Dávila Chilpi está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas