La tecnología en la educación de los niños

  • Cada vez es más común ver a niños pequeños usando las nuevas tecnologías

El progreso de la tecnología en el siglo XXI se desarrolla a una velocidad alarmante. Las nuevas tecnologías, tanto en Hardware como en Software, nos permiten disponer de múltiples medios para obtener información, trabajar, entretenernos, comunicarnos, etc. Sin embargo, la sociedad actual no hace un buen uso de la tecnología. No hace falta ser un experto para fijarse en que muchas personas están enganchadas a sus smartphones. ¿Cómo se desarrolla una etapa tan importante como la infancia en un entorno como este?

En la actualidad es cada vez más normal ver a niños usando las nuevas tecnologías. Foto: faros.hsjdbc.org/

En la actualidad es cada vez más normal ver a niños usando las nuevas tecnologías. Foto: faros.hsjdbc.org/

Los adultos suelen pensar que una tablet o un smartphone puede ser útil para la educación de los más pequeños, y no están muy equivocados. En muchas escuelas de diferentes Comunidades Autónomas ya se usa la tecnología para la educación de los más pequeños, en concreto, pizarras eléctricas, ordenadores y proyectores hacen que se evolucione hacia una educación más interactiva, dejando de lado la típica clase magistral y abriendo un amplio abanico de posibilidades con las cuales se pueden dar clases que despierten la curiosidad de los niños. Sin embargo, a la hora de inculcar a los más pequeños el uso de las nuevas tecnologías, debemos imponer unas barreras para que ellos puedan controlarse y no acaben siendo adictos a las mismas.

Una de las barreras que debemos imponer es la edad. Debemos dejar que los niños descubran por sí mismos algo que les guste, cualquier tipo de deporte, la música, la escritura, el teatro, etc. Este tipo de actividades, además de ofrecer una buena alternativa en cuanto al entretenimiento, fomentan múltiples valores en los niños, y les enseña a moverse en un entorno que desconocen. También puede ayudarlos a descubrir una actividad que los apasione. La tecnología debe quedar relegada para un ámbito de edad que circule entre los 8 y los 9 años, edades en que los niños tienen mayor conciencia de sí mismos y algo más de responsabilidad.

La segunda barrera es el tiempo. Tanto con las actividades como con la tecnología, debemos delimitar el tiempo para que los más pequeños aprendan a organizarse. Apuntarlos a muchas actividades solo provoca que terminen agotados; un correcto manejo de la tecnología y de las actividades hará que los más pequeños se encuentren más cómodos.

Por último, lo más importante de todo es que enseñemos a los niños la forma correcta de usar la tecnología, buscar información, ofrecerles métodos de entretenimiento (juegos, cine), etc. Un correcto manejo de la tecnología hará que, en la época de la evolución hacia la adolescencia, puedan interaccionar con ella de una forma más sencilla y responsable.

No podemos cerrarnos al ámbito tecnológico en un mundo en el que todo progresa continuamente. Tan solo con el correcto uso de las nuevas tecnologías, podemos enseñar a los niños a informarse, entretenerse y comunicarse para así desarrollar sus habilidades en dicho ámbito. Sin duda alguna, el desarrollo de otro tipo de actividades -tanto físicas como mentales- pueden completar este desarrollo que será útil para ellos en un futuro.

Imagen de perfil de Juan Francisco Fernández de Gea

Juan Francisco Fernández de Gea

Adoro la cultura en general,desde el cine, pasando por la literatura,hasta el mundo de la animación, los videojuegos, etc. Poeta a tiempo parcial en Efecto Placebo. Estudiante de Periodismo.

CC BY-NC-ND 4.0
La tecnología en la educación de los niños por Juan Francisco Fernández de Gea está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas