“No olvidamos”

José Castaño y Fuentes Yepes.

La mañana del 28 de octubre, la población murciana era conocedora, a través de un periódico local, de la acción que el Ayuntamiento había tomado sobre la conocida Cárcel Vieja. El titular decía: La “nueva” Cárcel Vieja tendrá una plaza peatonal y una cafetería. Uno de los datos más curiosos es que se empleará para ello más de cinco millones de euros. Lo sé, al parecer no hay cosas más importantes en las que emplear tan grandioso capital. La educación y las pensiones, por poner un ejemplo muy popular, van tan bien en Murcia que el alcalde decide que es mejor invertir en cosas,que vamos a calificar, de poca transcendencia.

La misma mañana del 28, concretamente a las 11:00, la Asociación Para la recuperación y Defensa de la Memoria Histórica de Murcia-Tenemos Memoria, MHMU-Tenemos Memoria, realizaron la apertura de las puertas de dicha institución. Esta asociación, tiene como fines compensar el trato desigual que recibieron y aún reciben hoy las víctimas de la sublevación militar, de la Guerra Civil, de la represión franquista y de la Transición “democrática”. Sí, las comillas las he introducido yo; a buen entendedor, pocas palabras bastan.

Remontémonos un poco hacia atrás. Estamos hablando de un patrimonio cultural que funcionó como centro penitenciario desde 1929 hasta 1981. ¿A qué estamos jugando? Yo, como ciudadano activo, no era conocedor y no quiero jugar. ¿Qué se está pretendiendo? Está bastante claro. Yo no estaba ahí, pero no olvido. Quizás tú tampoco estabas, pero tus antecedentes estuvieron en aquella época. Quizás alguno de ellos fue testigo o víctima de los crímenes del Régimen Franquista. No sólo quieren derruir piedras y años de trabajo, sino nuestras memorias. Al menos, sabemos que las conciencias de los que aprueban todo este tipo de actos descansan en paz. Las memorias de los republicanos caídos no lo hacen.

José Castaño, maestro de la II República y preso durante el Franquismo, nos cuenta: “las memorias (de los muertos) no son reconocidas. Deberían serlo. El país, en estos días, aún busca dónde está enterrado el cuerpo de Federico García Lorca; uno de los más grandes poetas que ha existido. Espero que las cosas no se olviden; para evitar que se repitan los hechos tan lamentables que nos acaecieron. Es mi única ilusión”.

¿Soy al único al que le duelen estas palabras? Yo soy conocedor de bastantes hechos de aquella terrorífica época y me emociona ver cómo una persona que ha vivido aquello tiene que vivir momentos y actos como los actuales. José Fuentes Yepes, padre de Fuentes Zorita, también, estuvo presente en el acto.

Al igual que el señor José Castaño, sólo espero que no se borren de nuestra mente acontecimientos tan banales como los que comentábamos anteriormente. Espero que me sea posible pasar todos estos conocimientos a mis descendientes. Quizás no pueda pasear con ellos y enseñarles la Antigua Prisión de Murcia; pero sí podré mostrarles los nombres de las más de 300 personas que fueron asesinadas; porque eso nunca será eliminado.

Imagen de perfil de Antonio Fuentes

Antonio Fuentes

Estudiante de Comunicación Audiovisual. Futuro director de cine y periodista. Los animales son amigos, no comida. Leer, escribir, oír y visualizar.

CC BY-NC-ND 4.0
“No olvidamos” por Antonio Fuentes está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Noticias relacionadas